jueves, febrero 13, 2014

Hoy presentamos... lecciones de historia con Yang Wenli

La guerra anglo-española de finales del siglo XVI comenzó con la famosa derrota de la Armada Invencible que comandaban Felipe Segundo y Guzman el Bueno. El Imperio donde no se ponía el Sol atacó a los ingleses para asentar su posición en Flandes, pero carecía de la guía de Alvaro de Bazan y las condiciones metereológicas no le fueron para nada favorables. El resultado fue una humillante y triste derrota española. La guerra se prolongaría durante varios años más, y los ingleses tendrían su propia Armada Invencible que sería igualmente desastrosa, y al final la cosa se cerró con los acuerdos de Londres de 1604.

Eso al menos es lo que dice la historia (y la Wikipedia).

Por suerte, Japón está ahí para sacarnos de nuestro error.

¿Qué fue lo que en verdad pasó entonces?

Todo el mundo sabe que en verdad la España de aquella época era en verdad un colegio deportivo donde (principalmente de beisbol) donde los alumnos semielfos sufrían marginación aunque la vicepresidenta del consejo (Juana la loca) pertenecía a esta etnia. Por supuesto, los mejores guerreros de este colegió eran un par de japoneses y una tía con un mecha basado en el tigre-dios Byakko.
Los españoles, guiados por un pacifista y tranquilo Felipe II se enfrentaron a unos ingleses donde la reina Isabel I quería ejecutar a su hermana Maria para recobrar el poder de Excalibur y proteger Avalon, todo ello con la ayuda de un Francis Drake licántropo, un Bacon nigromante, un Ben Jonshon que luego se doparía en Seul 88 y una versión femenina de Shakespeare.
En tal conflicto, por supuesto, jugó un rol importante un destacamento de japoneses encabezados por un nudista feliz que lideraba a un grupo con ninjas, tecnobrujas lesbianas aficionadas a los doujins, mikos francotiradoras, bailarinas eróticas, mercaderes, expertas en debate, descendientes de Juana de Arco, mechas, íncubos, mocos gigantes parlantes y fanáticos del curry. 
Y todo eso lo miraba de lejos el Papa Inocencio I en compañía de la calabaza parlante Galileo.


Comienza así la rseña de esa surreal serie que es..

Kyoukai Senjou no Horizon

Hablando claro, he visto los 26 episodios que componen las dos temporadas de esta serie y NO TENGO NI LA MENOR IDEA DE CUAL ES EL ARGUMENTO. Veamos, la cosa va de que por no se que catástrofe, la humanidad tiene que vivir intentando recrear la historia... pero habiendo ahora mechas, magos y todo tipo de criaturas raras. En esto está la cosa cuando unos japoneses tienen que sacrificar a una robot terriblemente carente de personalidad para seguir los dictados de ese "testamento" por el que se rigen, la cosa es que al presidente de la escuela que gobierna esa fortaleza flotante de Japón no le mola la idea porque quiere salir con la robot, que es algo así como la reencarnación de su novia de la infancia, que murió 10 años atrás y cuyos sentimientos se transformaron en armas para la humanidad. Así pues, rescatan a la robot, la convencen de vivir y empiezan una cruzada para recuperar las mejores armas de cada una de las naciones, que contienen los diversos sentimientos de la robot. O algo así.
Los combates... van desde las hostias puras y duras, a combates con mechas, ¿duelos mercantiles? o debates. Y uno no sabe muy bien porque se enfrentan los bandos o cuales son las condiciones de victoria en cada caso. Ademas la gente cambia de bando con una facilidad pasmosa.
Lo extraño del tema es... que funciona. A su extraña manera, la serie es atractiva y engancha. Algunos de los personajes, sencillamente, tienen mucho carisma y es divertido verlos en acción... aunque esta no se comprenda.
A raiz de como parece que me he ensañado con el argumento de la serie, uno podría pensar que no lo tiene. Eso es erroneo, lo tiene, y de hecho el problema es que la serie tiene demasiado argumento. En un momento dado, al final de la primera temporada, comienzan a enumerar todos los frentes o facciones del mundo... y el protagonista puede tirarse facilmente más de medio minuto enumerándolos. La serie se basa en una serie de novelas ligeras, unas novelas ligeras nada ligeras. Al parece el autor les dio a las guionistas notas para la adaptación, y estas eran varios miles de folios. Hay páginas dedicadas a las novelas donde explican todo, donde se ve todo lo que han cortado u omitido... y sencillamente, el volumen de información es monstruoso. El material original es tan denso que la adaptación es un amalgama de información comprimida. Creo que para entender esta serie uno tendría que ver varias veces cada episodio y tomar apuntes, y luego, al ver el siguiente, repetir el proceso y contrastar la información. 
La serie esta repleta de comedia, echii, reflexiones y acción. La comedia funciona por el carisma de los personajes. El echii es paródico debido a la absurda voluptuosidad de las féminas, las reflexiones son demasiado extrañas para entenderlas y la acción es espectacular a pesar de que uno nunca sepa a que reglas está sometida.
¿Recomendable?
Pues tengo que decir que no. La serie es más rara que un perro verde y, la verdad, no se a quien le podría gustar. A mi me ha gustado, pero me gustan las series raras y tenía curiosidad por ver una en la que los españoles fueran importantes. La serie es divertida y espectacular a su manera, aunque -especialmente durante la primera temporada- uno apenas entiende nada.


