martes, junio 09, 2015

Virtudes, y no pecados, del shonnen clásico

Nanatsu no taizai

Me atrevería a decir que "Los siete pecados capitales" es, después de "Ataque a los titanes", el shonnen más popular que nos ha dado el manga en los últimos años. E igual que creo que los titanes es un fenómeno bastante sobrevalorado (ver reseña), creo que la fama de este manga está más que merecida. Nanatsu no inventa nada, pero sabe hacer algo tan complicado como revertir muchos de los errores de los shonnen actuales. 
A partir de mediados de los 90, y hasta quizás el principio de esta década, la tendencia general en los shonnen era mezclar las batallas de Gokuh en Namek con la intronspección de Kenshin, los titanes antes mencionados serían un buen ejemplo de esta tendencia (que no siempre tiene que ser mala (ver reseña de Naruto), aunque muchas veces acaba en desastre (ver reseña de Bleach)). Creo que el éxito desmesurado de One Piece recordó que la comedia podía tener cabida más allá del capítulo 100, y así poco a poco fueron tomando más celebridad series más ligeras y menos pretenciosas como Soul Eater o Fairy Tail. Nanatsu no taizai sería el último eslabón de esa cadena.
Nanatsu vive en el borde de una navaja, y por lo que tengo entendido en el manga ya ha comenzado a sacar "contadores de poder", lo cual normalmente es sinónimo de una espiral de la que es difícil salir... pero al menos en su primer centenar de capítulos, los que más o menos adapta el anime, sobrevive, sobrevive muy dignamente. Valiéndose de todas las virtudes del género y muy pocos de sus defectos.
La historia de este manga no es nada del otro mundo, aunque tiene la curiosidad de poner un número al grupo de protagonistas, lo cual quiera o no el autor en cierta manera restringe mucho las posibilidades de alargar hasta el infinito la historia. Básicamente tenemos a una princesita indefensa y tontilla que busca a un grupo de héroes proscritos para acabar con los caballeros que están aterrorizando su país en lugar de defenderlo. Tenemos conspiración y tenemos esoterismo con mucha magia en una suerte de Inglaterra medieval en la que conviven varias razas (humanos, gigantes, demonios y hadas, principalmente) y donde entre los humanos hay varias naciones y guerras entre ellas.
Pero, tenemos, por encima de todo, ritmo. La serie no es argumentalmente nada del otro mundo, y los giros de guión que no tienen a Gowther son algunas veces previsibles... pero todo se sucede muy agilmente y sin apenas pausas. El ritmo tan elevado podría ser un problema, pero el tono distendido y ligero lo evita, hay muertes y hay tragedias... pero en líneas generales en la serie prima el humor y muchas situaciones se resuelven de una forma cuasi absurda, con combates extraños y con combatientes que por uno y otro bando en ocasiones son auténticos idiotas, idiotas carismáticos, pero idiotas. Tenemos un poco de fanservice inócuo y la mayoría de los personajes son muy tópicos, así como algunas de las situaciones... pero la mezcla esta muy bien hecha y la historia, al menos de momento, funciona.
Técnicamente no es una serie que vaya a marcar un antes y un después en la historia de la animación, pero tiene un nivel medio más que aceptable y en ocasiones se marca algunas secuencias muy dinámicas en los combates. Los diseños son muy coloridos y son también distintos a lo habitual, con lo cual es una serie que de primeras tiene más personalidad visualmente que la mitad de lo que vemos por pantalla. La única pega sería, eso si, la censura, que sin ser excesiva y tirar de trampas (en plan una amputación se convierte en un corte) en ocasiones se nota.
Creo que llamar imprescindible a este título sería excesivo, pero si que creo que es tremendamente entretenido y un ejemplo de lo que el shonnen más clásico significa. Absolutamente recomendable.

12 comentarios:

Lechu dijo...

Yo ya había visto de refilón esta serie en foros y webs y pensaba: "bah, más de lo mismo. Paso, que ya veo/leo demasiadas cosas parecidas". Luego vino el anime y decidí darle una oportunidad por lo tanto que estaba dando que hablar y porque el dibujo me parecía bastante peculiar. Y oye, resulta que es más de lo mismo, sí, pero muy bien hecho. Es puro y simple entretenimiento que gracias a que se toma en serio muy pocas cosas consigue ser coherente y no perderse en tramas complicadas y absurdas.

