viernes, junio 27, 2014

Toda la vida es juego, y los juegos, juegos son

No game, no life

Sora y Shiro son dos hermanos completamente aislados de un mundo exterior que desprecian y temen. Viven encerrados en su habitación, convertidos en una leyenda de todos los juegos online bajo el nombre de "[    ]". Es entonces cuando un correo les pregunta si no creen que han nacido en un mundo equivocado... la parece se encontrará de repente en un mundo mágico, donde todo se decide mediante juegos y apuestas, donde la magia existe y donde los humanos se encuentran en el escalafón más bajó de las 16 razas existentes. El objetivo del juego esta claro, desafiar a todos y ganarles, porque "en blanco" nunca pierde.

El argumento es cuanto menos curioso, pero es uno de esos que propicia que uno se acerque a la serie con curiosidad pero con bastante recelo. Y lo cierto es que la serie tiene un primer episodio flojo, marcado por el carácter algo extraño y enfermizo de la pareja protagonista, que apunta por momentos a un incesto pedófilo que luego verdaderamente está muy lejos de existir, pero que por fanservice y comedia está ahí. La serie además en algún momento se pasa explicando normas. Y para colmo tiene una paleta de tonos suaves y colores contrastados, en escenarios bastante abruptos y espectaculares, que choca algo de primeras. En sus primeros momentos la serie muestra sus principales defectos y pocas de sus virtudes. Un servidor siguió viéndola más por curiosidad que por otra cosa. Y llega el segundo episodio y uno piensa que Steph y su desmesurado fanservice son una muy mala señal... pero se sorprende a si mismo al disfrutar de este sufrido personaje. Y poco a poco los juegos comienzan a ganar intensidad y espectacularidad, la comedia se vuelve más alocada, las referencias y homenajes a otras series y juegos se disparan, y el personaje de "[    ]" comienza a  ser más y más espectacular, mostrando un nivel de estrategia, chulería y confianza solo comparable a las fobias y debilidades que tienen sus dos componentes por separado. Y uno se da cuenta de que esta enganchado a la serie. Y entonces aparece Jibril.
La clásica apertura siciliana: invocar una bomba de hidrógeno
Y con la dinámica de sus dos protagonistas ya asentada y la cohorte creciente de secundarios, la serie va cada vez a más hasta un final espectacular que hará que odiemos Japón si no hay una segunda temporada. Las partidas son siempre al límite, con apuestas desorbitadas y unas posibilidades de victoria que parecen nulas hasta que, a posteriori, y tras las explicaciones de los protagonistas se convierten en inevitables. Incluso tras la salvajada de partida de shiritori mágica en la que los protagonistas llegan a morir durante unos instantes, después vemos otras en las que se apuestan su propia existencia o la de su especie... porque un juego sin riesgo no es divertido, y porque su objetivo final no es otro que la victoria, y porque Shiro o Sora podrían perder por separado, pero nunca juntos.
El ritmo de la serie es elevado y, salvo en sus primeros compases, apenas hay momentos de transición debido al desarrollo de varias tramas en segundo plano. La paleta de colores es algo extraña, pero eso le da personalidad a la serie. La animación es bastante correcta en líneas generales, con algunos momentos verdaderamente espectaculares y otros donde se recurren a los recursos cómicos más clásicos. El humor está muy presente en la serie, y la mezcla de chulería y de patetismo de la pareja protagonista, junto con las personalidades arquetípicas de los secundarios, funciona bastante bien. Hay echii, diría que es más paródico que otra cosa pues la propia serie se ríe de él, pero negar el claro componente harem de la serie me parecería ridículo y entiendo que a bastante gente le tire para atrás (más si tenemos en cuenta lo polémico que puede ser el personaje de Shiro).
Un personaje doble, un ángel de la muerte y una... bueno, una Steph
Algún exceso de fanservice y algún momento en el que quizás se pasen con las estrategias y lecturas rebuscadas de juegos y jugadores son las únicas pegas que le pondría a una serie que me ha parecido por encima de todo, un entretenimiento superlativo. La serie no tiene un gran mensaje y no lo pretende, pero es terriblemente divertida y consigue alcanzar unos niveles de épica y espectacularidad absurdamente impresionantes. Etiquetar una serie como esta como "imprescindible" no deja de resultarme algo difícil... pero sencillamente me ha enganchado como pocas y he disfrutado como un niño con ella.

9 comentarios:

Joseph dijo...

Dos episodios me faltan, y si no hacen segunda temporada hago lo que sea para poder leer las malditas novelas.

En lineas concretas es una serie que está bastante bien y ya, pero conforma vas avanzando, cogiendole cariño a los personajes (incluso a Steph, que es el típico personaje que sobra, pero por su papel humorístico también se le quiere) y sobretodo el histriónico duo protagonista, sumado a los interesantes juegos y los objetivos bien marcados y que puede alcanzar si sigue así la historia tenemos esta serie que no parecía gran cosa (yo en un principio pasé de largo por sus típicos diseños y principálmente el de Shiro) pero ha acabado sorprendiendome aunque sin se mi favorita de la temporada.

Y gracias muchas gracias a lo bien que meten el fanservice, ya que es de las pocas series en las que lo encajan de una manera más que correcta.

toti dijo...

