domingo, febrero 12, 2017

La virtud de lo imprevisible...

One Piece 855 - "ruido de tripas"

Lo curioso de esta saga es que, verdaderamente, no ha habido ninguna como esta antes. Siempre ha habido un enemigo al final de todo, quizás no lo había en Marineford o Impel Down, pero ahí teníamos el tiempo como enemigo. No en Totland. No es una saga corta como pudo serlo Shabody, y desde luego no es una saga cómica como la Davy Day Figth. Es una saga en una isla, con tropocientos personajes, con mucha carga dramática y con toda una Emperadora de por medio.

Y ya está resuelta.

La boda parece inevitable, creo que es algo que todos hemos dado por hecho desde el principio. Luffy tiene que ver a Big Mom... y no hay mejor manera de presentarse que reventando ese pastel con la que la buena de Linlin tanto parece soñar. Pero ahora mismo no parece necesario. Sanji ya parece haber recuperado su cordura y se ha reencontrado con Luffy; y el resto de la banda se ha reunido a salvo, y tiene las copias de los fonegrifos. Hay asignaturas pendientes naturalmente, la amenaza de Big Mom sobre los conocidos de Sanji debería seguir presente, pero verdaderamente la Emperatriz ya tiene lo que quería y la boda no pasaba de ser una mera formalidad... aunque habría nuevos problemas como el hecho de que Big Mom podría haberse encaprichado de Brook, o podría también enfurecerse mucho caso de descubrir que la banda ha conseguido unas copias de los fonegrifos (pero para eso tendría que saberlo, y habida cuenta de lo que le pasó a Gelatto y de como se ha callado Opera, no se si sería muy prudente por parte de Brulee revelar que los Sombrero de Paja se han valido de su habilidad para salir con vida de todas sus peleas, robar los fonegrifos y corretear por toda la isla... como ya hemos visto varias veces en estos últimos capítulos, la mayor enemiga de la banda de Big Mom es la propia Big Mom). Verdaderamente la saga podría acabar ya. No acabará, claro, la boda sigue siendo una tentación muy grande con esa tarta, ese Tamatebako o esa gran escena que Sanji necesita; y puede que sólo Reiju merezca la salvación, pero los Vinsmoke están en esta saga para algo... e incluso a las malas habría que recordar que seguimos teniendo a Pekoms y Caesar Clown por ahí. Así pues, Oda se encuentra ahora ante una situación tan inusual como tener que "estropearlo" todo; la banda ha salido con vida de una situación muy peligrosa, han sobrevivido a importantes batallas e incluso se han metido en el dormitorio de Big Mom en una surreal escena (dice mucho de la serie que Oda haya podido recurrir al humor para solventar escenarios muy complicados en esta saga).

Bobin parece ser la solución al problema. Siendo el único personaje que se presentó junto a Big Mom en la primera aparición de esta (junto a Pudding, cuya relevancia está fuera de toda duda), y habiéndose mostrado siempre como un personaje muy particular... el hecho de que ahora tenga una recompensa tan baja no hace si no hacerlo más inquietante aún (en mi ranking de personajes inquietantes sólo estaría por detrás de Lafitte). Ahora bien, por muy debilitado que se encuentre Luffy, el que Bobin pueda derrotarlo a él y a Sanji parece excesivo... más cuando el cocinero necesita con urgencia un combate redentor (a efectos prácticos su último gran combate fue contra... ¿Absalon?, ni siquiera derrotó a un tritón o a un Pacifista en solitario... y ante la familia de Doflamingo sólo sufrió honrosas derrotas).

El escenario es cuanto menos curioso. Esta es una saga inusual, una saga principal en la que no se derrotará al gran enemigo, una saga de "toma el dinero y corre"... y ya han tomado el dinero. Es una saga en la que Oda está no tiene que llegar a un determinado punto como si tendrá que hacer en Wano con Kaidoh y sus tres calamidades, y esta ausencia de dramatismo le ha permitido a Oda jugar con la comedia más aún de lo normal... y esto se traduce en una capacidad increíble de la saga para mutar sobre si misma y cambiar drasticamente de un episodio a otro. Hace unos pocos episodios todo parecía extremadamente complicado para la banda; ahora todo parece peligrosamente resuelto para ellos... y por ello mismo parece inevitable que en un par de episodios todo vuelva a parecer perdido para los protagonistas. Y esta imprevisibilitud actual del manga hace la espera para cada nuevo capítulo tremendamente divertida; normalmente las historias ganan cuando se leen de continuo y, sobre todo, cuando se escriben de continuo, cuando el escritor tiene margen para contar y desarrollar sus tramas con el ritmo que estas requieren; el tener que dividir periódicamente la historia, el tener que cortar cada X páginas para conformar un capítulo que ha de tener su principio y su final es un problema para la mayoría de las series... pero no suele ser así para Oda y capítulos como este lo demuestran, porque esos siete días en los que los fans podemos montarnos nuestras teorías locas, esos momentos en los que ves que tu suposición se hace cierta como esos planos en la calavera o en los que descubres que no podías estar más alejado de la realidad con tu idea (incluso si el desarrollo final no termina de convencerte)... esos días y esas discusiones entre fans son un regalo y la gran virtud del género del folletín.  