Estoy pendiente de sacar un poco de tiempo para darle caña al manga, pero miedo me da eso que dices de los "contadores de poder". Supongo que al final un shônen tiene que caer en los mismos y garrafales errores para ser un shônen...

Mitzburn dijo...

pues me lo habia visto lo cual no me parecio tan mal, nomas que a veces algunas cosas parecian tan obvia que solo me deje llevar por el anime y como dicen "consigue ser coherente y no perderse en tramas complicadas y absurdas." pero es mejor que muchos anime que estan saliendo.

juan truchado dijo...

Lo mejor de la serie es ver al prota meterle mano a la princesita. Es bastante saludable ver de vez en cuando a un prota que no se comporta como una tabla de madera en esas cuestiones

Yer_Wells dijo...

A mí me pasa un poco lo opuesto, creo que Titanes sí merece sus ventas, porque mucha gente lo deja justo cuando NO debe, y que Natatsu es un Fairy Tail de la vida carente de alma propia que bebe de clichés del género y encima con muy poca gracia, para mí gusto.

Setzer dijo...

Muy recomendable. No es una imprescindible como comentas, pero como shonen de aventuras en un mundo de fantasia cumple perfectamente. Y además, tienen un cerdo parlante como mascota, ¿que más se le puede pedir? xD

eter dijo...

Lechu, sí, la serie no inventa nada, pero tiene ese toque de aventuras alegres de hace unos años que no se ve en las series actuales. Es como cuando ves Kenichi, es una chorradilla, pero su carencia de preocupaciones y complejos la hace entrañable.
Por lo que se de la siguiente saga, hay cosas con buena pinta... pero también hay una amenaza más que grande de que caiga en la clásica espiral de poder.

Mitzburn, es lo cachondo de los shonnen, que si están medianamente bien hechos... resultan adictivos aunque ya los hayas visto 20000 veces.

juan truchado, a mi me mola la alegría del protagonista para meter mano... pero me da pena por Diane, y luego además creo que hay algo de trampa con toda la historia de su novieta antigua y demás.

Yer_Wells, hombre, esta creo que está por encima de Fairy Tail aunque sólo sea por afirmar que el protagonista es fuerte y no hacer las trampas de la serie de Mashima para mantener a Natsu con un status "bajo" para luego meterle power-ups alegremente.
Con los Titanes el problema que yo le veo es que de primeras parece material para un seinen épico... y luego acaba tirando por las rutas más convencionales de los shonen.

Setzer, yo tengo que admitir que no soy un gran fan del cerdo... en ocasiones se me hacía demasiado cargante.

Anónimo dijo...

Anonimo XXI
Que tal Eter.
No le había dado la oportunidad, pero con tu reseña me la anotare para verla en los próximos días.

PD: ¿Acaso falta una reseña de One Piece? ¿O es que la extrema calidad de HunterxHunter te ha hecho olvidarte de otras series? xD

eter dijo...

Es una serie muy amena y disfrutable, yo estoy esperando ya que anuncien la segunda temporada (aunque el manga no ha avanzado lo suficiente para ello).

Las reseñas de One Piece, por muy identificativas que sean del blog, no son "fijas". Si algún capítulo es muy plano y me pilla desganado es probable que no lo reseñe. En Dressrosa ha pasado alguna que otra vez, hay algunos capítulos que se nota mucho que son de transición y que dicen poco.

Anonimatus dijo...

Esperaré a que saquen más capítulos, este tipo de series parece ser de esas que enganchan y te hace verlas de un tiron.

eter dijo...

Bueno, el anime cubre la primera gran saga del manga y se queda bastante cerrado, no está mal para verlo de forma independiente.

Anónimo dijo...

No vi el manga por que llevo leyendo el manga desde el principio, aunque parece que si ha sido una adaptación bastante fiel.

Fairy tail la verdad es que llega a aburir que al inicio de cada saga haga un reset para que todo siga igual. La verdad es que disfrute mucho mas con Rave que fue la primera obra de Mashima a pesar de que alguna vez se le iba de las manos el grupo protagonista.

eter dijo...

A mi Fairy Tail me gustaba al principio. La idea me sigue pareciendo muy buena. El problema es que todo pasa muy rápido, y vamos, la escala de poder es un disparate lo desajustada que está.