viernes, marzo 31, 2017

El duro y bello brillo de un diamante

Jojo´s bizarres adventures: Diamond is unbreakable

La primera temporada, con los dos primeros arcos, me pareció una grandísima serie (ver reseña), y en su continuación ya directamente la franquicia me ofreció algunos de los mejores combates que había visto y unos momentos sencillamente inolvidables (ver reseña). En esta cuarta parte de las aventuras del clan Joestar la progresión continua, siendo la serie una auténtica joya. 
Los defectos de la cruzada del polvo de estrellas, con esa estructura tan ochentera como anacrónica hoy en día en la que los protagonistas iban recorriendo medio mundo y siempre daba la casualidad de que en cada poblado había un secuaz de Dio aquí dan lugar a un extraño slice of life sobrenatural donde la gran protagonista no es otra que la ciudad de Morioh. El argumento de esta cuarta temporada de la serie es algo difuso, sencillamente Jotaro llega a una ciudad en la que sospecha que hay un asesino, y en esa ciudad vive un hijo bastardo de Joseph, y tanto él como muchos otros son usuarios de stands... comenzará entonces una sucesión de extrañas interracciones entre ellos, amistosas o antagonicas dependiendo de los personajes e incluso del tiempo. Poco a poco se nos dibujará una pequeña gran ciudad que, respaldada por un maravilloso cromatismo plagado de colores pálidos que contrastan fuertemente entre sí, mostrará mil y un secretos de manos de sus protagonistas. En esta Jojo no siempre prima la acción, a veces un episodio puede estar dedicado a un restaurante y a como los protagonistas malinterpretan a su dueño, a un boleto de lotería, a una chica acosadora, o incluso a un alien. En Morioh hay amenazas terribles como Yoshikage Kira -uno de los mejores villanos que he visto en un manga o anime- o "Red Hot Chili Peeper" -otro grandísimo enemigo-, puede haber asesinos, y puede haber incluso aliados muy problemáticos (porque además el grupo protagonista no es una balsa de aceite y entre algunos de ellos hay claras animadversiones), pero lo importante es que aún con todas esas amenazas la serie nunca deja de dar la sensación de mostrarnos el día a día de los habitantes de una ciudad... por muy extraña que esta sea.
Y naturalmente tenemos los stands... la serie ya ha saltado definitivamente hacia ellos y no necesita siquiera buscar relación con las cartas del Tarot o intentar explicar lo que podrían ser ciertas incongruencias con toda la saga de Dio (si mis informaciones no me fallan, todo el tema del arco y los stands será algo explicado en la siguiente entrega). La franquicia ha encontrado en los stands su rasgo identificativo, y se ha dado cuenta de que cuanto más "bizarros" sean, y cuanto más raros y extraños sean los emparejamientos más brilla. Y así tenemos stands que parecen normales o "poca cosa", pero a los que les saca un partido brutal por algo tan sencillo como la inteligencia de sus usuarios como es el caso del Crazy Diamond de Jousuke, el Killer Queen de Kira o esa locura que es Stray Cat. Hay stands muy poderosos en el sentido tradicional como Heaven´s Door o Red Hot Chili Peeper... y luego hay cosas muy, muy extrañas como es susurrador de espaldas, el que coloca candados de culpabilidad o jugador de "piedra-papel-tijera". Vemos cosas muy raras y muy extrañas en esta serie, pero lo grande es como los stands interactuan entre ellos conformando unos combates increíblemente locos a la par que lógicos; en esta ocasión, salvo algún momento muy puntual, no da la sensación de que los protagonistas se enfrenten a un enemigo con un stand que sería inútil en cualquier situación... salvo en la que casualmente se encuentran. Esto se debería a lo imprevisible de la trama, el carácter de la serie de investigación sobre una ciudad, de reflejo de la vida de esta, ocasiona que tan pronto como podemos ver varios episodios intrascendentes seguidos podemos ver también como la trama estalla de repente.
Lo anterior, no obstante, también puede convertirse en una pega de la serie, ya que ese desarrollo -ya sea premeditadamente o no- es algo errático. Lo imprevisible de la trama es una gran virtud en ocasiones, pero también hay otros momentos donde parece obvio que estamos viendo X relatos individuales engarzados juntos, así como hay personajes cuyo aparente protagonismo inicial parece difuminarse notablemente. Otra queja -y es una bastante importante-, sería que hay decir que la serie es muy tramposa por momentos. Dejando de lado las surreales habilidades que llega a desarrollar "Killer Queen", hay algunos momentos en los que el guión trampea mucho con las habilidades de los protagonistas o con su simple inteligencia, y es comprensible que Jotaro tenga que quedarse al margen para el lucimiento de los nuevos protagonistas, pero normalmente los medios de los que se vale el autor para conseguirlo son bastante discutibles.
La animación es distinta a la de las temporadas anteriores; el ordenador se nota mucho menos ahora, lo que también se traduce en bajones de animación y un aspecto menos consistente; pero al mismo tiempo los colores son más exagerados e imposibles, confiriendo a la producción un aspecto inconfundible y único. Los diseños de personajes continúan la progresión de la serie, con una masculinidad aún más exagerada y respaldada por un un sentido de la moda que salta constantemente de la elegancia a la horterada imposible. Sólo por su extremo e inimitable estilo visual, esta serie sería recomendable, pero en el apartado técnico hemos de sumarle una gran banda sonora con algunos buenos temas y un gran trabajo de actores.
En cuanto a ritmo y dirección, tiene algún episodio lento para adaptar alguna trama corta puntual, pero en general la serie mejora el ritmo de sus predecesoras, siendo más variada en sus situaciones y mostrando además unos combates que no se eternizan durante varios capítulos. La trama está bien desarrollada a lo largo de los 39 capítulos de la serie, y la acción en todas las batallas está muy bien narrada. Tengo entendido que, en su recta final, modifica la estructura del manga ofreciendo un montaje paralelo de varios enfrentamientos, y aquí tengo que decir que me parece un acierto pues ayuda a repartir el protagonismo más equilibradamente entre los diversos protagonistas.
Si las anteriores temporadas ya eran muy buenas, esta cuarta temporada sencillamente es aún mejor. Reduciendo los defectos de la serie, potenciando sus virtudes y encontrado algunas más por el camino. Aún siendo consciente de que, por su violencia y lo extremo y bizarro del comportamiento de sus personajes, no creo que sea una serie para todos los públicos, la adaptación al anime de este mítico shonnen me sigue pareciendo uno de los grandes imprescindibles del anime de estos últimos años.

