domingo, octubre 16, 2016

El problema de los mangas deportivos

Shokugeki no Soma - 187

No tiene sentido negar ya que este manga ha entrado en una clara decadencia, o que al menos la saga actual carece casi por completo de emoción. Siempre he defendido mucho este manga, y me parece que tiene un tratamiento de los personajes y de la comedia más que notables. El problema ha estado siempre en los enfrentamientos, donde en ocasiones hay reacciones divertidas, donde incluso ha habido alguna puntual sorpresa, pero donde la emoción siempre parece haber estado en el despelote de turno y en ver que plato era mejor entre uno excelente y otro aún más excelente.
Shokugeki no Soma ha jugado siempre ha ser un manga deportivo, y eso tiene sus virtudes, pero también sus defectos, y creo que estos ya le pesan demasiado a la serie como para ser ignorados en deferencia a sus virtudes. Y sus virtudes hacen a estas series entretenidas de primeras y logran que el espectador adquiera pronto una gran empatía con sus protagonistas.... pero sus defectos son de los que aparecen a medio-largo plazo, y contra los que poco o nada se puede hacer una vez sus principales síntomas se han hecho evidentes.
Los capítulos actuales, sencillamente, no tienen emoción. Soma ganará, por supuesto el plato de Hayama será muy bueno, pero imagino que habría enmascarado demasiado el sabor del oso y que el del protagonista capturará mejor la esencia del oso. Y si Soma gana, me comeré esta reseña en un par de semanas y me quitaré el sombrero encantado ante el guionista de esta historia.
¿Por qué? Porque sencillamente en un manga deportivo el protagonista no puede perder. Puede hacerlo al principio para conseguir un efecto dramático, pero esa cuota ya ha sido cubierta en la serie por la derrota en el arco de la Election (cuya versión animada curiosamente reseñaré en breve). Soma no podría perder ya, por el simple hecho de que estos mangas de instituto viven en un único año. Soma no puede perder, no puede ser derrotado, porque ha de ganar a todos los "asientos". Si Soma perdiese, si el tiempo prosiguiese su curso natural, los alumnos de tercer año se graduarían y los perderíamos, y eso es poco menos que impensable en una serie de estas circunstancias. Además, los autores añaden el riesgo de la expulsión para dar más emoción a la batalla... pero como en cualquier ficción todos estos elementos adicionales destinados a aumentar la tensión en un momento pasan a ocasionar el efecto contrario, pues todos sabemos que Soma no será eliminado, como sabemos que el protagonista de una película no morirá en la escena de acción de la primera bobina. Ojala me equivocase y los autores se marcaran un Inoue, porque tuvo que ser espectacular ver la cara de los lectores de Slam Dunk cuando esta acabó, pero dudo que sea el caso. Soma ganará, y alguna trampa de guión salvará a Megumi y Takumi de ser devorados por la gata.
No es un problema exclusivo de Soma, es algo común en todos los shonnen... uno sabe que llegado un momento Karasuno no perderá porque entonces se acabaría Haikyuu!!, como tampoco perderían en su momento los equipos de Eyeshield o incluso la banda de Hibike Euphonium.
Hay medidas para evitar el problema, en los juegos de equipo se puede disimular algo mediante enfrentamientos individuales o marcadores parciales, y luego están los equipos que se enfrentan invidualmente como Bambo Blade o Chihayafuru, donde se puede jugar con derrotas individuales muy efectivas o donde por el simple hecho de no centrarse en el deporte pueden permitir el paso de los años, es el método más efectivo si se permite al protagonista perder y no convertirlo en un Prince of tennis.
Soma podría recurrir a estas herramientas y hacen enfrentamientos conjuntos... pero por desgracia no lo ha hecho nunca. Siempre ha recurrido al enfrentamiento hiperbólico, y particularmente nunca me han gustado demasiado estas partes del manga, pero la historia conseguía sobrevivir. Ahora sin embargo, Soma ha superado la veintena de tomos, y a esas alturas cualquier manga normal pierde la frescura inicial y ha de saber vivir del buen hacer de su guionista... y Soma, que tiene un tratamiento modélico de los personajes y sabe mantener una buena comedia, tiene el muy grave problema de que su motor dramático aburre ya considerablemente. 

7 comentarios:

Anónimo dijo...

