domingo, enero 10, 2016

Caminando por una distopía

La larga marcha

Puede parecer que no, pero normalmente tomo nota de las recomendaciones culturales que recibo. Naturalmente a algunas les doy prioridad si me llaman mucho la atención, otras las guardo para otros momentos, y algunas -no tiene sentido negarlo- las olvido. Sólo he leído dos novelas de King, y ambas me encantaron, y en los comentarios de ambas me recomendasteis algunas más, entre ellas, la primera de todas ellas, era esta "Larga marcha".
No se si será la que más me ha gustado. "Carrie" y "Misery" me parecen más redondas, con un escritor más curtido tras ellas. Esta "Larga marcha", aunque fuera publicada después, ha sido reconocida por King como una de sus primeras novelas, y en ese sentido se notan algunos defectos formales puntuales. No obstante, estos defectos son menores, la esencia de la novela es bastante sólida, y la lectura sencillamente es una gozada. Me pasó con los libros antes citados y me ha vuelto a pasar con este: me he leído el libro casi del tirón. El estilo de King es terriblemente accesible y agradable de leer, las situaciones se suceden con agilidad, las descripciones nunca parecen alargarse demasiado pero tampoco son escasas, y los personajes y sus psiques se desarrollan muy abiertamente de cara al lector. King puede ser el rey de los "best-seller", pero al contrario que la mayoría de estos, es genuinamente un buen escritor, con una pluma muy accesible y un cerebro que siempre parece estar buscando nuevas ideas y nuevos enfoques.
Argumentalmente, la novela es discutible. La marcha siempre me ha parecido uno de los deportes más absurdos que existen, tiene su dificultad -muy alta, por supuesto-, pero como deporte es una absoluta tontería, una de esas disciplinas que nadie que sea ajeno a ella entenderá. Aquí vemos una versión absurdamente exagerada de ella, no hay distancia a recorrer, sólo una interminable carretera en cuyo asfalto van muriendo uno tras otro un centenar de jóvenes hasta que sólo queda uno. Naturalmente la competición es una metáfora, una herramienta de King. A traves de esta marcha en la que los personajes no pueden dejar de caminar vamos conociendo poco a poco a los personajes, así como vamos viendo como esta situación los lleva al límite. Este es el verdadero interés de King, el ver como reaccionan e interactuan los personajes ante ese gigantesco circo de sangre en cuyo interior se encuentran en el otro gran interés; una dictadura de la que apenas se dan detalles, y para la cual esta marcha es el gran deporte nacional para entretener a la plebe, la morbosa búsqueda de la desgracia ajena como medio de autoconfirmación del triunfo vital de cada uno, la manipulación de las masas mediante las tribus sociales y la épica infundada del deporte. 
Los personajes no son nada del otro mundo, salvo alguno puntual son todos bastante normalillos. En sus pasados encontramos todo tipo de historias que le permiten a King juzgar y opinar sobre distintos estratos sociales y distintas culturas. En general, obviando el desastre final de Sttebins, cuyas motivaciones son ridículas y constituyen la única mácula en la novela, todos los personajes funcionan muy bien en el contexto de esta historia.
Una novela que se lee con una facilidad pasmosa y que se encuadra dentro del siempre sugerente género de las distopías. Absolutamente recomendable.

7 comentarios:

juan truchado dijo...

Fijo que la idea la saco de los maratones de baile que se organizaban en los EEUU después del crack del 29. Una película absolutamente recomendable sobre el tema es ¡Danzad, danzad malditos!

Pennywise dijo...

Lo de Stebbins si que es algo más absurdo pero me encanta La Larga Marcha. Tanto la idea de la adoración militar y como poco a poco su fervor va decayendo con el paso de los kms o las amistades que se forjan y se rompen...

Setzer dijo...

Ya se que lo digo siempre, pero tengo que ponerme un día y leer algo de este autor. Los que has leido son de la biblioteca, ¿no?

Mixtli dijo...

Leer a King siempre es un placer. Esto no lo he leído pero me lo apunto y te recomiendo 11/22/63, de lo mejor que leído en los últimos años o si ya prefieres puedes ver la minisereie que estrenan el mes que viene.

eter dijo...

juan truchado, un clásico que me falta por ver :(

Pennywise, la idea y la narrativa me encantan, King le saca todo el partido posible y más... por eso duele tanto la chorrada de Stebbins, que cuando te cuenta sus orígenes y su plan es un "¿qué tontería me estás contando? ¿después de tanto misterio me sales con esta mierda?"

Setzer, este, sí, es de la biblioteca. Misery y Carrie son de la colección de mi hermano... pero vamos, no concibo una biblioteca que a la hora de conseguir libros de King no tenga en esas dos novelas sus primeras opciones (quizás Cujo, It o alguna así como variaciones, pero vamos, en cualquier biblioteca tienes un gran surtido de King)

Mixtli, de ese he leído muy buenas críticas, y es el favorito de una compañera de trabajo que se ha leído todo lo que ha podido de King... pero quiero reservarmelo para más tarde, primero quiero leer algo más de sus primeras épocas.

Ghortaur dijo...

uno que también esta muy bien y es de un estilo parecido, de futuro distópico con concurso chungo, es "El Fugitivo" , escrito sobre la misma época y en la que se basaron después para hacer la peli Perseguido del Swarzenneguer, aunque la verdad es que se parecen poco!

eter dijo...

Je, siempre he oído que es uno de esos casos epicamente "iguales" al libro XD