8 comentarios:

juan dijo...

Off topicc total, pero del bueno. Han confirmado que van a volver a adaptar las novelas de "La leyenda de los héroes galácticos".

eter dijo...

Noticia que me alegró el día de ayer, y la semana y el mes actual :)

Aunque dudo que la nueva adaptación esté a la altura de la serie original.

Dáin dijo...

Una pequeña errata al inicio del texto de wikipedia, la guerra anglo-española se desarrolló a finales del siglo XVI, no XIV. Pero vamos, introducción genial ayudado por el bueno de Yang (eso es trampa) para explicar lo mucho que se les puede ir la olla a los japos.

Y sí, es prácticamente imposible que lleguen al nivel de la serie original, aunque con que solo sea la mitad de buena yo ya me doy por satisfecho.

eter dijo...

Corregida la errata, gracias por el apunte.

Craig Tassel dijo...

Bueno debo ser de los pocos que la vieron y si no entendia casi nada, pero me gustaba el universo creado, las ideas y los personajes estramboticos (el prota no tanto) la adaptacion debe ser un comprimido brutal segun me dijieron una simple escena como lanzar una flecha era descrita en tres paginas enteras asi que habran sacrificado la mayor parte de la logica y las explicaciones para dar el resultado que vemos y ciertamente es lo mas destacable y original que ha sacado sunrise en mucho tiempo.

eter dijo...

El universo es una pasada, con todos esos frentes, todos esos diseños tan dispares, esos poderes tan raros... las posibilidades de la franquicia son increibles.
Por lo que tengo entendido la compresión es brutal, y no me extraña lo que dices de la flecha porque precisamente la sacerdotisa anda que no hacía invocaciones ni nada XD

Anónimo dijo...

Creo que no has juzgado adecuadamente este anime. Si no estas familiarizado con la saga a la que pertenece (esta es solo una de sus partes), es normal que no la entiendas ni te enteres.
Lo que comprendo es que, como serie individual, no hace apenas esfuerzo en que te enteres de las cosas que ya deberías saber. Y puede que sea un punto flaco de la serie. Pero aún así creo que la has criticado de más por ignorancia tuya. Felicitaciones, fuiste tú quién me la descubriste.

eter dijo...

Sí, me quedo una crítica bastante negativa.
Es una pena, porque la serie es carismática como ella sola, pero tiene el claro problema de que las novelas son muy densas. Me gustaría vivir en Japón para leerlas bien (no soy muy de leer en el pc).
Sin embargo tengo que decir que como anime no funciona. Puede funcionar como publicidad de las novelas, pero como serie pura y dura sencillamente no.