jueves, diciembre 27, 2012

De pollos y colegialas...

Tonari no kaibutsu-kun

Tonari es uno de esos shojos simpáticos que no empalagan y que están protagonizados por un par de idiotas simpáticos. No hay conflicto amoroso verdaderamente, desde el primer momento el chico y la chica se declaran... pero son tan idiotas y cabezones que no paran de joderse o rechazarse en un extraño tira y aflojo que refuerza su relación. Deudora de series como Kare-Kano o Kimi ni Todoke, presenta un escenario surrealmente agradable y bonito de la sociedad adolescente japonesa donde los problemas de violencia o inaptabilidad pueden ser resueltos gracias a los amigos, un escenario en el que todos querríamos creer.
Tonari nos presenta a Shizuku, una chica obsesionada con los estudios, que un día se cruza con Haru un estudiante marginal al que todos temen por su extrema violencia y cuyo sueño de tener amigos tiene en contra cierta ineptitud social. Haru se declara de buenas a primeras, y la chica aunque sólo sea por sorpresa comienza a sentir algo también. A ellos se suman una chica automarginada por su propia belleza (¿?), un chico aparentemente normal, otro con tendencia al tsundererismo y a perderse más que Ryoga y una "inchou" timida como ella sola. Todos ellos pivotan romántica o amistosamente en torno a la pareja protagonista mientras esta se dedica a mandarse a la mierda, reconciliarse, confundirse o literalmente darse algún pequeño hostión casual al tiempo que cuidan un pollo. La pareja protagonista evidentemente es el motor de la serie, y funciona a las mil maravillas gracias a lo directos que son ambos y el cómo avanzan o retroceden decenas de pasos de improviso; pero el pequeño grupo de amigos que se forma en torno a ellos y como se van fortaleciendo poco a poco las relaciones es lo que rubrica un conjunto más que notable.
Tecnicamente es una serie decentilla, animación y diseños son los propios de esta época y argumentaría a favor que tiene unos diseños coloridos y en contra que quizás todos son demasiado guapos o normales. La estupidez social de los dos protagonistas propicia una narrativa bastante frenética, y la serie tiene algún que otro momento curioso en el que el foco se centra en algún secundario.
Simpática y divertida, protagonizada por un grupo de curiosos y entrañables inadaptados sociales de diversa índole, me parece de lo mejor de esta temporada. Una serie terriblemente disfrutable y recomendable a la que unicamente encuentro el defecto de su corta extensión, algunos conflictos y personajes son poco más que presentados y, sin conocer el material del manga, me parece que hay mimbres para más y que caso de disponer de más temporadas estos particulares cuidadores de pollos pueden alcanzar un nivel aún más alto.  

6 comentarios:

Lechu dijo...

Eter, ¿de qué fansub has visto este anime? Me he leído tu crítica y quiero echarle un vistazo.

erGuiri dijo...

Me ha entretenido bastante, aunque también es verdad que es el único anime que veía los lunes. Las situaciones eran tan raras y los personajes tan extraños que entretenía por lo poco previsible. Simpática y divertida, exactamente lo que has dicho.

Leticia dijo...

Buena review. Tonari ha sido también una de mis favoritas de la temporada de otoño, sobre todo debido a sus excéntricos personajes que derrochan carisma allá por donde pasan. Espero y deseo que tenga una segunda temporada.

eter dijo...

Lechu, Deadfish, los mkv y mi vetusto ordenador no tienen la mejor de las relaciones.

erGuiri, de vez en cuando se pegaban unos hachazos espectaculares los cabrones... y me encantaba cuando el tio acababa dándole una señora hostia a la tia por un error u otro XD

Leticia, hay anunciada una OVA... aunque supongo que sera una nadería cómica, a ver si hubiera suerte y hubiera segunda temporada... aunque es de esas series que lo más fácil es que no la tengan.

Lord Valdomero dijo...

El mejor shojo que he visto en mucho tiempo aunque no es que haya mucha competencia digna, pero una temporada me basta y sobra aunque siempre estara el manga

eter dijo...

En cierta manera porque no es muy shojo... si en una segunda temporada comienzan a forzar la cosa con Yamaken creo que perdería bastante.