viernes, marzo 07, 2008

Por aclamación popular y calidad...

Hoy es un día señalable para mi pequeño blog. Inicialmente había tres series que tenía intención de comentar con asiduidad, estas eran: One Piece, Berserk y Hajime no Ippo. De la primera escribo reseñas casi semanalmente, pero de Berserk no he escrito ninguna debido a que en el último año se han publicado apenas unos diez capítulos y la calidad de estos es más bien deprimente, de Hajime no Ippo escribo cada vez que finaliza un combate, pero eso basicamente constituye una o dos entradas al año. Así pues, hoy una serie va a tomar el relevo de ellas. He considerado Fairy Tail, pero se parece demasiado a One Piece y además es tan buena que acabaría haciendo una entrada a la semana, ritmo que considero agotador. Así pues, he elegido la otra serie cuyos capitulos espero cada vez que salen las raws. Así pues, esperando la colaboración de otakulogan, jeparla, raistilin e incluso valkano....

Claymore 78: Las guerreras rebeldes I

Claymore no es una serie original y tampoco es una serie dotada de un grafismo espectacular, pero tiene dos grandes bazas; la primera es su autor: Norihiro Yagi sabe muy bien que contar y además tiene un gran sentido del ritmo y de la narrativa; la segunda es que la historia sencillamente tiene una fuerza y una contundencia adictivas. Lo que diferencia a esta historia de muchas otras del montón es que su autor ha conseguido siempre un ritmo perfecto de la historia, las batallas nunca son demasiado largas y la historia siempre avanza. El hecho de que disponga de 30 páginas por capítulo le da un margen que otros mangakas no tiene y, como en el caso de Full Metal Alchemist, ese margen hace que la historia se desarrolle con mucha mayor fluidez. Este capítulo es una nueva muestra de esta última cualidad del manga. La lucha contra la revelada ha durado un sólo capítulo, uno sólo de 18 páginas habría sido quizás demasiado corto y dos no habrían plasmado bien la imagen de fuerza que el autor quería transmitir. Todo esto consigue también que la serie no crezca demasiado en tamaño, pues Claymore no parece tener historia para sostener 30 tomos y en este caso se cumple aquello de que lo bueno si es breve, dos veces bueno.
Este es un capítulo de mero lucimiento para las protagonistas. Desde que comenzó esta segunda parte sólo habíamos intuido la fuerza de las siete renegadas que ahora constituyen el grupeto protagonista, era el momento de mostrarlo y Agatha no tenía otro fin en la historia. Evidentemente habría sido excesivo que esta demostración hubiera sido contra Riful pues ella Isley, Priscilla y Alicia estan destinados a ser los enemigos finales de la serie (posibles alianzas y despertares al margen). Esta número 2 era perfecta para mostrar la fuerza de Clare, Miria y cía. Y Yagi nuevamente ha superado mis espectativas al hacer que hayan sido las siete Claymores juntas las que la han derrotado. Esto sirve para dos cosas: las tres "anónimas" no son tan inútiles como podríamos haber temido después de que se quedaran en la retaguardia cuando encontraron a Riful, han participado en la batalla como cualquier otra y han sido útiles. Y esta demostración de trabajo en equipo y compenetración además abré las puertas al infierno en el futuro, esta bien que Clare o Miria no hayan podido eliminar a toda una número 2 sin despeinarse, cuando en el futuro se enfrenten en solitario a números 1 todo cambiará mucho.
El capítulo es espectacular y fardón como es habitual en Claymore, la chulería y confianza de sus protagonistas y el hecho de actuar siempre en el último momento es algo que no me gusta demasiado pero que al encontrarnos todavía tan cerca del principio -en páginas- de la serie queda bien y no resulta demasiado rayante. Este tipo de acciones fuerzan mucho el guión, pero creo que hay cierto margen de maniobra para el mangaka y que pueden ser utilizadas durante los primeros veinte tomos, ya después corren peligro de ser demasiado clichés y repetitivas. No obstante. Además, en el caso de esta serie los personajes siempre han sido chulos y prepotentes (recordemos que Clare no ha cambiado nada, ya era así cuando era el número 47).
No obstante, este capítulo, aunque sea una gozada y un regalo para los fans, no deja de ser un puro trámite. Los detalles más interesantes de este capítulo no se encuentran en la lucha, si no en las reacciones de Galatea y Miata. Los próximos capítulos seran muy interesantes de cara a ella. Galatea es una aliada potencial de las siete, pero es también una mujer de increible personalidad y vistas las particularidades que ahora arrastra su personaje y los vínculos que se han forjado entre las siete proscritas del Norte no veo clara su incorporación. Miata no les atacará, sería demasiado repetitivo y este extraño personaje esta empezando a mostrar una sensata cordura; el monstruoso poder de Clare y Miria la retiene, y creo que ahora que tendremos paz y que sin duda hablaran con ellas las palabras entre Clare y Galatea, la rebelación de las siete como las guerreras que salvaron a Clarice en el Norte o el "afecto" que los habitantes de la ciudad Santa mostraran hacia las Claymores en lugar del habitual desprecio harán a este par replantearse su situación actual. El título del capítulo ya marca que nos encontramos ante la primera saga "crucial" de esta segunda temporada, y curiosamente carecerá de combates.

