martes, mayo 26, 2015

La dura vida de un juego de culto

Earthbound

Ness es conocido por Super Smash Bros (ver reseña). Si, naturalmente había gente que conocía este juego antes de que apareciera en la popular saga de lucha de Nintendo (de hecho si el juego no fuera extraordinariamente popular en Japón no sería uno de los 12 grandes veteranos de los Smash), pero fueron sus duelos con Mario, Link y cía los que colocaron a este personaje en el punto de mira del público y descubrieron a Nintendo el potencial de su nueva saga para revitalizar otras menos conocidas (como Kid Icarus confirmaría después (ver reseña)). No soy un fan de Ness en Smash, de hecho es un personaje que no me gusta demasiado, pero no puedo negar que el truco publicitario de Nintendo ha triunfado conmigo y que a lo largo de los años han conseguido inculcarme el deseo de querer viajar a Onett y conocer a Mr.Saturn para poder juzgar esta saga por mi mismo. La aparición de este juego en la consola virtual de WiiU -en su versión norteamericana, completamente en inglés- ha sido la oportunidad que necesitaba habida cuenta de mi animadversión hacia los emuladores.


Earthbound es un juego de culto, porque no podía ser otro tipo de juego. Su base jugable es sólida y bastante clásica, pero tiene tantos elementos extraños en su diseño artístico y su historia es tan intima que el juego no podía aspirar a otra cosa que a ser un juego de culto. Su historia y el hecho de que sus protagonistas sean niños pueden llevar a pensar que era un juego comercial, pero aunque ya en Super Nintendo la dificultad de los juegos se había visto reducida con respecto a NES, este juego y su género seguían siendo poco accesibles. Incluso en Japón creo que no es un juego para niños pequeños por su dificultad, y en general creo que no es un juego para niños porque estos normalmente juegan a ser adultos. Es un juego para niños grandes que anhelan los sueños de la infancia. Su máximo artífice es incluso un escritor / ensayista japonés llamado Shigesato Itoi, es un juego cuyo experimental con claras ambiciones artísticas.

Ahora bien, ¿qué me parece como juego? ¿lo considero recomendable? Pequeñas grandes cuestiones que pretendo responder a continuación.

Me parece un buen juego, pero me parece también uno de esos extraños juegos que tienen grandes virtudes y al mismo tiempo grandes defectos. Por lo tanto, no me parece un juego especialmente recomendable. Es original, y desde luego es inusual ver juegos como este, pero no es un juego para niños o gente con pocas tablas en los juegos de rol. Es un juego duro y difícil, casi más digno de ser jugado por su interés histórico y cultural que por su jugabilidad en sí, y creo que esto dice mucho -y no necesariamente bueno- de un videojuego.

Es un juego en el que la historia juega un papel muy importante, dando protagonismo a los niños y pareciendo toda la aventura sacada de la imaginación de estos. Hay marcianos, hay robots, hay zombies, hay gente aburrida y mil y una chorradas más sujetas a una doble interpretación de anhelo de juventud y sueños de inocencia y felicidad. Ahora bien, este guión, que tiene grandes momentos y también da lugar a gags muy buenos, tiene ciertos problemas de pretenciosidad. La historia es tan importante que engulle muchos otros aspectos del juego. El guión conlleva una dirección artística brutal que consigue camuflar o paliar unos aspectos técnicos muy discretitos, con unos personajes pequeños y no muy definidos, y unas animaciones arcaicas y carentes de frames. No obstante, la importancia del guión también juega en su contra al relegar la jugabilidad a un papel menor. 

Las opciones que tenemos en batalla son muy simples. Soy un gran defensor de que los roles sean muy cerrados en estos juegos, y en este juego los personajes están muy diferenciados y te obligan a usar a cada uno de ellos de una forma distinta, pero aún así me parece que disponemos de demasiadas pocas opciones... si bien es justo decir que el juego maneja estas a la perfección y nos propone auténticos retos en unas batallas en las que hemos de utilizar nuestra inteligencia y todos nuestros recursos mucho más de lo que inicialmente podríamos pensar. No tendría queja en este sentido de no ser porque nos encontramos con temas como un inventario muy reducido o una lista de conjuros demasiado escasa que nos impide -por ejemplo- resucitar a un compañero caído, entiendo que estas decisiones forman parte de la dificultad del juego, pero me habría gustado que estuvieran implementadas de otra forma y no castigaran tanto al jugador. Estas que he mencionado son decisiones jugables y -gustándome más unas que otras- las tolero e incluso las aplaudo, pero bajo ningún concepto defenderé las aspiraciones literarias del juego, repleto de largos diálogos y conversaciones irrelevantes y chistosas en su mayoría. 

Es un juego muy lento de jugar, con un ritmo extraño que en ocasiones parece estar más cercano de una aventura conversacional que de un juego de rol... y además no podemos ignorar estas conversaciones pues la dificultad y la libertad de acción del juego son muy elevadas y tenemos que estar atentos a cualquier pista pequeña para proseguir nuestro avance en la aventura. La duración del juego estaría entre las veinte y las treinta horas. No es especialmente largo, pero tiene muchos diálogos y su dificultad es bastante elevada, con lo que es relativamente normal atrancarse un poco en algunos puntos.


Es un juego curioso, y es distinto a lo que uno suele encontrar en el mercado y por ello me parece recomendable para los jugadores más curtidos que busquen cosas distintas. Pero desde luego no me parece uno de los imprescindibles del catálogo de Super Nintendo. Tiene grandes virtudes, pero también grandes defectos.

7 comentarios:

Bassdrum D. Txema dijo...

Reseña de culto para juego de culto. Desconocia la existencia de este juego y eso que soy muy friki del tema. Muy bien Eter por no desatender los videojuegos. Ahora buscar el juego será una tarea de muchos €. Abra que buscarlo en otros medios.

eter dijo...

Hombre, cuesta no se si 8-12€ en la tienda virtual de WiiU... no es difícil encontrarlo por medios "legales".

Anónimo dijo...

eter, te recomiendo el earthboud 3 (mother)
la verdad es que es mucho más guay.
yo el primero tuve que dejarlo porque era demasiado duro para mi gusto.
existe además para el 3 un parche en inglés y otro en español (gracias a la gente de mother3spanish)

una buena reseña para un juego que soporta principios de tremendo valor, más allá de los gustos.

Bassdrum D. Txema dijo...

Bueno. Me referia a encontrarlo en formato fisico. He cogido el hobby de coleccionar antigüedades des videojuego y lo derivado deSNES es caro. Logico ya que los cartones no se idearon para conservarse.
Que bien que nintendo esta sana. Ojala digan pronto algo de la NX

eter dijo...

Anónimo, me cuesta muchísimo jugar por emulador, y al 3 además... no sé porqué -es un prejuicio absurdo- pero Lucas me cae aún peor que Ness. De momento, habiendo matado la curiosidad con este, no tengo mucho interés en continuar con la franquicia, hay muchos otros juegos de Snes a los que les tengo más ganas.

Bassdrum D. Txema, bueno, físico, si, supongo que bastante chungo debe ser. Quizás las versiones japoneses sean más fáciles de conseguir, pero la USA se tienen que vender bastante caras.

david veana ibarra dijo...

El 3 es uno de los mejores juegos que he jugado, la historia maravillosa y me sacó más lágrimas que otros juegos con historias más "maduras".

eter dijo...

La historia de este es bastante emotiva ya de por si. Si en el 3 pulieron algunos aspectos jugables... el resultado tiene que ser muy grande.