viernes, diciembre 26, 2014

Lo extraordinario de lo ordinario

Inou battle wa nichijou-kei no naka de

Esta puede ser, facilmente, una de las series más extrañas de la temporada. ¿Y es una buena serie? Honestamente tendría que decir que es normalita, y que seguramente apunte más a mediocre que a notable. ¿Y es entretenida? Nuevamente aquí el balance sería más negativo que positivo, pues aunque en su segunda mitad mejora, la primera mitad de la serie es horrible. No obstante, "Inou battle" es una serie digna de ser reseñada. Es una serie extraña y valiente, tanto en su concepción como en su desarrollo.
La obra es trabajo del estudio Trigger, muy en la cresta de la ola por el éxito -justificado- de Kill la Kill. La animación es muy buena, espectacular por momentos y con tendencia a usar trucos para abaratarla en otros que no obstante funcionan muy bien y le dan carisma a la serie. Los diseños son bonitos y se salen algo de lo genérico. La paleta de colores es muy agradable. No obstante, el argumento y el ritmo de esta serie eclipsan toda su notable factura técnica.
El "slice of life" y la "comedia romántica" son géneros ya asentados dentro de ese cajón de sastre que es el anime de colegiales; pero estos últimos años está apareciendo un nuevo subgénero, el "chuuni" es un cliché que ya parece habitual entre los personajes de estas series, cada vez con más frecuencia vemos que series que pivotan en torno a esta idea. "Inou battle" se adentra en ese género... para ignorarlo. En el primer episodio vemos como los protagonistas reciben unos poderes increíbles, y a continuación la serie no hace nada con ellos. Uno espera que se enfrasquen en aventuras, o que participen en una especie de guerra entre otros personajes con superpoderes que se ve como telón de fondo de la serie. Pero no. La serie se centra en los personajes y estos siguen viviendo como si nada, de vez en cuando practicando con sus poderes, pero esencialmente... sin usarlos, porque estos no les van a servir para aprobar los exámenes ni para nada que necesiten, y siguen siendo adolescentes con preocupaciones muy simples. Esto es, al mismo tiempo, el gran defecto y la gran virtud de la serie. Habrá a quien le guste, y habrá a quien no (y me atrevo a decir que estos últimos serán la mayoría). Pero es una serie curiosa e inusual, y valiente. 
Es una serie que no quiere encuadrarse en un género o ser sencilla de ninguna forma. Cada protagonista tiene sus preocupaciones y sus aspiraciones, y la serie gasta mucho tiempo en construirlos. Pero una vez construidos sus personajes, no duda en usarlos, y explotarlos con los elementos de su vida ordinaria en contra de lo que uno podría pensar a partir de la premisa de la serie. Las historias tienen un desarrollo coherente, y la comedia es simpática y todo parece feliz hasta que las tramas románticas comienzan a confundirlos a todos y a enturbiar su amistad. No es una serie dramática, pero no escapa al drama y plantea los problemas que no pueden solucionarse con sonrisas únicamente. Y así mismo, incluso cuando los superpoderes entran en escena, la serie sorprende con algunos giros de guión nada inocentes. 
Por desgracia, ese buen desarrollo tiene su coste. Porque para entender la explosión de Hatoko, una de las mejores escenas de la temporada, uno ha tenido que tragarse varios episodios de presentación de personajes que, en el mejor de los casos, sólo puedo definir como... aburridos. 
¿Recomendable? No para aquellos que apenas hayan visto unos pocos animes o que quieran apostar sobre seguro. Pero para todos aquellos que lleven ya muchas muescas de series en sus listas de myanimelist, para todos aquellos que están cansados de ver chunninbious, yanderes, tsunderes, imoutos, inchous y ojou-samas... la interprestación de esta serie de estos conceptos puede ser interesante.

15 comentarios:

Setzer dijo...

Pues si, un serie normalilla, pero que a pesar de ello, si me preguntases ahora mismo, es de las que más me gustaria ver una segunda temporada anunciada.

