martes, enero 05, 2016

Gorilas en la nieve

Donkey Kong Country Tropical Freeze

Un conjunto de focas y bichos árticos con ínfulas vikingas sin demasiado carisma, pero excepcionalmente bien animados, arrivan a la isla de Donkey Kong trayendo con ellos una ventisca que lo congela todo y arrojando a los simios a varios arrecifes cercanos... o algo así.
Naturalmente, el argumento de este juego es una chorrada monumental intrascendente que sirve como pretexto para que el mono más famoso de Nintendo y su familia comiencen un nuevo viaje para recuperar su isla y sus bananas. El juego es una obvia continuación del celebrado retorno de la saga en Wii (ver reseña). El juego original ya era una maravilla, así que esta secuela continuista se limita a pulir la jugabilidad de aquel título y ofrecer una nueva colección de niveles para explorar.
Continua el desarrollo 2D y continua la rutina de encontrar las letras "KONG" o las piezas de puzle. Continúan las fases de vagonetas -ahora con una perspectiva isométrica puntual que las dota de una gran espectacularidad-, y continúan las fases de Rambi como único animal al servicio del clan Kong. Continúan los enemigos y las plataformas dispuestos milimetricamente de cara al modo contrarreloj y continua la dificultad absurdamente alta de algunas fases.
¿Cuáles son entonces las novedades de este "Tropical Freeze"? Principalmente hay dos cambios que justifican la entrega; la primera es la inclusión de las fases submarinas, y la segunda es la inclusión de un modo para dos jugadores y la presencia de Dixie y Cranky como nuevos refuerzos.
No soy un gran fan de las fases submarinas, que siempre parecen metidas en los juegos a la fuerza para propiciar un cambio en la jugabilidad. Aquí están metidas con el mismo cometido, pero la jugabilidad de los simios bajo el agua está bien resuelta y el juego no pierde nada de su agilidad o frenetismo. Añadamosle también unos escenarios helados que den inercia al personaje y tendremos unos interesantes handicaps para el jugador. El diseño de las fases está muy trabajado, no repitiéndose apenas esquemas y logrando muchas de ellas sorprender por la forma en la que explotan las posibilidades del aparentemente limitado juego de movimientos de los personajes. Los secretos no me parecen demasiado trabajados, y creo que se abusa demasiado del "coge todas estas bananas", pero no dejan de ser las pequeñas pruebas que los desarrolladores han colocado y verdaderamente funcionan como desafíos.
La inclusión de los Kong añade nuevas pautas jugables, sutiles, pero palpables. Dixie es parecida a Diddy, pero su vuelo añade una ascensión al final y bajo el agua actúa como un motor que permite ir contra corriente. Cranky incorpora la opción de rebotar contra el suelo con el bastón, lo que le permite saltar sobre pinchos y enemigos. Son cambios pequeños, y la inmensa mayoría del juego se puede superar con los cuatro monos, pero ocasionalmente aparecen pequeños desafíos exclusivos para alguna de estas características. En un principio sólo se puede jugar con Donkey y alguno de los otros monos como ayudante, siendo estos monos controlables exclusivamente unicamente en el modo a dos jugadores y el modo contrarreloj, pero al finalizar el juego en su modo normal se puede elegir libremente a cualquier simio.
Visualmente es un juego que me parece algo irregular. Técnicamente han añadido un par de virgerías en forma de travelings y algunas transiciones entre las partes del escenario, pero se nota que es un juego que comenzó su desarrollo en Wii. Algunos escenarios son increíblemente hermosos y se quedan en la retina, pero en lo referente a la dirección artística creo que se nota que estaban muy limitados por no querer repetir las temáticas del juego original... y la selva de frutas sencillamente me parece horrible. Las animaciones son de escándalo, y al parecer el juego va siempre a 60fps... particularmente nunca he tenido ojo para estas cosas pero parece ser muy importante para alguna gente... yo doy por sentado que un juego no va a tironear nunca, y este no lo hace... aunque si por ejemplo te hace esperar bastante con unos tiempos de carga al comienzo de las fases y del menú inicial (lo cual me parecería ridículo si no fuera porque antes me parece muy molesto).
La música es relajada y variada, la típica de la franquicia, con unos toques muy divertidos. Se anunció bastante que el compositor de la banda sonora de los juegos originales había sido fichado para el juego y no diré que lo noto porque tampoco tengo oído para esto, pero la música en general se nota muy bien cohesionada en torno a la melodía clásica de la franquicia.
Se controla como un juego de los de toda la vida, siendo aquí la presencia del WiiU pad bastante anecdótica y se limita al modo off-screen para un jugador (para dos jugadores obliga a compartir la pantalla de la televisión ya que la cámara no deja de estar fija).
Uno puede acabar el juego en una decena de horas, pero reunir todas las letras KONG y las piezas de puzle puede duplicar o triplicar facilmente esas horas... y luego aún quedaría el modo difícil y el modo contrarreloj. El juego no anda corto de dificultad ni durabilidad.
¿Es recomendable? Sí, es un muy buen juego. Ahora bien, no me ha sorprendido tanto como el original y -como en el caso de "Super Mario 3D World" (ver reseña)- no puedo evitar sentir cierta sensación de decepción, algo en cierta forma inevitable pues sencillamente veníamos de un juego de por si ya muy grande.

4 comentarios:

Yer_Wells dijo...

Yo sufrí con algunas fases muchísimo, me pareció más complicado que el de Wii.

eter dijo...

Yo no sabría decir. He sufrido mucho con algunas pantallas (en el último mundo o algunas de las "K" pierdes las vidas por decenas), pero es que en el de Wii también había algunas que tela...

Luis Miguel dijo...

Todavía no he terminado el de Wii, pero es una saga que fundí en su versión de Super Nintendo. Ahí, conseguir más del 100% del juego era difícil, pero seguía siendo divertido al no ser un suplicio como parece que ocurre en este.

Ojalá en vez de tirar por modos contrarreloj recuperaran algo del componente RPG de DKC3.

eter dijo...

Los de SuperNintendo son una de mis asignaturas pendientes... pero me tiran para atrás por su dificultad XD