Zadkiel

Es una lástima, pero es tal cual dices, a mi el mini arco anterior de erina me habia gustado, pero desde que empezaron los exámenes se ha hecho cada vez más aburrido, al punto de que me salto casi todo el texto y leo sólo las partes que parece que hay algo importante o divertido, el ex asiento de la comida china no me agrada y no pareciera que fuera a decir o hacer nada relevante, el duelo con hayama me parece que solo tiene el objetivo de quitarse la espina de la revancha de soma, para luego devolver a hayama al lado de los buenos para que le aliviane el camino a soma derrotando a algún alto puesto

Esta semana shokugeki estuvo penúltimo en el ranking de la jump, siempre suele bajar cuando inicia un nuevo arco pero nunca lo habia visto tan abajo xD

El problema de los mangas deportivos lo noté directamente con kuroko no basket, llega un punto en que sabes que no van a volver a perder, no sigo el manga de haikyuu pero será interesante ver como el autor maneja este punto y aprovechando que mencionaste chihayafuru, ya estoy extrañando alguna entrada xD saludos

OtakuLogan dijo...

"Y si Soma gana, me comeré esta reseña en un par de semanas y me quitaré el sombrero encantado ante el guionista de esta historia". Espero que subas un vídeo con tu reacción al estilo de la serie cuando eso pase, xD.

Anonimatus dijo...

Buena observación acerca de la invencibilidad que consiguen los protas de un manga deportivo tras las derrotas de los inicios. Es un poco como los protagonistas sobreviviendo una guerra o varias situaciones de vida o muerte, el autor muestra la historia desde el punto de vista de los protagonistas precisamente porque consiguieron sobrevivir o llegar a la final. En este punto la historia ya no va de si los protagonistas ganan sino de como ganan.

De ahí el impacto que tuvo la muerte de Ned Stark, el público estaba tan habituado a los héroes sobreviviendo hasta el final que no se esperaba que muriese.

eter dijo...

Zadkiel, a mi todo el desarrollo de Erina me ha encantado, me parece que la serie desarrolla muy bien a sus personajes... pero todo lo que son los enfrentamientos da una pereza terrible. Las explicaciones, como dices, no importan a nadie, y casi lo mejor de estos episodios son alguna tontería de las dos lolis o del padre de Alice. Y vamos, está claro como dices que Hayama tiene que volver al lado luminoso XD.
En los rankings de la Jump es algo irregular, pero con animes y con buenas ventas de tomos no creo que haya que preocuparse... en todo caso la serie tiene que ir pensando en cerrarse ya, estamos cerca de los 200 capítulos y la serie no da para más de 250-300.
Kuroko no la he seguido por las fantasmadas, aunque tengo algo de curiosidad porque tiene buenas críticas. En Haikyuu no hay emoción por los partidos, pero habiendo bastantes protagonistas y estando estos bien consiguen sobrevivir.
Chihayafuru, por supuesto, juega en otra liga XD.

OtakuLogan, me parece que como mucho te tendrás que conformar con la entrada-gif de Amanchu XD.

Anonimatus, exacto, todas estas series deben enfocarse en el "cómo", no en la incertidumbre de la victoria, pues esta se nota siempre muy artificial. Además, si no te dedicas a repetir cada dos por tres que algo es imposible... cuando de verdad el protagonista fracasa o muere -como Ned- tiene mucho más impacto.

Yer_Wells dijo...

Y sin embargo, adoro los spokons. Haces un buen análisis de las reglas que rigen este género, las cuales parecen demasiada cerradas y hacen de este tipo de obras algo muy disfrutable pero predecible. Llevo algo de retraso con el manga de Soma pero espero poder ponerme al día.

Gonzalo Alcalde dijo...

SOLO DIRE QUE LOS CAPITULOS 323 Y 324 DE MAGI BIEN MERECEN UNA REVIEW Y YA DE POR SI NOMBRO A MAGI UNO DE LO TRES PILARES DEL BATTLE SHONEN DE LA DECADA (Y SU SPIN OFF ES UNA DELICIA EN OCASIONES HA SUPERADO AL MANGA ORIGINAL) CON SHINGEKI NO KYOJIN DE POR MEDIO.

por otro lado perdon por la mayusculas.

eter dijo...

Yer_Wells, es que son muy efectivos y, mientras no se eternicen, muy disfrutables. El problema que le veo al género es que una vez satura la complicidad del espectador, todos los defectos caen de golpe.

Gonzalo Alcalde, pelín off-topic XD.
Algún día tengo que retomarlo, que me quedé en el flashback de Salomon, y en teoría esta cerca de acabar ya.