miércoles, octubre 05, 2016

Una colorida forma de entender los videojuegos

Splatoon

Los shooters son ahora uno de los grandes géneros de los videojuegos, y dominan el juego online con multitud de franquicias muy conocidas. Nintendo no tenía ningún juego de este tipo, el de estos juegos es en su mayoría un público muy particular que no parece tener interés en el mundo chachipiruli de colorines de la gran N. No parecía una batalla perdida, parecía directamente una guerra en la que no se había entrado. Y he ahí que entonces, cuando nadie lo esperaba, Ninty sacó de la nada su shooter, y lo hacía con una franquicia nueva, sin siquiera Mario en la portada (e incluso, viendo la temática, uno pensaría que sería natural ver al fontanero con su Aquac por ahí). Nadie lo esperaba. Parecía otro más de tantos experimentos que no terminan de funcionar ya sea por falta de calidad, promoción o mera suerte. Pero no ha sido así. Splatoon ha sido todo un bombazo, y dentro de una consola tan minoritaria y fracasada como WiiU ha vendido unos cinco millones de copias, una salvajada de éxito -especialmente en Japón- que se ha convertido probablemente en la franquicia de nuevo cuño más exitosa de compañía desde... ¿Zelda? (considerar una franquicia los Wiiloquesea o los Brain Training es extraño, y si nos remontamos a juegos "tradicionales" sin tener en cuenta los "Mario algo" lo más parecido a superventas serían franquicias como Pikmin, F-Zero o Starfox).
Este juego viene de la mano de la nueva hornada de desarrolladores de Nintendo, y se nota, porque no parece un juego de Nintendo... parece un juego de los mejores tiempos de Sega; toma más elementos de "Jet Set Radio" que de la franquicia "Mario". Uno de los aspectos más sorprendentes de Splatoon es... lo moderno que es, es un juego con música electrónica a mansalva y donde el avance en parte queda reflejado en gran parte por la ropa que tus personajes llevan. Splatoon es un juego visualmente muy agresivo, con un estilo demencialmente moderno y urbano. Particularmente no soy un gran fan de este tipo de estética ni de la música electrónica (perfectamente integrada con el resto del juego), pero hay que decir que es muy fácil caer en el ridículo cuando se pretende reflejar un diseño artístico como este y el juego lo ha clavado... y lo ha hecho además con simpatía, cono unos personajes que son calamares antropomorficos que disparan con pistolas de pintura.
Pero lo importante del juego es el juego, claro, y aquí Splatoon sorprende con una idea fresca y una jugabilidad muy trabajada. 
El juego principal es el online, donde el objetivo principal -aunque hay algunos otros modos de juego tipo "atrapa la bandera"- es pintar más terreno que nuestros rivales. La máquina nos coloca con otros tres jugadores y nos hemos de enfrentar a otros cuatro jugadores; podemos jugar a pintar lo que queramos, podemos jugar a acabar con otros contrincantes, pero no es la forma de ganar, debido a que el resultado de nuestra partida es la suma de nuestras acciones y la de nuestros aliados, Splatoon premia el trabajo en equipo (el juego quizás agradeciera el uso de un chat de voz, pero las partidas son muy cortas e intensas, con lo que no tiene mucho sentido más planificación de que puede realizarse en el modo de juego entre amigos).
Tenemos también un modo historia, bastante corto pero sorprendentemente potente. A lo largo de unas 25 fases el juego explora todas sus posibilidades jugables. El objetivo aquí no es pintar X terreno, si no acabar con todos los enemigos y llegar al final, y para ello hemos de usar los caminos de tinta para desplazarnos como calamares, así como usar esta forma para pasar desapercibidos y explorar todas las opciones que nos da nuestra pistola de tinta y las armas secundarias sobre un entorno en el que hay ideas tan geniales como esponjas. El modo aventura es un tutorial alargado para adecuarnos al control del juego (este es un poco extraño en un primer momento por usar el control por movimientos, pero uno se acostumbra casi de inmediato), pero el juego muestra tantas posibilidades y es tan dinámico que no cabe si no quitarse el sombrero ante el excelente diseño de niveles por parte de los desarrolladores  (deBlob (ver reseña), que vendría a ser una versión puramente plataformera de esta idea se mostraba mucho más torpe en cuanto a ritmo).
Técnicamente el juego se maneja muy bien. Aunque detallados -y sometidos a constantes cambios por la pintura- los escenarios son pequeños y el mayor problema técnico del juego sería que existiese un retardo entre los diversos jugadores. No me ha pasado. Me he caído de alguna partida, como les ha pasado a otros jugadores, pero creo que ha sido más un problema de mi conexión que otra cosa. Durante las partidas no he sufrido ralentizaciones de ningún tipo, y eso a pesar de que la mayor parte de jugadores con los que he jugado son japoneses, ya que son los que están manteniendo con vida el juego. 
Entraría aquí a valorar la vida del juego, algo siempre muy delicado hablando de productos que tienen en el online su punta de lanza. Nintendo alargó la vida del juego mediante el bloqueo temporal de algunos elementos, descargas gratuitas y los splafest ya acabados; no obstante, acabados estos recursos, el online del juego sigue con bastante vida y no he tenido problemas para jugar casi de inmediato a pesar de haber comenzado a hacerlo más de un año después de la salida del juego (una cosa buena de los pocos juegos de WiiU es que el online de estos sigue estando bastante vivo por necesidad).
No soy, para nada, un jugador de shooters online, sin embargo me ha encantado este "Splatoon". Es un juego fresco, original y sumamente divertido, con un modo online que devora horas a montones. Muy recomendable.

5 comentarios:

Yer_Wells dijo...

Una grata sorpresa que me tuvo enganchado los largos meses de verano y un poco más. Espero que Nintendo siga desarrollando juegos de Splatoon y lo convierta en una nueva saga, pues tiene mucho potencial y cosillas que mejorar.

eter dijo...

Bueno, que es la nueva niña de los ojos de Ninty esta claro. Creo que hay pocas cosas más obvias que el hecho de que en NX vamos a ver un nuevo Splatoon y que la chica-calamar estará en el próximo Smash.

Anonimatus dijo...

Sus detractores dicen que la principal razón de su éxito es por la falta de juegos en la WII U pero si fuera así hasta los (pocos) juegos malos de la consola tendrían buenas ventas.

Me pregunto si estará de forma retrocompatible para la NX como juego descargable o si harán un remaster, es algo que podría hacer que muchos se interesasen por la nueva consola.

Xesu dijo...

Hola eter, he vuelto ;)

Sin duda la franquicia estrella de la generación para Nintendo. No solo por ventas sino porque ha traido aire fresco a la compañía. La falta de nuevas IPs es uno de los puntos que debe solucionar Nintendo y juegos como este son el camino. Yo sigo en nivel 40 y no creo que mejore mucho más con esos japos de nivel 50 rondando por ahí xD

Que en NX hay Splatoon 2 ni cotiza ya. En todo caso, ya sería hora de ir dandole paso a esta gente joven que ronda por Nintendo para que tome las riendas.

eter dijo...

Anonimatus, un Splatton 2 es seguro, pero desde luego no me parece nada descartable que pudieran sacar una versión de este con todo su contenido adicional y algún extra durante el primer año de vida de la consola.

Xesu, je, un placer volver a verte por estos lares.
Si, a ver si Nintendo da un poco más de peso a esta gente, que Miyamoto por ejemplo en ocasiones se convierte en un lastre cuando se empeña en cosas como el control en el último Starfox.