martes, octubre 20, 2015

La bella y la bestia

Ore no Monogatari

Gouda Takeo es un gigante. Un estudiante de secundaria que mide cerca de 2 metros de altura (y de hombro a hombro, practicamente). Es bondadoso e inocente, y no duda en ayudar a todo el que puede. Pero no tiene suerte con las chicas, que siempre se enamoran de su mejor amigo -Sunakawa, su opuesto-. Un día ve a una chica siendo molestada en el metro y la salva, para inmediatamente quedarse prendado de ella... y creer que ella esta enamorada de su atractivo amigo.

“Ore Monogatari” es una serie relativamente extraña. No hay tensión ninguna en ella y apenas hay trama. En un primer momento uno puede pensar que habrá confusión con el triángulo amoroso, que el romance tardará en establecerse y que luego habrá dificultades. No es así. La pareja principal queda establecida tras 3 capítulos y después se quieren absolutamente tanto que es impensable siquiera el más mínimo peligro para ellos, ni siquiera cuando aparecen potenciales rivales románticos.


Y lo extraño es que, no pasando nada, es una serie agradable y amena de ver. Son sorprendentemente pocos los momentos en los que se hace larga o se notan estirados, y en general me ha parecido que los 24 episodios se ven muy agradablemente, con algunas pinceladas de drama sencillo –y con final feliz- ocasionalmente y una comedia romántica muy básica e inocente, pero también muy funcional. Tenemos a Rinko como novia, que de tan dulce que es provoca diabetes, y tenemos a Suna como amigo, que uno podría pensar que sería un personaje problemático pero que sencillamente es una persona inteligente y tímida que trata de ayudar al protagonista. Y luego por encima de todo tenemos a Takeo, que es toda una fuerza de la naturaleza y la estrella indiscutible de la serie. Y tenemos sus citas, sus pequeñas dudas sobre como expresar lo mucho que se quieren y su puritanismo superlativo sólo comparable a su torpeza o timidez. Y con eso se las apaña la serie. No hay prácticamente rivales ni malentendidos (lo poco que hay así se resuelve casi antes de presentarse, y en ningún momento da la sensación de peligro). La serie es prácticamente un “slice of life” romántico, un visionado del tranquilo e idealizado romance entre esta pareja, un romance que nada parece poder alterar y donde todos son absolutamente felices. Algo así como “Kimi ni todoke” (ver reseña), pero sin los conflictos ni el drama de esta. Y uno pensaría que la serie sería aburrida, y que desde luego no daría para dos temporadas… pero Takeo es un personaje con tanta fuerza que sostiene toda la serie sobre sus hombros sin problema alguno, y su dulce novia y su mejor amigo le dan la pizca de variedad que la serie necesita para que su cruel monopolio de carisma no agote la fórmula de inmediato.

Técnicamente es una serie normalita que no requiere gran cosa, pero su animación no tiene altibajos. La música me parece invisible, y eso siempre puede considerarse tanto un defecto como una virtud, no hay grandes temas que destaquen para bien y alguna melodía se hace un poco repetitiva, pero en general la serie cumple en este sentido como lo hace en todos los planos técnicos. Artisticamente, aunque supongo que todo esto es herencia del manga, también cumple. El montaje es correcto y la serie  sabe cuando pasar de comedia tontorrona a épica heróica con una facilidad pasmosa. Las tramas se desarrollan con facilidad y velocidad, y dentro de su monotonía la serie es bastante variada. El número de secundarios crece lentamente, ofreciendo nuevas salidas argumentales a la serie y definiendo nítidamente estas de inmediato.

No me parece una serie imprescindible, y me parece incluso difícil de recomendar porque es difícil saber quien disfrutara a lo largo de todos sus episodios y quien se empachará en un momento dado de tanto amor… pero esta saturación no se ha producido en mi caso. Un humilde servidor ha disfrutado mucho con esta oda a la inocencia y la bondad.

8 comentarios:

Gonzalo Alcalde dijo...

Si, ha sido una buena serie pero ha tenido altibajosm pero en general ha sido una serie muy disfrutable, eso si no soporto a las protagonistas tan pasivas, me gusta que tenga caracter, que sean unas terremoto y rinko como que muy terremoto no es.

eter dijo...

Si, es una pena que no exploten mejor a Rinko. La estrella indiscutible de la serie es Takeo, y luego Suna... pero Rinko también tenía buenos momentos como cuando se van a la montaña... lastima que sean tan excasos.

Belldandy dijo...

Por desgracia, creo que Rinko es más bien un problema que una virtud en esta serie. Puestos a romper tópicos, aparte de que le gusta un chico de aspecto físico opuesto a lo que sería esperable, representa lo ñoño y criticable de la mayoría de protagonistas shojos. A la serie le sobra azúcar y le faltan momentos tan rompedores como su inicio (los 3 primeros caps fueron memorables), desde ahí va cuesta abajo y se mantiene gracias a Takeo y, en menor medida porque no le han querido dar más peso, Suna.

Sea como sea, siempre es una alegría ver a chicos que se atreven con shojos y les gustan ;)

eter dijo...

La serie es Takeo y Suna, efectivamente.

A mi Rinko no me desagrada porque complementa esa ñoñez suprema de Takeo y su romanticismo, pero desde luego es un personaje completamente supeditado a otro.

A mi la serie me ha gustado, pero creo que es para verla semana a semana, varios de un tirón pueden hacerse muy empalagosos.... amen de que creo que cada persona tiene una tolerancia distinta a los "te quiero" y esta serie lo pone a prueba.

Yo contra los shojos no tengo nada especialmente en contra, he visto algunos, e incluso me compre Fruits Basket en su día y soy uno de los pringaillos a los que Planeta dejó tirados con Kimi ni Todoke. Pero es como todos los géneros, tienen muchos tópicos, y algunos no me gustan. Yo particularmente no puedo con los "enemigos", esos secundarios que se dedican a torpedear las relaciones o que están enamorados... siempre recuerdo Peach Girl entonces XD

Gustavo Luis dijo...

Oda lo dijo: "Es el shoujo más varonil que he visto"

XD. Es la sencillez hecho shoujo y es muy divertida, y no creo que tengas miedo a recomendarla, en las páginas online a todo el mundo le gustaba, y sobre todo había una infinidad de hombres que se sentián identificados con Takeo y siempre decían "El shoujo no es lo mio, pero esta serie si es muy buena", ha sido bien aceptada.

eter dijo...

El miedo a la recomendación viene por su extensión.... porque pasados los primeros episodios es extremadamente repetitiva.
A mi me encantaron momentos como el del nacimiento de la hermana, y alguna cosita de Suna o de los amigos... pero es cierto que la trama no avanza nada (no quiero imaginarme lo que hacen en el manga), y eso puede hacer muy larga la serie para algunos.

Anónimo dijo...

Tenia intención de verla cuando empezó pero por varios motivos esa temporada apenas vi nada de anime así que me quede en el primer capitulo. Podría intentar retomarla, pero como la pones y teniendo en cuenta que tengo shojos con mejor reputacion como Kimi ni Todoke no creo que me valga la pena.

eter dijo...

Dale una oportunidad a los 4 o 5 primeros capítulos, la trama avanza casi por completo en esos capítulos y te da la ocasión de ver lo que va a ser la serie con bastante fiabilidad.