miércoles, diciembre 02, 2015

Amor en tiempos de guerra

Adiós a las armas

Casi seis años después de mi primer acercamiento a Hemingway (ver reseña) vuelvo a él. "Adiós a las armas" es una de las novelas más celebradas del escritor, es todo un clásico del siglo XX y una de las novelas bélicas más importantes de la historia. Tengo que decir, no obstante, que no me ha gustado tanto como "el viejo y el mar". No es una mala novela, pero no he terminado de conectar con ella.
La novela nos traslada al frente italiano de la primera guerra mundial, de manos de un estadounidense enrolado voluntariamente entre los italianos como conductor de ambulancias; el hombre será herido y comenzará un romance con una enfermera. Me gusta la ambientación, pues el Somme y las trincheras son tan brutales que culturalmente han eclipsado demasiado el resto de frentes de la guerra que iba a acabar con todas la guerras. La novela tiene muchos elementos autobiográficos pues Hemingway se alisto siendo joven entre los italianos como conductor de ambulancias y fue herido, así pues la guerra que uno ve en las páginas de este libro se siente terriblemente real porque para desgracia del autor fue terriblemente real.
El problema es que hay poca guerra. La mayor parte del libro va sobre el romance con la enfermera. Esta parte no está mal, pero se me antoja más "normal" por muchos elementos sobre la fugacidad de la vida que se vean en ella. Entiendo el tono melancólico de la novela y los contrastes entre la pasión y la rutina, la vida y la muerte. Todo ello está muy bien, pero me parece que las páginas más interesantes del libro están cuando funciona como crónica de guerra con escenas brutales como la de los fusilamientos nocturnos o el bombardeo, secuencias que culminan a la perfección la locura de la guerra y la desesperación a la que son llevados sus soldados.
En cuanto al estilo de Hemingway, no termina de gustarme en este libro. Los diálogos son demasiado rápidos y concisos, parecen naturales pero en ocasiones el autor suelta pequeñas frases que son un pelín grandilocuentes de más y que sirven para ilustrar sus pensamientos sobre la guerra, son frases que no son tan naturales y que se notan estudiadas. No termina de gustarme, se nota demasiado lo que los personajes dicen como individuos y lo que dicen como portavoces del autor.
Es una buena novela. Se lee relativamente rápido y tiene algunos pasajes bastante impactantes. No obstante, no la recomiendo encarecidamente. Tengo la sensación de que en unos pocos años apenas la voy a recordar. 

7 comentarios:

Belldandy dijo...

La tengo en la estantería y, la verdad, le tengo ganas. No sé cuándo caerá, pero espero que me guste más que a ti ^^U

eter dijo...

Esta bien, pero no es exactamente lo que yo imaginaba, al final ha tenido más romance que guerra, que era la parte que más me interesaba.

No obstante, es un gran escritor, y estoy seguro de lo que disfrutaras la novela. A mi, aunque la crítica me haya quedado negativa, me ha gustado bastante... sólo que no me ha enamorado.

RiKanna dijo...

Tengo ganas de leer algo de Hemingway pero supongo que cuando empiece con el autor será con El viejo y el mar. Aun así, esta novela tiene buena pinta aunque no te haya convencido del todo así que está bien saber un poco más que me puedo encontrar.

juan truchado dijo...

Y ahora te falta la buena, "Por quien doblan las campanas", que su obra grande. Tiene algún defecto, como el personaje de María, pero por lo demás, es absolutemente memorable.

eter dijo...

RiKanna, a mi "el viejo y el mar" me gustó más. Hemmingway tiene su estilo, con sus pros y sus contras; a mi sus diálogos se me hacen demasiado literarios, creo que les falta un poco de naturalidad... pero vamos, no dejan de ser gustos personajes, el hombre desde luego no escribía mal.

juan truchado, la tengo pendiente, y de hecho era la primera que quería leer suya... pero al final mis lecturas suyas han sido un poco random (de pasar por la biblioteca, ver el libro y darte el gusanillo de leerlo)

juan truchado dijo...

Lo he leído en la reseña "Del viejo y del Mar", magnífico libro al alcance de muy pocos, pero ha Hemingway no lo has leído hasta que abres "Por quien doblan las campanas", que es su cima y su desgracia, porque una vez terminado supo que nunca había escrito algo tan bueno, y que nunca iba a volver a escribir algo tan bueno.

eter dijo...

Es una lectura que caerá... pero hay tantas pendientes :(