13 comentarios:

Raistlin dijo...

Lamentablemente a mi todavía me queda un rato para seguirla al día...

Lo último que vi fue el final del anime, y todavía no he empezado con el manga. Me quiero poner al día pronto, que la serie desde luego lo merece, y desde luego, los tomos de Glénat caerán.

eter dijo...

No te falta mucho. No he terminado de ver el final del anime y esa parte en la que se le iba la pinza. Pero, tras la batalla del Norte, apenás se suceden un par de sagas -y todas ellas no demasiado importantes- en el manga. Precisamente este capítulo que he comentado marca más o menos el final de esta primera gran saga de esta segunda parte que no tiene como fin otro que no sea el de reubicar a todas las protagonistas y explicar la nueva situación del mundo. Objetivo que Yagi esta consiguiento de manera impecable.

Carboanion dijo...

Bueno... Yo estoy comprando los tomos en castellano, así que estas reseñas no te las leo, que de aquí a que pueda leer los capítulos y comentarte algo, se me habrá olvidado qué contabas :P

OtakuLogan dijo...

Bueno, después de mis pesimistas comentarios en los posts de One Piece no esperaba ver mi nick en una entrada, xD.

A mi lo que me atrae de la serie son las Claymores en sí, como bien dices todas sus personalidades están impregnadas de chulería, pero en el resto de cualidades son muy diferentes, y lo más importante en una serie, me resultan muchas de ellas carismáticas (y eso lo es todo en una historia; ya pueden contar lo más tonto del mundo que si lo protagoniza Darth Vader mucha gente va a ir a verla). En especial el grupo que han formado Miata y Clarice me encanta, estoy impaciente por ver que rol van a jugar a partir de ahora en la serie.
Al otro lado de las Claymores están los abisales (y la mayoría de despertados), que no me resultan tan interesantes, sobretodo en su forma de monstruo. Se parecen mucho entre ellos (ataques con una especie de tentáculos de tiras...) y son como los malos cutres de Bleach, monstruos que hablan en plan: "voy a destrozarte, me encanta desayunar vísceras..." y demás (si lo dice una Claymore tiene su sentido, pero un despertado...).

Párrafo misterio. Por una parte me pareció leer en un número anterior que Alicia y Beth ya no estaban en activo, asi que supongo que debí entenderlo mal. Pero entonces quizá haya sido un error mostrar tan rápido a las números 3, 4 y 5, elimina la expectación de verlas. Por otro lado, Raki. No sé por dónde va a salir el autor; no creo que haya pasado 7 años con Isley sin darse cuenta que Priscilla no come ni crece, pero por otro lado, ¿es factible que haya escapado?
Lo que sabe Miria, otro punto. ¿Esperará hasta verse en las últimas para contarlo? ¿La organización creó a los Yomas, o algo similar?

Respecto al capítulo en sí, me ha gustado. Es normal que haya necesitado la ayuda de todos, quedó claro que ahora mismo no pueden contra un abisal y la número 2 despertada quizá no sea una abisal, pero no está tan lejos. El próximo capítulo será muy interesante, porque como comentas Galatea tiene que aclarar su posición (podría explicar porqué abandonó la organización) y espero además ver la reacción de Clarice y Miata (que no me resulta tan clara; Clarice muestra en ocasiones un gran sentido común y en otras carece de él; quizá intenten llevarse a Galatea, aún con Miata tan herida).

Otro cosa, comparación con Berserk. No sé que decir, acabo de comenzar con la serie; pero mi hermano ya me ha dicho que prefiere Claymore. La verdad es que Berserk promete (la introducción de cada capítulo del anime me tiene muy intrigado), pero depende mucho más de la historia que Claymore y eso finalmente le puede hacer bajar.

