martes, mayo 19, 2015

Conociendo la auténtica Ankh-Morpork

Perillán

La carrera de Pratchett es muy prolífica, sobra decirlo, pero este es mi primer contacto con su literatura fuera de Mundodisco... lo cual habría que entrecomillar.
La saga de Mundodisco está algo en decadencia, al más que obvio problema de salud que acompañó a Pratchett durante los últimos años y que culminó con su muerte hace unos meses, se le unía cierto estancamiento, cierta tendencia a la repetición. No obstante, también es indudable que la calidad literaria de Pratchett y lo sutil, afilado e ingenioso de su pluma no han hecho si no mejorar con los años y la experiencia. 

Esta "Perillán" es un buen ejemplo de su talento. Pratchett abandona Ankh-Morpork para viajar a la ciudad en la que esta se basa: el Londres victoriano, y ahí desarrolla una aventura de Mundodisco sin las restricciones que este universo le impone. No se ve obligado a que la aventura coexista con la magia, no necesita inventar alguna forma arcaica de una tecnología actual, y no tiene que invitar a Vetinari, Zanahoria, el Bibliotecario o Vimes a la función (aunque hay un personaje muy secundario que es Vimes 100%). Pero Perillán es el clásico pillo de buen corazón que no desentonaría en Mundodisco, y los personajes que le rodean ven la vida bajo el mismo enfoque que tantas veces hemos visto en la saga más célebre del autor, y sobra decir que todos los recursos narrativos y humorísticos del autor, así como sus estructuras narrativas, están en el libro.

Pero Pratchett tiene libertad en este libro, y eso se nota y se agradece. El libro esta muy estudiado y cohesionado, con muchos pasajes preparados para que el autor exponga plantee sus filosofías, así como intente que el lector se haga algunas preguntas. Pratchett disfrutó escribiendo el libro y documentándose sobre él, pues estando ambientado en el mundo real puede echar mano de muchas personalidades, ubicaciones y situaciones de la época e intentar recrearlas (al tiempo que la ambientación real permite que su ironía y su crítica sean más corrosivas). Puede que se me haga algo raro ver a Sweeney Todd por las páginas del libro, pero como un fan de sus libros me parece una gozada ver a Dickens convertido en personaje.
No es la mejor novela de Pratchett, pero es un libro muy trabajado y bastante fresco. Muy recomendable para cualquier fan del autor, y también un buen libro para iniciar a profanos en el tema.

6 comentarios:

Magrat Ajostiernos dijo...

¿Sale Dickens????? Dios, me muero por leer esta novela.
Por todo lo que comentas creo que me va a encantar, hace tiempo que tengo ganas de leer algo de Pratchett fuera del Mundodisco (creo que lo único que leí fue Buenos presagios), y ésta parece la opción perfecta….. que todos sabemos lo que me gusta a mi el Londres victoriano :)

eter dijo...

Bueno, sobra decir que el Londres que vemos esta algo idealizado. Pratchett no se corta a la hora de mencionar salvajadas, pero no deja de tener un tono amable con un bribón simpático -y honrado en el fondo- como protagonista.

Anonimatus dijo...

Otro libro para la lista de pendientes.

¿Has leído más libros Pratchett de fuera de Mundodisco? Recomiendo la trilogía del Exodo de los Gnomos.

eter dijo...

Tengo ganas de leer más suyo de fuera de MundoDisco, pero por ahora la única que tengo en la pila es "Nación"

Anónimo dijo...

No conocía este libro, pero lo añado a la lista.

Fuera de Mundodisco recomiendo Buenos presagios, Nacion me pareció un poco flojo a pesar de que tenia buenas ideas.

eter dijo...

Tengo ambos en mi pila de lectura (Buenos presagios en la mental, Nación en la literal)