jueves, noviembre 05, 2015

No soy un gran fan de la novela norteamericana...

El gran Gatsby

Salvando alguna excepción como la inmensa "Las uvas de la ira" (ver reseña), no soy muy fan de los autores estadounidenses, hay un lirismo pretencioso en su prosa que siempre me ha aburrido. Es como si cada novela intentase ser la mejor novela de la historia. En Gatsby también sucede, al final de cada capítulo o en algunos momentos concretos Fitzgerald se emborracha de si mismo y comienza a escribir en plan molón, como si cada párrafo tuviera que encerrar todo el simbolismo de la vida.

No me gustó en Salinger, no me gustó en Capote, no me gustó Kennedy y no me gustó en Twain. En Fitzgerald tampoco me gusta, aunque en su caso he de decir que lo encuentro bastante tolerable. El género de "el gran Gatsby" no es mi favorito y es una novela que comencé con bastante respeto. Sin embargo tengo que decir que me ha gustado bastante, no diré que me ha encantado, pero si puedo decir que ha sido una lectura muy rápida y amena.

Es una novela corta de apenas 200 páginas y eso ayuda, pero además el estilo del autor no es demasiado empalagoso y la trama avanza a una velocidad bastante elevada. Apenas hay tres o cuatro protagonistas y un número semejante de secundarios -eso ayuda al ritmo-, pero creo que la idea que quería transmitir el autor queda perfectamente reflejada. La historia es muy simple, con un misterioso magnate intentando comprar el amor de su antigua novia y un observador como narrador, pero funciona bastante bien y sirve como perfecta excusa para ofrecernos una radiografía de la sociedad americana de los años 20: luchas de clases, hipocresía social, machismo, puritanismo, racismo y un pelín de paranoia con la prohibición del alcohol y la sombra aún muy presente de la Guerra que iba a acabar con todas las guerras. 
Sin embargo lo más sorprendente de esta novela es que es un misil directo contra esa idea de "el sueño americano" que los estadounidenses intentan siempre vender, es una novela que está claramente en contra de esa idea y en contra del propio capitalismo en cierta manera. El dinero no da la felicidad, hay cosas que no se pueden conseguir por mucho poder que se amase. Esa idea, y la nihilista afirmación de que los errores pasados no pueden deshacerse y el paso del tiempo es inexorable son los grandes ideales de esta novela.
No es mi tipo de relato favorito, pero tengo que decir que me ha gustado más de lo que esperaba y que, casi un siglo después de su escritura, me parece que su mensaje sigue siendo terriblemente actual.

6 comentarios:

Belldandy dijo...

Muy buena reseña de la novela, en serio, la has analizado con la extensión justa y sacándole todo el jugo que da la historia. Mi mayor problema con ella fue el inicio, que tardé en hacerme a la trama y estuve un buen número de páginas perdida. Pero hacia el final ya me había conquistado. Es todo un imprescindible =)

eter dijo...

A mi se me hizo extraña un poco a mitad, cuando Gatsby pasa de ser una figura misteriosa a un acosador en celo XD.
No obstante es una novela curiosa por ver la naturalidad con la que trata algunos temas que a nosotros nos pueden parecer muy despreciables como el racismo, las infidelidades, el machismo y varios más... otros autores antiguos se notaban claramente adelantados a su tiempo y mostraban a personajes que serían muy actuales hoy en día... no es el caso de esta novela

Dr Nigromante dijo...

Hombre, lee a Cormac McCarthy, ese si te va a gustar.

eter dijo...

Leí la Carretera... pero se me hizo muy cuesta arriba. El estilo de ese hombre es muy denso y agresivo para con el lector. Quizás dentro de unos años le vuelva a dar una oportunidad -como a Murakami, que tampoco me emocionó demasiado-, pero de momento lo tengo aparcado.

Dr Nigromante dijo...

Herejia.

Yo no lo encontre tan denso, pero es que despues de leer a Faulkner o a Joyce todo lo demás se me hizo mas sencillo jaja De McCarthy talvez una novela como "No es pais para viejos" o "Meridiano de Sangre" se te hagan mejores, aunque quien sabe. De Murakami sencillamente o conectas con el la primera vez que le lees o no lo haras nunca, porque sus novelas son todas muy parecidas.

eter dijo...

Juas, quiero leer "Ulises", pero me da mucho miedo por todo lo que he oído de Joyce XD.

Murakami, sencillamente, no me pareció nada del otro mundo, y con su simbolísmo, como dices, no conecte. No digo que sea malo o que este sobrevalorado, sencillamente a mi me dejó frío.

Lo curioso de McCarthy es que las adaptaciones de sus novelas que he visto si me han gustado, y en si las ideas que plantea y el tono de sus obras me gusta... pero sencillamente a nivel de estilo no pude con él en mi primera aproximación. Cuando cambien algo mis hábitos lectores creo que le daré otra oportunidad, pero por el momento tendrá que esperar.