jueves, abril 17, 2014

Paluteida

Kid Icarus: Uprising

No todos los héroes están hechos para el descanso, y sucedió que aquel hijo de Mario, el engullidor de setas, y de Samus, la del pecho creciente, aquel joven entrenado por Link, el terror de las gallinas, comenzó a aburrirse de su letargo tras su primera gran gesta (ver cantos) y, cuando fue invitado a un torneo de lucha, disfrutó al volver a sentirse protagonista de la acción. Y sucedió que conoció allí también a Fox, el de los do a barrell roll, gracias al cual -aunque perdió sus habilidades de salto- mejoró sus técnicas de vuelo y su puntería.
Entonces, como en tantas otras grandes historias, aquellos deseos de lucha no eran casualidad ni fruto del azar si no designio de los más que nunca caprichosos dioses, pues la utópica Grecia ochentera evolucionaba hacia una forma de gobierno poligonal al mismo tiempo la malvada Medusa, la de los ropajes censurados, renacía tridimensionalmente de las oscuridad junto con sus fieles generales para obstinadamente volver a intentar conquistar el mundo con un plan que homenajeaba su plan original.
No obstante Palutena, la de los mordaces comentarios y el desdén a la cuarta pared, fue capaz de reaccionar a tiempo en esta ocasión y apoyó al héroe desde el principio con unos cinco minutos de vuelo con vista posterior al principio de cada uno de los 25 cuasi  homéricos actos de esta obra que le permitían acercarse a las guaridas de los villanos y una serie de habilidades divinas –de uso limitado- gracias a las cuales Pit, el de no muy controlados pasos, podía sortear las lineales estancias que conducían hasta un gran enemigo.
Y el valeroso Pit atravesó los cielos y las tierras, viajó hasta el fondo del mar y alcanzó las estrellas, penetró en el inframundo y se adentró incluso en dimensiones desconocidas mientras dioses y enemigos reinventaban el mundo que él conocía y lo llenaban de carismáticos actores intercambiando comentarios cómicos sin parar en la lengua de Shakespeare, el de los muchos trabajos dudosamente atribuidos, y los giros de guión más sureales se sucedían al amparo de la narrativa  desinhibida de Masahiro Sakurai, el de los Kirbys, los Smash y los contenidos interminables. 
Fueron viajes intensos y frenéticos, viajes agónicos y desafiantes, viajes que podían volver a ser realizados y que podían ser cien veces más fáciles o difíciles en función de las ofrendas a los dioses pues las recompensas de estos siempre estaban en función a las hazañas de sus servidores. En algunas ocasiones las aventuras eran demasiado largas para volver a emprenderlas fácilmente, pero el desafío siempre estaba allí como una gran colección de regalos de los dioses y un muro de hazañas a completar. También existía un estadio deportivo donde los héroes podían poner a prueba sus habilidades con las de otros congéneres para continuar su periplo a las órdenes de los dioses. Eran viajes todos estos, importante es decirlo, nada pensados para ser controlados con un espíritu siniestro. Y en estos periplos el héroe disponía de una gran variedad de armas que podía fusionar entre ellas y que encontraba en sus viajes o compraba en tiendas. Y todas las armas eran distintas y tenían distintos atributos, y el héroe tuvo que aprender a usar unas u otras pues sus enemigos eran legión, y a viejos enemigos como los magos berenjena se les habían unido compañeros como los magos tempura, y todos ellos compensaban su carencia de inteligencia con una férrea convicción y una gran variedad de ataques. Y los laberintos habían desaparecido, y la ayuda de los dioses estaba presente en muchos momentos, pero todo ello no hacía más fáciles los heróicos cantares de nuestros héroes, pues aunque el esquema de sus periplos era bastante repetitivo en ocasiones se sumaron al héroe otros grandes compañeros de aventuras como Magnus, el del gran espadón, o Pit II, el clón molón. 
Pero aún en los momentos en los que las flechas de los enemigos cubrían su estereoscópica visión, el héroe no pudo dejar de maravillarse ante el increíble arte que veía allí donde posaba sus ojos y las maravillosas secuencias que en ocasiones presenciaba y contra las que había de lidiar. Y tanto como sus ojos, la aventura fue un regalo para sus oídos, pues los bardos compusieron temas maravillosos que encontraron el camino hasta el interior de sus pensamientos.
Y no fue un camino fácil, pero finalmente, tras largas horas de travesía, el héroe volvió a imponerse sobre el mal. Y volvió a sentirse satisfecho, pues sabía que había hecho el bien y que los duros pesares de su aventura habían tenido su recompensa y el mundo estaba, de nuevo, a salvo.

10 comentarios:

Bassdrum D. Txema dijo...