13 comentarios:

Luis Manuel Valero dijo...

Cuando la leí me gustó por dejar parcialmente de lado el shônen piños más tradicional en favor de una especie de slice of life con tintes detectivescos. Fue un acierto, las historias cortas encierran algunas de las mayores virtudes de la serie, empezando por ese grafismo tan masculino como flamboyant que aquí se encauza sin descarrilarse. Y Kira es insuperable como villano.

La siguiente parte no sé si la animarán pero no pasa nada si se queda en la recámara, menudo tostón. Mejor saltar a Stone Ocean que mola mil.

¿Cuarta temporada? Será más bien tercera serie de anime. Anime que he de empezar algún año de estos.

Kururin dijo...

(Por cierto, soy el Kururin. Google ha sacado a la palestra mi nombre de pila, habrá que tomar medidas drásticas y dolorosas...)

Anonimatus dijo...

Como se ha dicho lo bueno de esta serie aparte de los diseños y lo variado de los poderes es precisamente como se ganan los combates, con estrategia e imaginación en el uso de estos, nada de que los héroes no hagan más que recibir por parte del villano hasta que el prota consigue vencerle al hacerse más fuerte por un instante, uniendo poderes o tópicos similares.

Yo espero que acaben animando el resto de sagas, esa obra lo merece.

Yer_Wells dijo...

¡Necesito mas JOJO, a pesar de que Diamond para mí ha sido la más flojita! Ojo, me ha encatado, pero las anteriores me fliparon.

Darkking91 dijo...

Si es cuarta temporada. Stardust crusaders la dividieron en 2, asi que pega igual.

A mi también me parece la mejor, el cast es muy carismático, para que decir Kira, es un villano enorme. Jotaro cae mejor cuando toma un rol más secundario. tengo ganas de ver los live actions de DIU, por ver la bizarrada que saldrá de allí para bien o para mal.

espero que por los 30 años de jojo confirmen la quinta parte, al menos me gustaría que adaptaran hasta steel ball run, que siempre he oido hablar bien de ella.

Anónimo dijo...

Anonimus Maximus:

Buena reseña Eter.
Kira es sencillamente grandioso, ni siquiera los siguientes villanos de las últimas partes "shonen" de la franquicia le ganan en carisma. Todavía no empiezo Steel Ball Run, así que no puedo decir nada de su villano.

Contrario a lo que dice la mayoria del fandom, la quinta parte es buena. La ambientación es increíble, tiene muchos buenos combates (incluso de varios contra uno o en parejas) en situaciones inverosímiles tan propias del autor, el villano es imponente y esta más enfocada a la acción igual que SC. Es mi segunda favorita solo siendo superado por la aqui reseñada.