Último comentario. Los que siguen la serie al día, ¿con que fansub lo hacen? Yo lo hago con Clamp Faqnsub. Les agradezco que lo hagan, pero es que en ocasiones no entiendo una mierda de lo que cuentan ("... de la nada paradas un grupo de Claymores se reunen..." o "... y se convirtió en un pináculo...", forma de decir que se convirtió en abisal -si se llaman así a los despertados más fuertes...-).
Y por otro lado, que la versión española la haga Glénat... jamás contribuiré al negocio que traduce "kuchiyose no jutsu" y "summoning" por "técnica del hechicero". Imperdonable.

eter dijo...

carboanion, en verdad no te falta mucho. El manga de glenát va por el capítulo 74 (creo) y aquí analizó el 78. El final del tomo 13 -Spoilers- es Miata y Clarice llegando a la ciudad Santa... y todavía no han salido de ella.

otakulogan, je, tus pesimistas comentarios de One Piece son largos y bien explicados, es una gozada verte comentarlos aunque tu opinión sea algo distinta a la mía.
A mi de los personajes de Claymore me gusta como pasan de ser personajes al límite a formar pequeños lazos entre ellas y recuperar y afianzar su humanidad. Todas son algo diferentes, pero todas tienen el mismo miedo a los demonios de su interior y se han dado cuenta de que el freno a ellos es precisamente potenciar su humanidad, y que esto se consigue con -por muy cursi que parezca- amigos.
En cuando a Raki... bueno, supongo que se habrá acabado fugando. Ahora mismo Claymore esta muy bien porque él no esta. La historia de amor, siendo crucial para Clare, no está excesivamente bien desarrollada (tiene valor que entendamos más lo que Clare siente por Raki por medio de Theresa y su flashback que por ella misma). En todo caso, la esperanza de que Raki sea un claymore "macho" todavía perdura.
Y sí, hay mucho interés en ver los caminos que eligen Galatea y el tandem Miata-Clarice. Yagi ha sido lo bastante hábil en esta segunda parte como para que no sea obvio. Aunque espero que el título de esta minisaga indique algo.
Berserk es mucho mejor que Claymore. Claymore me encanta, pero la veo una versión "compacta" de la serie de Miura. Aquella tiene mejor trama, mejor dibujo y mejores personajes. Ahora mismo lleva un par de tomos de capa caída (y se nota porque además va a una media de capítulo cada cuatro o cinco semanas), pero lo que sentí leyendo su decimotercer tomo esta muy lejos de poder ser provocado por Claymore.
Particularmente lo seguía en ingles, aunque en castellano me gusta la versión de tanoshii.

OtakuLogan dijo...

¿Ves factible Raki medio yoma? Yo no, Yagi hizo a Isley diestro con la espada para que Raki no tuviera que dar ese paso, o asi lo entiendo yo. Y que se fuge no es tan fácil como parece, ¿por qué iba a dejarle Isley hacerlo? Priscilla empezaría a agobiar con lo de encontrar a sus padres y se le acabaría llendo de las manos... ya veremos que pasa.
Respecto a Berserk, veremos... el dibujo (sin ser el estilo que me gusta) es mejor y la historia esta por ver. Los personajes... Gatsu era tu preferido, pero ninguno por ahora me ha llegado (me encanta el arquetipo "amigo oscuro" y Griffith por ahora no me llama especialmente).

eter dijo...

Raki medio yoma seria algo muy forzado, estoy de acuerdo. Pero la escala de poder esta ya muy desequilibrada y a no ser que sea un "Miata en macho" poco va a poder hacer si no se hace medio monstruo. En todo caso, temo la llegada de ese momento.

Y bueno, ya veras conforme avanza Berserk, pero si te gusta el concepto de "amigo oscuro"... entonces vas a disfrutar porque no hay palabras que mejor definan el Gatsu-Griffith.

OtakuLogan dijo...

Tampoco ha quedado muy claro si los yoma normales son muy poderosos o no (solo en Rabona hubo un enfrentamiendo contra soldados humanos y era un devorador voraz), porque una de las cosas extrañas del mundo de Claymore es que parece no abundar los guerreros normales... pero si no son tan fuertes, y Raki puede defenderse de ellos, no le veo ninguna posibilidad definitivamente a Raki- yoma.

Pero me pasa como a ti, y ya me pasó también con Naruto en el caso Orochimaru- Sasuke: el guión plantea una situación que tarde o temprano se tiene que solucionar (aparición de Raki) sin encontrar ninguna salida que me guste (porque claro, tampoco es el plan de que Raki vuelva y sirva para llevarle la mochila a Clare)...

eter dijo...

Frente a Yomas normales si tendría alguna posibilidad, estos son fuertes y tienen triquiñuelas pero creo que un "gran guerrero" si puede apañarselas contra ellos. El problema es que los rivales ya no son yomas normales, son seres del abismo y revelados de nivel parecido, y contra ellos Raki puede hacer poco más que estorbar por mucho que Isley le haya enseñado.

