lunes, septiembre 05, 2016

La fe mueve desiertos

Mesías de Dune

"Dune" es una de esas franquicias de las uno siempre ha oído hablar, pero de las que el elevado número de libros al final acaba echando para atrás a los nuevos lectores. Hace un par de años decidí por fin darle una oportunidad a la franquicia, y el resultado fue muy satisfactorio (ver reseña). Decidí entonces espaciar un poco la siguiente lectura para no saturarme como me había sucedido con otras sagas, y el momento de volver a Arrakis al fin ha llegado.

"Mesías" es una novela menos convencional que su predecesora; la carga religiosa y filosófica de la obra es mucho mayor y, ya que desde el principio tenemos a un protagonista literalmente mesiánico, Herbert además ha de reflejar con palabras las habilidades proféticas de Paul. El autor nos oculta algunas de las visiones del Kwisatz Haderach y recurre a los cambios de narradores y a algunas trampas narrativas, pero estas no son especialmente molestas y uno no tiene la sensación de que el escritor le esté engañando. La narrativa de Herbert sigue siendo muy limpia y es fácil seguirla en todo caso, incluso cuando en esta ocasión el componente esotérico está tan presente; acciones y pensamientos de personajes están perfectamente reflejados. No obstante, es también una novela muy corta (apenas 300 páginas), en esta ocasión el autor no tiene que presentar nada y salda directamente al desarrollo de la trama, y lo hace como en la novela anterior, donde en su recta final uno tenía la sensación de que todo iba demasiado rápido, no me parece una historia tan apresurada como aquella pero si es cierto que hay personajes con ciclos demasiado cortos o acciones que se suceden tan rápido que uno tiene la sensación de que se pierde potencial narrativo.
Creo que el libro tarda algunos capítulos en arrancar, y particularmente no me gustan demasiado algunas actitudes de la hermana o el "zombie", pero en general me ha gustado el libro y la reflexión sobre las diferencias entre las figuras de los líderes religiosos y los propios líderes religiosos.  

Es un libro que me ha gustado y que me parece interesante y recomendable, ahora bien, creo que aquí termina mi periplo por las arenas del desierto, pues el final es demasiado lírico y mesiánico, y por lo que he leído de los siguientes libros la saga acaba derivando hacia cosas muy raras que no me apetece mucho leer.

8 comentarios:

RiKanna dijo...

Yo he de reconocer que el primero se me hizo muy denso y no sé muy bien si fue mi culpa, el libro, la traducción o la edición pero no fue para mi. Aunque con la ciencia ficción siempre me cuesta, supongo. Creo que por lo que dices no creo que esta secuela fuera tampoco muy de mi gusto así que no creo que siga con la saga.
Eso sí, es cierto que el mundo creado es una pasada.

eter dijo...

Curioso, a mi el primero, sobre todo al principio, me parece bastante accesible. Tiene mucha terminología y mucho jaleo de clanes... pero todo va relativamente despacio, luego se acelera cosa mala XD.

Scarlet dijo...

Hace tiempo me leí el primero y me gustó muchísimo; sobre todo, la parte mística y todo el sistema creado. En breve me gustaría leerme este. En su momento, quise hacer igual que tú, darle un poco de tiempo.

eter dijo...

Si te gustó toda la parte mística y todo el mecanismo del mundo... este libro te va a encantar, basicamente es eso XD

dececon dijo...

Hace muuuuchos años que me leí los cuatro primeros libros de la saga y la verdad es que me quedé con la sensación de que salvo el primero, los demás eran bastante olvidables.
Es más, el primero creo habérmelo leído ya en tres ocasiones y en todas lo termino con muy buenas sensaciones.

eter dijo...

El primero es muy disfrutable, pero el sentir general parece ser que luego la saga degenera mucho y se va hacia cosas muy raras.
A mi este segundo si me ha gustado, pero ya se le va de madre al autor en ciertos temas y ha cruzado ciertas líneas de las que creo que sólo puede ir a peor.

erGuiri dijo...

A mi , sinceramente, sólo me gustó el primero. El resto me parecieron ralladas brutales. No cuentan nada nuevo. También es verdad que para mi el final de la peli de Lynch es uno de los finales más épicos de cualquier cosa, period. Conque continuarlo.. es.. para mi, totalmente meh. For he IS the Kwisatz Haderach!!!! Osss.. goosebumps me dan de sólo pensarlo! jajaja

eter dijo...

Bueno, esta segunda yo la veo consecuente con la primera novela. El problema es que una vez que tienes el Kwisatz Haderach es supuestamente tan tocho a su manera esóterica que es difícil montar una trama en la que te creas que corre peligro.

pd: Algún día tendré que ver la película de Lynch (y el documental de la de Jodorowski XD)