PD: Si en esta parte los stands son bizarros los siguientes los superan con creces.
PD2: Como nota curiosa, respecto a los stands y sus usuarios (junto con el villano) fueron criticados por los lectores de Araki e incluso por su editor cuando se estaba publicando. Creo que el presentar un villano con menos "poder" y que no era un megalomano fue innovador en su tiempo.
Dejo los links de los comentarios que hizo en los volúmenes 45 y 46 (Author's Note)...
http://jojo.wikia.com/wiki/Volume_45 y http://jojo.wikia.com/wiki/Volume_46

eter dijo...

Kururin, es lo que comentas, lo extraño de su tono, con desarrollo de slice of life y un villano tan terriblemente humano la hace salirse mucho de lo que es el clásico esquema de un shonnen.
Particularmente espero que adapten Vento Aureo... más que nada porque gracias a estas adaptaciones estoy conociendo la franquicia.
Como dice Darkking91, si podría considerarse la cuarta temporada si consideramos que partieron Stardust en dos.

Anonimatus, de hecho es una gozada inmensa que el antagonista no haga otra cosa que huír de los héroes porque se sabe más débil que ellos y estos tienen que buscarlo mientras él busca una forma de matarlos a traición o conseguir algún tipo de superioridad táctica sobre ellos.

Yer_Wells, para mi ha sido la mejor, pero creo que todos coincidimos en que necesitamos más Jojo.

Darkking91, el problema de Jotaro es que se nota mucho que el guión esté forzado para que no haga nada en la serie (de hecho esa saga en la que esta con Koichi y no para de ensalzarlo mientras este no para de cagarla XD)

Anonimus Maximus, hay algo extrañamente seductor en Kira, es tan humano que resulta terriblemente atractivo por todo lo horrible que es. Y no me quiero imaginar lo que fue en su día, es tan distinto a los enemigos habituales de los shonnen y su carisma molón que entiendo que a Araki le diera muchos problemas que el villano principal no fuera Red Hot Chilli Pepper.
Yo le tengo muchas ganas a la sexta (si no me equivoco es la que es en la carcel y tiene una prota femenina), pero la quinta, con el origen tan distinto del protagonista, me resulta también muy interesante.

Joseph dijo...

DiU es muy grande, aunque personalmente me gusta más Steel Bull Run aunque esté un pooooooco alargada recta final. Con respecto a la siguiente parte (Vento Aureo)... Una de cal, una de arena. Combates bastante bien llevados y con poderes bastante guapos, pero un guión muy desaprovechado con un ritmo errático, que va demasiado al grano (de tan forma que notas que falta una gran transición entre los dos primeros tomos y los demás) y un antagonista que al final se desinfla él solo, a parte de un grupo protagonista no tan bueno y también desaprovechado. Encima Araki se retracta en una idea que tenía pero que por pena al final no realiza. Igualmente es divertida.

eter dijo...

Un poco de bajón con tu comentario... sobre todo con lo de la retractación final, creo que a esta serie le sienta mucho mejor no ceñirse a los tópicos del género.

Anónimo dijo...

Anonimus Maximus:

Las tres primeras partes tienen beben mucho del shonen, SC incluso tiene formato de videojuego de peleas.
Desde DiU Araki empezó a "experimentar" con su franquicia, alejándose de tópicos que incluso varios mangas actuales siguen usando.
Yo considero a Vento Aureo como un Stardust Crusaders mejor hecho.
Por cierto, vi la noticia de que en España van a licenciar el manga de Jojo's. Ya quisiera yo que aquí en América fuera también distribuido en español. Realmente es una obra que merece la pena.

eter dijo...

La estructura de Stardust es entrañablemente ochentera, un jodido videojuego de peleas con los malos dispersados maravillosamente por el mapa siguiendo el camino que ellos siguen XD.

Particularmente no le veo mucho futuro al manga en España, es muy largo y no creo que tenga la base de fans de un One Piece o un Naruto.

Bassdrum D. Txema dijo...

Muy buena reseňa. Aun sigo teniendo pendiente mucho material de Jojo's. Aunque me considero fan desde que descubrí allá por el cambio de siglo el juego de Dreamcast. El de PS3 estuvo muy bien. Y la formula usada en el de ps4 le dio un toque RPG muy de agradecer en el Eye of Heaven. Todo lo relacionado con la familia Joestar me parece sublime.

eter dijo...

A mi los juegos no terminaron de ganarme (los probe en casa de un amigo... y además con cuidado de no spoilearme stands XD), soy muy malo en general en este género, y estos además son de los que no basta con machacar botones para ver algo espectacular XDD