Habria estado mejor si no acabasen todas enamoradas del prota, que es algo que está ya muy visto y que no aporta nada. Es una pena porque es una serie con mucho potencial.

eter dijo...

Yo tengo con esta la extraña sensación de que, queda todo preparado para una segunda temporada y que esta no es más que el prólogo, pero al mismo tiempo... el espíritu de la serie sería dejarla así como si nada fuera a pasar

samy darwich dijo...

Justo la acababa de poner a descargar, ahora con mas motivacion para verla.

ticktacktoe dijo...

TRIGGER SAVES ANIME AGAIN.
Nah, la he dejado, admito el potencial pero no puedo con ella.

eter dijo...

samy darwich, tampoco te pases con la motivación que te puedes llevar un señor chasco.

ticktacktoe, está mal planificada, los primeros episodios son muy malicos (el cuatro, el dedicado a la niña, es infame)

LAR dijo...

que carajo es el sub genero chuni?

samy darwich dijo...

jajajaj espero que no, igual soy muy abierto de mente para las series, e visto muchos, y han sido pocos lo que no me gustan, apenas lo vea escribire mi comentario xD

eter dijo...

LAR, los chunninbiou, o como se escriba, los que tienen el síndrome ese de octavo grado y se tiran todas las series diciendo gilipolleces.

samy darwich, entonces creo que podras soportar sus primeros capítulos XD

Belldandy dijo...

Yo la dejé en su segundo capítulo, no tenía elementos para engancharme. Admito que tu reseña me ha picado el gusanillo de darle una segunda oportunidad... pero creo que no lo haré.

Me alegro de que la hayas disfrutado al final. Una pena que tarde media serie en arrancar, son demasiados capítulos.

Anónimo dijo...

Yo vi los dos primeros capítulos pero la deje para ver Trinity Seven, no creo que haya mucha diferencia entre las dos pero me caía mejor el prota.

eter dijo...

Belldandy, si no pudiste pasar del segundo, hiciste bien en dejarla... luego mejora pero el tercero, y sobre todo el cuarto, son horribles.

Anónimo, no he visto Trinity... ¿no es más rollo comedia harem?

Lechu dijo...

En general la serie me ha decepcionado. Pienso que no es difícil que los personajes sigan preocupándose por trivialidades de la vida diaria a la vez que se meten poco a poco elementos y tramas relacionados con sus poderes. Todo ese mundo y esa guerra que libran el resto que está metido con calzador y que no se desarrolla nada. Por ahí sí vería una segunda temporada, pero no creo que las ventas acompañen.

La única razón por la que no me arrepiento de haber visto esta serie es por ese poderosísimo monólogo de Hatoko -un personaje muy por encima del resto por profundidad- que da sentido a esos primeros episodios tan anodinos. Me acordé de ese discurso de la sirvienta de Maoyuu Maou Yuusha. Es una pena que estos arrebatos de genialidad estén en series tan normaluchas.

eter dijo...

Sip, dudo que en la realidad pasase algo así, pero el enfoque es curioso y cuanto menos digno de verse. Además, dentro de lo que cabe, tiene su lógica pues el tio les advierte de cosas medio básicas como no resucitar a los muertos y demás que podían complicarlo todo mucho psicologicamente.
La serie es, como dices, decepcionante. Compensa en parte ese momento brutal de Hatoko, crudísimo. Es muy buena la comparación con el diálogo de aquella sirvienta, de lo poco que se salvaba de aquella serie XD

Anónimo dijo...

Si, Trinity Seven es un harem con ecchi, la historia no es nada del otro mundo pero me hacia gracia la relación del protagonista con las chicas. Yo no la recomendaría, pero me gusto.

eter dijo...

ja ja ja
me parece que entonces la descarto definitivamente, he visto ya muchas de ese género... aunque ocasionalmente he de admitir que es divertido ver una.