No tenia ni idea de que existia esta version de Kid Icarus. Tratare de ir a por él.
Tambien recuerdo el que reseñaste de NES. Un juego simpatico, la verdad. Uno de tantos secundarios y juegos de reparto que necesita el mundo videoconsolero.

Joseph dijo...

Quién diría que un mero plataformas podría tener tanta personalidad... Cada nivel es completamente diferente del anterior, el repertorio de armas tan variado es interesante, a los personajes se les va mucho la pinza (mítica la de la torre con Pit preguntando si falta mucho) y encima uno puede intentar autosuperarse cambiando la dificultad o demostrando su habilidad en el online. Un gran juego que no hay que pasar por alto.
Ah, y como dato anecdótico: a mí me parece que Pit tiene mejores momentos con Viridi que con Palutena.

Yerai Feijoo dijo...

Gran juegazo, y una decisión muy sabia rescatar esta licencia por parte de Nintendo. Uno de los must de la consola.

eter dijo...

Bassdrum D. Txema, es un juego bastante duro de primeras, pero una vez le coges el tranquillo es muy desafiante y adictivo.

Joseph, bueno, no ha quedado demasiado de plataformas en esta entrega XD.
A mi el desarrollo se me hace algo repetitivo, me encanta cuando meter variaciones como la pantalla de Magnus o cuando conduces el carro... pero creo que son demasiadas pocas pantallas y que se repite demasiado el esquema vuelo-suelo-jefe.
Las conversaciones son un descojone. Viridi tiene grandes momnetos, pero Palutena es muy grande tambien, y Hades, para que vamos a negarlo (Hades - Pit - Hades - Pit ... XD)

Yerai Feijoo, lo único malo es que se nota demasiado que lo iban a resucitar en Wii y lo portearon a mitad a 3DS, el control habría ganado mucho en sobremesa.

Anonimatus dijo...

Cuando consiga una 3DS me lo pillaré.

Es curioso como se olvidó a este personaje, en especial teniendo en cuenta como Nintendo aprovecha sus licencias.

Creo que no se ha mencionado en ningun momento pero supongo que antes de que apareciera en el Super Smash Bros Brawl la mayoría de nosotros conocíamos a Pit por su aparición en la serie del Capitan N.

eter dijo...

Yo tengo que admitir que desconocía de su existencia (o si lo había oído antes lo había olvidado) hasta el Brawl.

Xesu dijo...

Juegazo. El único pero para mi fue el control tosco que se gasta. Y a ver si Nintendo le da a Sakurai más libertad para crear alguna nueva IP que al pobre no lo sacan de los Smash xD

Palutena newcomer en el Smash? Yes, Please!

eter dijo...

El control es muy tosco, se nota que lo desarrollaron inicialmente para Wii y luego lo pasaron a 3DS.

Creo que todos queremos ver a Palutena en el Smash... aunque el otro día se me ocurrió la idea tonta de que apareciera como comentarista de los combates XD

Milot dijo...

El videojuego mas shonen que he jugado, me dio mucha pena acabarlo en su momento.

Si se va a recordar 3DS en algún momento lo primero que se nos vendrá a la mente es Pit, Palutena, Viridi, Hades; Nintendo necesitaba ESTO para reconquistar a su seguidor "ya mas viejo", IP con personalidad, es el juego Nintendo menos Nintendo en años, humor inteligente, CARISMA por todos los costados, personajes únicos; Sakurai necesita alejarse AHORA de la saga smash bros y abrirse paso a proyectos NUEVOS, este hombre se esta perdiendo.

La MUSICA del juego es tremenda,
el Dark Pit theme, Litle Girl's Theme, o la cancioncita de Pit que se entona en el capitulo 13, oh el momento cuando molestan a Dark Pit entre palutena y pit (poco y nada de musica xD)

https://www.youtube.com/watch?v=yWP-CGmi_D4

Me encanta este juego, personalidad a raudales :)
La jugabilidad y contenido tremenda como nos tiene acostumbrado Sakurai.

PD: Si no lo has visto te dejo el ending secreto de Hades.
https://www.youtube.com/watch?v=Zd2Etn-BUEE

eter dijo...

Sakurai es eso, uno ve que se sigue cuidando mucho la jugabilidad, pero hace unos juegos muy desenfadados y absurdamente detallados y llenos de posibilidades.
Ninty necesita más creadores como este, el estilo de sus juegos se nota demasiado encasillado en ocasiones. Más libertad para Sakurai, para Retro y Monolith, y ya de paso fichar a Goodfeel y Gambarion... que la muerte de Cing es algo que aún no he comprendido.

Uno se pone a pensar y con la de personajes carismáticos que han sacado en este KI podían montar un racing o un smash sin desmerecer nada en absoluto. ¿Quién no quiere ya un juego de rol en el que pueda llevar al mismo tiempo a Palutena, Viridi y Medusa?