jueves, noviembre 06, 2008

El dia que no pasó nada

Claymore 85 - Guardianas de la hermandad.

Los próximos capítulos y la importancia que adquiera Dietrich lo diran, pero la primera impresión que produce este capítulo es la de un gigantesco relleno. No es, ni mucho menos, un mal capítulo; son 30 páginas que se leen con una pequeña sonrisa de complicidad en la cara, pero el ritmo esta muy lejos de ser el de otros pasajes de la serie. La actitud de Yagi es comprensible, aún nos estamos recuperando del salto temporal y Yagi esta disponiendo de una forma mucho más seria y ambiciosa un gigantesco tablero en el que no quiere que nada suceda al azar. Me parecería un error que Clare se enfrentara a Riful inmediatamente o que Priscilla reapareciera de la noche a la mañana, y afortunadamente el autor parece estar introduciendo todos estos elementos gradual y uniformemente, conduciendo simultaneamente todos los hilos de la historia. No obstante, todo esto que seguramente nos garantize unos capítulos sublimes en el futuro, esta dando como resultado unos capítulos innegablemente flojos últimamente. Llevamos demasiados capítulos en los que se ha profundizado demasiado en la trama y en los que la acción ha sido bastante inexistente. Además se ha dividido al grupo principal en varios subgrupos y ello inevitablemente ha complicado la narrativa.
Así pues, este es un capítulo que podríamos considerar de mini-salto temporal. Yagi ha dado por cerrada la escena entre Clare y Rubel, dándole a la primera suficientes pistas como para que pueda tomar rumbo hacia la guarida de Riful y allí se desencadene un pequeño y divertido pandemonium. Y para dar sensación de paso de tiempo entre estas revelaciones y sus consecuencias, Yagi regala una escena de protagonismo a Helen y Deneve. Dietrich es una número ocho sorprendentemente poderosa. El nivel de las "un dígito" bajó mucho con la presentación de las número 3 y 5, creo que con Miata, Dietrich y Rune, pero aún así me resulta extraño y creo que la purga de Claymores del Norte y la reconstrucción de la institución es algo que Yagi no ha sabido llevar correctamente. Dietrich es interesante y muestra una inteligencia y una personalidad que apuntan a una secundaria bastante carismática, no obstante su importancia en la serie es todavía una incógnita. Pero siendo sinceros Dietrich y su batalla son absolutamente transparentes en este momento de cara al lector, ese gran dúo que componen Helen y Deneve acapara todo el protagonismo. La pendenciera Helen y la aparentemente-sobria -pero-más-pendenciera-todavía Deneve llegan cada una de las viñetas de este capítulo con su simple superioridad y seguridad frente a Yomas y Claymores y, sobre todo, con esa sincera amistad y ese puro compañerismo que existe entre ambas.

13 comentarios:

erGuiri dijo...

Por lo menos se ha visto acción!

Kururin dijo...

Aunque me deje bastante indiferente y se parezca demasiado a Berserk (que lleva ya unos cuantos tomos de capa caída) el caso es que este shônen me lo trago. No es nada del otro mundo pero para leerlo de forma pasiva yo creo que está bien. Y para que a alguien tan raro como yo le guste ya es mucho.

Voy por el 13, si me da el venazo puede que pille el 14 mañana, por lo que no estaría demasiado lejos de por donde la llevas tú, no?

Un saludo, y de nuevo, perdón por el off-topic.

eter dijo...

erguiri, y de la buena, ver a Helen saltando y gritando "hora, hora, hora" como una loca es impagable XD

kururin, particularmente me encanta. Es un shonnen muy divertido y fácil de leer, y además tiene un agradable aire de fantasía y épica medieval que es dificil de ver en el manga. Naturalmente no es Berserk... pero en los últimos años me ha hecho disfrutar bastante más que la serie de Miura (el 280, el último gran capítulo, se publicó hace casi la friolera de 3 años, ha llovido mucho...)

El tomo 13 acaba en el 73, con el tomo 14 supongo que avanzaras 3 o 4 capitulos más (sin contar los extras). Más o menos terminarás un miniarco de acción... luego vienen unos 5 o 6 en los que el autor esta sentando las bases para esta "segunda temporada".

Xesu dijo...

A mí Helen y Deneve me encantan. Yagi las va perfilando cada vez más y mejor y comienzan a ser queridas por el lector. Es algo que no sé si es bueno o malo en una serie como Claymore pero personajes con personalidad nunca sobran.

Lo de Dietrich coincido en que será una incognita pero parece haber confirmado su presencia durante un tiempo en la serie. No lo veo mal ya que cuando se topen con enemigos de mayor calibre toda ayuda será buena.

Y bueno, a esperar otro mes! >_<

eter dijo...

Hombre, yo creo que han sido queridas desde siempre. Son un par de camorristas alegres, y ofrecen un contrapunto necesario a la perpetua seriedad de Clare o Miria.