"marcado por el carácter algo extraño y enfermizo de la pareja protagonista, que apunta por momentos a un incesto pedófilo"

Casi dejo esta serie en la primera mitad de su primer capitulo por esa razón, pero por seguí viéndola y no me arrepiento, a partir de la partida de shiritori despegó la serie (me encanto ese capitulo)
realmente me entretuvo y merece una segunda temporada .

Joel dijo...

Yo lo defino como un anime que cumple lo que promete, bueno yo habia ojeado parte del manga y las novelas así que sabia que no era ni remotamente incestico, ni son hermanos de sangre y su relacion es más bien "simbiotica" por asi decirlo.
Sora fue quien más me gusto hace tiempo que no veia un prota que tomase la iniciativa y tuviese una personalidad bastante cabrona y a Steph porque es encantadoramente tonta.

Igualmente habra que esperar un poco para una segunda temporada solo hay 6 volumenes de novela y se adaptaron 3 yo preferiria esperar hasta que puedan hacer una con 24 episodios minimo que así lo disfruto más.

Nota curiosa: al estar investigando sobre las novelas descubri que el autor es de origen Brasileño.

Regit dijo...

Para mí ha sido la mejor serie de la temporada con diferencia, la única que he seguido al día. Me encanta lo chalados y cabrones que son Sora y Jibril y lo adorable que es Steph, para mí la canija sobra y cuando le dan protagonismo la serie pierde bastante, pero esa simbiosis entre los dos ha dado muy buenos puntazos, así que no me quejo. Y sí, esperando segunda temporada ya.

eter dijo...

Joseph, creo que ya has visto el cliffhanger final, así que supongo que ahora esperaras aún más la futurible segunda temporada.
El cuarteto protagonista es muy simpático, casi que lo que más miedo me da es como integran a más personajes conforme avancen la serie, porque supongo que además -en plan shonnen- lo suyo sería que estos también jugasen.

toti, la serie tiene un primer episodio bastante flojo, incluso Steph en ese episodio no parece otra cosa que el clásico personaje de "carne".

Joel, curioso lo de que un "extranjero" triunfe en una cultura tan cerrada como la japonesa.
Yo me conformaría con otra temporada de 12 episodios, en este tipo de adaptaciones no deja de ser frecuente el que se queden abiertas. Esperemos que venda bien en DVD, las novelas parece haberlas empujado bastante bien.

Regit, bueno, Shiro mola cuando lanza las puyas a todos o cuando se pone a jugar ella en plan arma secreta de la pareja... Shiro no deja de ser la voz y el chulo, pero a la hora de la verdad la bestia de verdad en inteligencia es la pequeña.

Tomas Maxwell dijo...

No diria si es la mejor serie anime estrenada o si es la mejor hecha, pero definitivamente es la que más me engancho a seguirla y la más divertida de ver (quizas hasta hasta la vuelva ver mientras espero los nuevos estrenos) algo que me hechaba para atrás era el propio mundo en donde se desarrollaba la historia (ironico que para el resto fuese su principal atractivo) me recordaba demasiado a otro anime "mondaiji-tachi" el cual era bastante similar, pero mucho más cercano a la accion tipo shonen el cuál no era ni remotamente impresionante como esta.

En fin si el fanservice aleja al publico en general, pero a su defensa no es ni remotamente relevante ni intrusivo la mayoria solo es motivo de comedia o burla y en momentos parecia integrarse a la trama de forma ingeniosa.

nvsmp dijo...

Oh si, yo también he gozado con Jibril y con Steph más de lo que debería. Me he divertido mucho con la serie, aunque sus protagonistas me valgan nada, casi al final terminé maratoneándomela y esperando los últimos capítulos con impaciencia. Espero segunda temporada.

Belldandy dijo...

Totalmente de acuerdo! Me lo he pasado genial con la serie y sólo he lamentado el exceso de fanservice (por mucho que sea cómico) aparte de lo rocambolesco de algunas explicaciones de las victorias, en especial la última (no la de la moneda, la anterior). Pero bueno, pesa más lo bueno =D

eter dijo...

Tomas Maxwell, sí, la serie es puro divertimento, y se disfruta como tal. Se pasan con las deducciones de la pareja protagonista, pero mola su dualismo extremo y cuando por ejemplo Shiro imagina toda la partida de Othello que mentalmente habría jugado su hermano.
Al fanservice le veo el problema de que es algo "fuerte" de primeras, una vez que uno se mete en la dinámica de la serie lo comprende, pero de primeras es algo incómodo por todo el tema lolicon.

nvsmp, Jibril y Steph son un puntazo, pero a mi también me encantaron Shiro y Sora. Me encanta como en la serie los personajes pasan de poses y frases molonas como ellas solas a otras completamente humillantes y ridículas (salvo Steph, claro, ella siempre está en las últimas).

Belldandy, con la última para mi gusto también se pasaron, me habría gustado que al "liberarse" Izuna el as en la manga de los hermanos es que con el mismo disparo hubieran liberado a Jibril y esta ya, en el plano físico, no hubiera tenido ni para empezar con la nekomimi... pero bueno, tampoco está mal que Steph tenga su pequeño momento de gloria XD.