martes, noviembre 25, 2014

La más desteñida serie

MOMENTO MÍTICO 51 - BLEACH

Bleach. Bleach. Bleach.
Es una mierda, todos lo sabemos. Nadie lo discute. Es una serie que ahora mismo casi se sigue para ver la siguiente parida-incongruencia de Kubo Tite, la próxima mitad de alguna raza que resultará ser ese prodigio genético que tiene de protagonista o el próximo personaje que aparecerá a la espalda de otro. Pero hubo un momento, largo tiempo ha, en el que Bleach apuntaba muy alto. Hubo un tiempo en el que se erigió como uno de los grandes pilares de la Jump junto a Naruto y One Piece. Hubo un tiempo en el que sirvió de escudera a la serie de cierto ninja como punta de lanza del anime en Occidente. Hubo un tiempo en el que la serie no podía ignorar personajes porque aún no los había presentando, un tiempo en el que no había preguntas en el aire que sabíamos que no se responderían nunca, un tiempo en el que las escalas de poder no habían sido reinventadas docenas de veces... 
Hubo un tiempo en el que la serie no era una basura.
Bleach, en sus principios, antes del secuestro de Rukia, era un gran manga. O al menos era un manga con un potencial inmenso para ser un grandísimo shonnen. Logró crear, practicamente con su primer capítulo, un protagonista y un mundillo con una gran fuerza (un protagonista además con el que el público adolescente japonés podía identificarse facilmente). Y luego rodeo al macarra de buen corazón y a su mentora con mala hostia con un gigantón bonachón para la primera línea, un arquero snob para la distancia y la estrategia y una tia buena para la curación. Un equipo básico, equilibrado con los roles clásicos que todos querríamos en nuestra party si la vida fuera un juego de rol y que permitía que la estrategia se filtrara en los combates. Los personajes eran carismáticos y había química entre ellos. Los enemigos no eran gran cosa, pero bueno, uno imaginaba que estaban por ahí como mera excusa para la presentación. Teníamos a Urahara haciendo de tipo misterioso. Teníamos a Kon dando más comedia aún a un manga que tenía bastante. Teníamos comedia de instituto para relajar las peleas. El dibujo de Tite además, era bueno; se le pueden echar en cara muchas cosas después con respecto a fondos y planificación, y ya ni digo lo que se le puede echar en cara en lo referente a guión... pero en composición, color y simple expresividad... es un monstruo.
Luego llego la saga de la Sociedad de Almas.
¿Es esta la mejor parte del manga? Es algo discutible. En su día disfrutamos mucho con esta saga, tenía muchos errores y muchas tramas forzadas... pero el manga era joven y uno estaba dispuesto a hacer un pequeño acto de fé pensando que luego el autor lo explicaría todo luego. El ritmo era brutal y cada personaje que se nos mostraba parecía más carismático que el anterior. No tenía sentido que los jóvenes pudieran con capitanes, como no tenía sentido después que estos no pudieran con Espadas y que tras un entrenamiento de tres tardes si lo consiguieran... pero son las reglas de los shonnen y en sus primeros capítulos se perdonan.
En estos capítulos la comedia seguía estando presente, como en esa grandísima presentación del capitán de la octava con su segunda tirándole pétalos... o ese épico y sexy momento en el que Yoruichi aparece en todo su esplendor (diré también aquí que en ese momento la serie era exagerada pero no ridícula en lo referente a tallas de sujetador). Había personajes carismáticos y muy "manly" como Kempachi, había otros que imponían mucho respeto como el viejo. Los malos como Gin eran muy odiosos, y los altivos como Byakuya muy hostiables. Y había estrategia, las liberaciones y los bankais seguían estando en su mayoría más basados en poderes raros como la oscuridad o el simple alargamiento de la espada.
La serie tenía muchos defectos, pero tenía también muchas virtudes que nos hacían perdonárselos al tiempo que veíamos como el dibujo mejoraba los giros de guión nos sorprendían.
Eran tiempos en los que una serie muy entretenida apuntaba a que podía ser algo muy grande, algo a lo que incluso podía aspirar tras marcarse un homenaje a Vegeta y Nappa. Pero algo, a lo que por desgracia, jamás llegaría una serie que poco a poco comenzó a convertirse, para mayor desgracia, en una parodia no intencionada de si misma.


En el siguiente momento mítico el reflejo de un espejo nos recordará porque no creemos en Dios, sólo en Billy Wilder.  

23 comentarios:

Lechu dijo...

Fíjate que yo pienso lo contrario que tú: el principio me pareció de lo más flojo y solo la aparición de Urahara, el enlace entre el mundo de los vivos y la Sociedad de Almas, animó bastante el cotarro. La saga de la Sociedad de Almas a mí me pareció muy redonda en general desde el punto de vista shônen: muchos combates y muy emocionantes, protagonistas molones, enemigos más molones aún, giros inesperados, la aparición de un némesis de toda facción habitante del universo a través de una traición flagrante...

A partir de ahí descubrimos que Kubo solo sabe elucubrar historias de rescates: primero a Rukia, luego a Inoue, por último a Ishida... Entre medias parió el "Turn Back the Pendulum", oasis de guion decente entre tanta mediocridad.