Y como dices, a saber lo que pasa con Dietrich... porque lo lógico sería que el siguiente capítulo continuara este hilo argumental, pero no me imagino a Helen y Deneve hablando con esta en una taberna.

OtakuLogan dijo...

Me ha gustado mucho este capítulo, más que los últimos aunque no cuenta gran cosa. Has hablado de las ventajas de los capítulos de 30 páginas, eter; pero también tiene la desventaja de que si solo haces 12 capítulos al año, tienes que avanzar mucho en cada capítulo y cuando no lo haces y te tomas un descanso se nota mucho. Y aún así, a mi me encantan estos capítulos que no fuerzan el avance.
Con Dietrich quizá se haya corregido un error desde el salto temporal, porque aunque Clare y compañía estan medio liberadas es demasiado que le pasen la mano por la cara a cualquier dígito que se encuentren...

eter dijo...

Es un buen capítulo de transición, eso es indudable. Ver a Deneve y Hellen da tiempo a pensar que mientras tanto Clare y cia se han hecho unos cuantos kilómetros a pie. Y evidentemente se lee muy agradablemente ver a este par de pendencieras repartir leña y llevarse una pequeña sorpresa por la fuerza de Dietrich.
El problema de esta nº 8 es que Yagi tuvo mucha prisa por cargarse todo el top-ten de la anterior generación y cuesta creer que de la noche a la mañana hayan salido unas claymore fuertes... más cuando la tercera y la quinta fueron humilladas de mala manera por Rifuy y la 4 es una niña de teta -literalmente-. Con esto cuesta pensar que Rune y Dietrich puedan estar al nivel de una Miria pre batalla del norte.

OtakuLogan dijo...

Si, lo de la tercera y la quinta fue demasiado y es el único pero para lo de Dietrich. Pero no es una generación surgida de la nada, con el salto temporal me extrañaba que no hubiera nuevas combatientes más fuertes. De hecho, se supone que con cada nueva generación el experimiento para plantar cara a los draconianos será más efectivo; es una forma de verlo por el lado que más me conviene, claro, pero sería un error de Yagi dejar a las Claymores rápidamente fuera de esta segunda parte...

eter dijo...

Supongo que puede mirarse así, pero Clare era una claymore muy joven y me sigue escamando que tuvieran recambios para 22 o 23 guerreras. Puede que las de varios dígitos sean morralla, pero aún así resulta exagerado.
No obstante, y a pesar de criticarlas, también hay que decir que la 3 y la 5 se enfrentaron a toda una Riful, y la niña -sin transformarse- ya hacía lo que quería con toda una Galatea.

OtakuLogan dijo...

Es exagerado si pensamos en que Clare era muy débil y entró en las 47 eligidas porque no había nadie más... Siendo más imaginativos y como no se ha mostrado mucho el entrenamiento de Claymores, también puede ser que Clare entrara la 47 porque Rubel presionó para ello y probar así a quién tenía la sangre de Teresa; pero que en realidad existen bastantas Claymores en el banquillo para substituir a las caídas. De hecho se supone que la mortandad entre las 30s y 40s será bastante alto y el enfrentamiento contra Kakuseishas no es tan infrecuente como se pretendía al principio de la serie...

eter dijo...

Bueno, hay entramos en la clásica escalada de poder de los shonnen contra lo que poco o nada se puede hacer.
Si, por ejemplo, Ichigo se hubiera enfrentado a un Hollow fuerte al principio de la serie se habría acabado esta. Aquí series como Naruto -aunque aquí tambien se enfrentaron demasiado pronto a Orochimaru- o One Piece -con Mihawk humillando a Zoro- consiguieron un mejor efecto.
Particularmente creo que esos primeros capítulos de Claymore estaban condicionados -como todas estas series- a la incertidumbre, a partir del flashback de Teresa ya comenzó la cosa a mejorar notablemente.
No obstante, incluso con el caso de Clare hemos visto exámenes de entrada y otras claymore aspirantes. Yo creo que, sencillamente, Yagi se paso "eliminando" Claymores en la criba final de la primera temporada y que habría sido más coherente haber mostrado a una número 5 y 6 y no a toda una 3, porque las dos pardillas que se nos mostraron poco podían hacer ante una Galatea y una Rafaela.

OtakuLogan dijo...

Hemos visto el exámen de Clare pero no se ha mostrado si hay muchas Claymore en el centro o no, y eso es importante de cara al futuro también. De todas formas estoy de acuerdo en todo lo que has dicho en este último mensaje.

eter dijo...

Clare es la más joven de todas, en este capítulo mismo dicen que lo de ellas, luego parece que no ha envejecido mucho desde que recibió la sangre de Teresa.
Creo que fue un error de Yagi hacer esta contextualización, le da más margen para crecer como protagonista, pero chirría un poco argumentalmente. Supongo que aquí hay que dar por válida tu teoría de que Rubel interferió para que entrara pronto a fin de ver que tal se manejaba una chica con "1/4 de demonio" en lugar de la mitad habitual.