sábado, febrero 22, 2014

El miedo del protagonista

Luigi´s mansion 2

Con Gamecube se rompió una tradición que señalaba que todas las consolas de la Gran N venían de la mano de un nuevo Mario. En este caso fue el hermano del más famoso fontanero el que inauguró el cubo. Aquel juego, que creo que se notaba también un poco como demo técnica, nunca me ha parecido nada verdaderamente extraordinario... pero Luigi tiene mucho carisma y poco a poco el juego se fue convirtiendo en una obra de culto que pedía una secuela.
10 años después esta llegó a 3DS. La premisa sigue siendo similar a la del juego original, aunque en este caso se han multiplicado por 5 las mansiones, se ha reducido su tamaño y se ha estructurado el juego en base a unas fases muy definidas. La esencia del juego es similar, básicamente hemos de explorar las diversas habitaciones de mansiones, resolviendo el puzle que normalmente cada una de ellas supone y luchando contra los ectoplasmas con nuestra aspiradora sacada de los cazafantasmas. No es un juego de acción y las batallas contra los fantasmas rara vez supondrán un verdadero reto salvo contra los grandes jefes o algún grupo de fantasmas en concreto (en la mejor tradición nintendera los enemigos no supondrán normalmente un reto por su fuerza o por su número, si no porque sólo serán vulnerables a algún tipo de ataque que hemos de deducir para poder acabar con ellos). Es un juego de exploración que bordea el género de los puzles puros y duros; acabar el juego no es especialmente complicado y los puzles que bloquean el avance suelen ser bastante lógicos... es en encontrar todas las joyas ocultas y capturar todos los boos donde el juego presenta sus puzles más enrevesados y sugerentes, donde más requiere de la memoria y la capacidad de asociación del jugador. No es un juego especialmente complicado ni largo en su aventura principal, pero estos retos alargan la vida del juego y la estructura marcada de fases facilita rejugarlo para conseguir estos extras y mejorar nuestra puntuación (aunque aquí tengo que decir que su ritmo tranquilo me parece contraproducente de cara a la rejugabilidad).
El juego dispone también de varios retos para varios jugadores, principalmente en una torre de pisos pseudoaletorios para escalar en compañía y mejorar los records. He probado esta modalidad en solitario, así que no puedo juzgarla demasiado pero me ha parecido entretenidilla.
El juego presenta 5 mansiones distintas, siendo la ambientación de cada una de ellas distinta, y presentando también puzles distintos. El diseño artístico del juego es muy bueno, las habitaciones no se hacen repetitivas -algo que si pasaba en el original- y todo está empapado de un colorido sorprendente a pesar de la temática. Con un marcado y simpático sentido del humor donde los fantasmas rara vez dan miedo y donde el objetivo parece ser humillar al buen Luigi, el juego hace gala de unas animaciones sencillamente alucinantes. La música acompaña bien. Visualmente la única pega que pondría al juego es que creo que abusa de animaciones "simpáticas" o "chorras" cuando Luigi pasa de una habitación a otra para disimular así los tiempos de carga; no son largas escenas, apenas pueden durar cinco segundos, pero en algunas ocasiones se me hacen excesivas y creo que lastran ligeramente el ritmo de un juego que, ya de por sí, es muy pausado.
El control del juego me parece francamente mejorable y constituye uno de los peros más importantes que le pongo al juego. Controlamos a Luigi con el joystick y aspiramos o expulsamos aire con L y R, con X y B miramos arriba y abajo, y con A e Y usamos la linterna normal o la especial para ver rastros de fantasmas. Cuando tenemos que mirar hacia arriba o abajo, y al mismo tiempo usar una linterna o usar nuestra aspiradora el control no resulta todo lo intuitivo que uno quisiera.
Es un juego simpático y entretenido de jugar. Luigi es un personaje que a todos nos cae bien y este es un buen juego que no lo degrada en absoluto. Ahora bien, sea por su duración, sea por su ritmo pausado y el freno que ello supone para su rejugabilidad, no me parece un imprescindible de la consola (al menos en base a su precio oficial). Es un juego recomendable, pero no un imprescindible. Cuando uno recuerde los juegos que ha jugado en la consola, recordará este por su carisma... pero no será este uno de esos juegos por los que recuerde la consola en sí.
Eso si, tengo que decirlo, ESTA FASE ES UNA PUTA MIERDA,
infecta, de lo peor que he jugado en mucho tiempo
Por cierto 3D tiene, y está más o menos bien implementado al ser uno de esos juegos que se mueve sobre un plano bidimensional  con una clara sensación de profundidad. Pero no engañaré a nadie, he jugado practicamente toda mi partida con las 3d desactivadas.

6 comentarios:

Setzer dijo...

Siempre he tenido ganas de probar esta saga, parece muy entretenida.
Supongo que miedo no dará, ¿no?. ¿Hay al menos algún susto puntual, como el piano del Mario 64?

eter dijo...

Bueno, algún fantasma te aparece de repente... pero vamos, sustos sustos... como que no, es más una aventura cómica que de terror.

Yerai Feijoo dijo...

Coincido en que esa fase que señalas es demasiado difícil, y en cuanto al control discrepo, a mi me pareció bien adaptado del de Gamecube, teniendo en cuenta las carencias de 3DS. Para mí un must^^

Angel R. dijo...

Saludos Eter !!!m ¿ No habra reseña de OP 738 ?

sgjoaing dijo...

No me gustó nada el de Gamecube. ¿Crees que este es mejor? Mmmm la cosa es que es un juego que me llama la atención.

Me sumo a Angel R... ¡pero si en OP738 salía Robin muy a ful!

eter dijo...

Yerai Feijoo, el control funciona... pero a mi no me parece demasiado natural, claro que también hay que decir que viene determinado por las posibilidades que ofrece la consola.

Angel R, no, esta semana el autor se tomará un descanso citando a la Jump.

sgjoaing, si no te gustó el de la Cube, este cambia cositas... pero la base en el fondo es la misma y si no te gustó el primero, no te recomendaría este.