Suele pasar cuando la historia crece más que los argumentos. En Naruto, ya que lo citas, esta bien al principio el hilo argumental de Sasuke para ayudar a crecer al protagonista, pero si no se resuelve pronto es algo que suele irse de las manos (Naruto es una buena prueba de ello). En Claymore tenemos ese peligro todavía más acentuado, pues Raki volvera hecho un hombreton de buen ver -aunque la especialidad de Yagi no sea el dibujo masculino- y fijo que tenemos rollo amoroso entre él y Clare (recordemos que ya le pegó un buen morreo cuando se despidieron sin que se explicara muy bien ese arranque pedófilo de la Claymore). XD

OtakuLogan dijo...

También has dicho que no ves más de 20 tomos a Claymore, asi que Raki también podría quedar para el final. Me parece muy difícil porque el entrenamiento con Isley supongo que se incluyó por algún motivo, pero no habría problemas con el nivel que mostrara Raki.

A mi personalmente los saltos temporales no me gustan nada de nada; es una oportunidad para introducir cambios importantes y crear nuevas incógnitas al lector, pero también cambia el concepto original por el que seguías la serie y suele ser un cambio a peor. En Claymore no ha quedado mal (en Naruto en mi opinión tampoco, pero eso ya es otro tema), pero ha creado el problema de Raki y las obvias preguntas que después provoca cualquier cosa: ¿lleva Riful 7 años buscando alguien que sepa leer el yoma? ¿No dijo la organización que con Alicia acabaría con los dos abisales? ¿Soy yo o los hombres de negro de la organización no han envejecido desde que Clare era pequeña?

eter dijo...

Hombre, yo creo que el salto en Claymore esta muy justificado por dos razones:
-Clare, Miria y cía tuvieron excusa para desertar y además subieron de nivel exponencialmente.
-Raki sera "un hombre" y podrá liarse con Clare (esto no me gusta nada, pero creo que todos estamos resignados a ello)

No obstante, el concepto de tiempo es muy relativo en esta serie. Nadie tiene prisa y el único movimiento apresurado que hemos visto fue el de Isley contra Luciela, y fue para evitar que Luciela y Riful descubrieran la verdadera fuerza de Priscilla y se aliaran contra ella. Recuerda a Rafaela por ejemplo, facilmente pudo esperar 50 años para acabar con su hermana.
Y con respecto a las preguntas que lanzas... no creo que Priscilla tenga especial interes en nada, y esto ata también a Isley; Riful lleva tiempo buscando a alguién bueno leyendo energía, Galatea era toda una número 3 y Clare ya era por entonces muy fuerte, pero esta parece una modalidad muy complicada de luchar para las Claymore y no creo que haya muchas; y los ancianos siniestros que no envejecen... esa si es una buena pregunta, de hecho son -para mi- el mayor enigma de esa serie.

OtakuLogan dijo...

Ese un punto de vista; yo veo sospechoso que todo empiece a moverse cuando vuelvan a aparecer Clare y compañía (como en FMA, si Ed o Al no hacen algo el mundo esta parado). Además, eso de avanzar... se supone que Clare ya estaba al límite.
Yo hubiera apostado por Rafaela y alguien más persiguiendo a las 7. Pero bueno, con el salto no ha quedado nada mal.

Respecto a Raki, diría que no te cae bien el personaje, xD. Yo aún le recuerdo diciendole a Priscilla: "yo sé cocinar muy bien".
Ya veremos que pasa, por ahora es más un hermano para Clare que otra cosa. El paso lógico parece ir en otra dirección pero no lo veo claro...

Una última pregunta: ahora que Rafaela esta muerta (presuntamente), ¿es posible que la ex- número 2 (la del brazo de Clare) este viva y le quede algo por hacer?

eter dijo...

Hombre, no dejan de ser mangas -y shonnen en particular-. Como hemos comentado otras veces, sólo la obligación de enganchar al lector con los primeros capítulos ya fuerza mucho las cosas y da una seria puñalada a cualquier coherencia argumental... y más aún en mangas que tienen una historia principal tan marcada como Claymore. No obstante, yo veo más "desencadenante" a Miria que a Clare (sus investigaciones y demás), Clare será decisiva al final pero personajes como Miria y Galatea ya estaban con la mosca detrás de la oreja. Pero... sí, no puedo negar que tienes razón.

RAki... bueno, es un personaje que temo más que odio, porque tiene todas las papeletas del mundo para destrozar la serie. Yagi, de momento, lo ha escondido lo máximo posible a fin de que no se notara demasiado el desequilibrio de fuerzas y la evidente debilidad que supondrá para Clare en el futuro. No obstante, en la única gran saga en la que aparece, contra Ofelia, estuvo muy bien. En fin, rezo porque no se lien y que, como tu dices, siga en un rol de "hermano".

Me gustaría volver a ver a esa mujer de cuyo nombre siempre me olvido, pero lo veo difícil, la verdad.