7 comentarios:

HiloArgumentaldeDofla dijo...

Como bien dices, es una saga completamente distinta. Me encanta que bobbin se plantee como un personaje tan curioso, quizá sea el actual marido de Big Mom y por eso la trata con total naturalidad (?). Aunque claro, también está el tema de que la banda se organiza como en el ajedrez (a bobbin le corresponde el alfil, igual que tamago es el caballo) y bobbin no ha sido presentado como "rey". En cualquier caso, en el ajedrez el alfil puntúa igual que el caballo (3 puntos) pero estratégicamente vale más, por eso la recompensa de bobbin no es referente de su utilidad y valor para la banda. En cualquier caso, creo que a la saga le queda todavía mucho, brook ha demostrado que puede herir a los "super homies" y eso significa que habrá pelea.

Arthas Nerzhul dijo...

"esos momentos en los que ves que tu suposición se hace cierta como esos planos en la calavera"

Pues si, mola cuando aciertas (que acerté XD), porque en One Piece pocas veces puedes atinar con las teorias. Brook se acaba de apuntar un señor puntazo al ser capaz de darle tiempo de copiar los Ponegliphs y esconderselo a Big Mom.

Anónimo dijo...

Todos savemos como son buenos samaritanos son luffy y sanji y nunca van a dejar morir la familia de sanji y principalmente su hermana siendo la tipica chica q hay q rescatar en cada saga

Anonimatus dijo...

Por fin se ha visto a Brook hacer algo más que ser alivio cómico o pelearse con los esbirros del villano de turno.

Luffy está famélico y eso que hace sólo unas horas se había dado un banquete a costa de Cracker, ya era hora que Oda mostrara el lado negativo del supermetabolismo del prota, aunque pueda hacer proezas físicas imposibles para la gente normal, no engordar aunque vacíe la despensa y recuperarse rápidamente de las heridas tras una comilona, no puede aguantar sin comer más de un día o dos sin que su vida se ponga en peligro. Me pregunto si alguno de los otros personajes sobrehumanos del manga tiene el mismo problema.

eter dijo...

HiloArgumentaldeDofla, dentro de su extrañeza, parecía un soldado más del ejército furioso. Particularmente no lo veo como marido, aunque lo cierto es que me gustaría ver a alguno de los esposos en activo de Big Mom... que entiendo que tampoco se olvidará tan descaradamente de todos ellos como lo hizo con el padre de Lola.
No termino de ver tu clasificación en base al ajedrez. Es curiosa y puede ser orientativa, pero creo que Oda no suele ser tan riguroso en esas cosas.

Arthas Nerzhul, desde luego, si hay un personaje que este saliendo reforzado de esta saga, ese es Brook.

Anónimo, sí, a Reiju la han pintado demasiado buena como para dejarla tirada... pero es que en si hasta aunque fuera mala como el resto quedaría extraño que Oda hiciera a la banda abandonar la isla de una forma tan... "cobarde". A ver como lo maneja finalmente.

Anonimatus, lo de Luffy más o menos es parecido a lo que pasó con Magellan y las hormonas de Ivankof, aunque de una forma menos exagerada. A mi me gusta, porque sobretodo dignifica a Cracker, que en los foros parece un mindundi y Luffy lo derrotó de milagro con un puñado de condicionantes a su favor... era alguién que se ha mostrado más fuerte que Doflamingo.

HiloArgumentaldeDofla dijo...

Sobre la clasificación, en la cajetilla de presentación de tamago pone "Knight" o caballo en ajedrez, y en la de bobbin pone "bishop", que es alfil. Por no mencionar que la isla está repleta de peones por todas partes.

eter dijo...

Pero además de peones hay masillas de las otras categorías, no? Me suena que eran el ejército personal de Mont´dor o algo así.