Personalmente solo me quedo con dos cosas de Bleach: una, la brutal evolución del dibujo del autor en lo que se refiere a personajes (resulta increíble ver a los Ichigo o Rukia del primer capítulo y a los del último) y esos arrebatos de humor tan inesperados y divertidos. Todo lo demás fue un sueño que se convirtió en pesadilla.

erGuiri dijo...

Yo acabé llamándolo Dragonbleach. A mi me gustó hasta que rescatan a Rukia. Y también cierto personaje que acabó siendo mi avatar porque me caía bien.

He estado leyendo "World Trigger" y desafortunadamente tiene pinta de ser lo mismo. Claymore : lo mismo. Naruto.. Naruto es diferente. Creo que Naruto escapa.

Hay que tener en cuenta también que son para cierta "edad", y que uno no es ya un chiquillo. Eso no significa que no podamos juzgarlo con nuestra experiencia.

Pennywise dijo...

Pues practicamente coincido punto por punto contigo. A Kubo se le fue de las manos y las posibilidades de su historia eran mucho mayores que su talento como guionista.

eter dijo...

Lechu, bueno, el principio con los hollows es más flojo que la Sociedad de Almas... pero los combates seguían siendo estratégicos y había mucha comedia, con la Sociedad de Almas se pasó ya a la épica, pero también comenzó a sacrificarse un poco la coherencia narrativa con entrenamientos mágicos para conseguir el bankai y esas cosas.
El péndulo estuvo bien... pero luego lo compensó con los fullbringer. Es una pena que este autor sencillamente sea tan mal guionista y narrador, y que desde la propia Jump no le ayudaran todo lo que debían porque hay decisiones muy simples como quitar a los privadon espada y cosas así que un buen editor debería haberle cortado.

erGuiri, sip, los shonnen tienden mucho a repetir el esquema... pero este es demasiado Saint Seiya -si no me equivoco Tite se ha declarado fan-, Dragon Ball, Naruto y One Piece pueden tener sus rescates... pero saben meter un poco más de variedad en las tramas. Que sí, quizás para un adolescente valgan... pero si el tio lleva 15 años dibujando la serie, creo que se le puede exigir un poco más y que la serie crezca con sus lectores, porque si no estos y el propio autor van a acabar muy cansados de esta.

Pennywise, Tite tenía que hacer como Obata y limitarse a dibujar, es muy bueno en ello y si tuviera un buen guionista podrían parir una gran serie juntos.

Jhon Kei dijo...

Cuando comencé a ver la serie, con unos 14-15, pensaba que se iba a poner cada vez mejor. En aquellos tiempos uno se dejaba llevar por combates emocionantes y no se tomaba la molestia de ver cómo avanzaba la serie.

Ahora, 21, ya cancelé el manga y no tengo idea cómo siga este arco que le deben quedar unos 7 u 8 años más, pero creo que, a lo mucho, le doy otra oportunidad si, una vez finalizado el manga, lanzan un anuncio de una nueva serie que adapte unicamente ese arco...y que esté hecho por alguien más competente que Pierrot.

Viendo las comparaciones que hacen con Dragon Ball, creo que con esta serie también me pasó algo similar (sino no me explico que haya visto hasta GT) y ahora veo una serie que, durante su segunda mitad, sólo traía un malo de turno que quería ser el más fuerte, surge un nuevo power up para los SSJ y volvemos a lo mismo (al menos los personajes me resultaron carismáticos y algún que otro giro de eventos, aunque la gran mayoría simples "Este no es mi máximo poder" o violando las leyes de la lógica, física y la misma verosimilidad con la que en algún momento contaba la serie). Y, curiosamente, mi arco favorito terminó siendo el del Rey Demonio Picollo... Aunque el momento sería el reencuentro de Goku y su abuelito.

Por cierto, dejó este video de un análisis de Dragon Ball para que puedan ver más claramente porque veo a Bleach como un Dragon Ball 1.2 (no precisamente porque sea mejor, pero hay que reconocer que los giros que le daban más emoción a Bleach eran un poquito más trabajados que en Dragon Ball).

https://www.youtube.com/watch?v=_Th4yaL0rEE&list=PL7wxvT9AXBF-FPe57XYoiHBFGoOtvQPK7

OtakuLogan dijo...

No comparto tu opinión, eter: yo desde el principio no tragué Bleach, ni el prota ni sus compañeros (dios, hay un arquero y un boxeador en una serie donde todos utilizan espadas e Inoue tiene la tontería esa de los gnomos curanderos, que por suerte para que Tite ha ignorado, pero que iban a servir para atacar en un principio) ni sus primeras misiones ni la sociedad de almas alias "todos sabemos que matar a Rukia está mal pero... no sé, esperemos a que ocurra algo, somos demasiado guais para actuar nosotros". En su momento no entendía su popularidad, aunque por supuesto me sorprende ver a dónde ha llegado Tite. Y la sigo cada semana como la mejor comedia posible...
Al lado contrario están One Piece y HunterxHunter, series que al principio sí que me parecieron de un potencial enorme y aunque su evolución no haya sido mi preferida, seguramente retome en el futuro.

Respecto al dibujo de Tite... lo siento, pero tampoco. Hay viñetas en las que no sé que diablos está pasando, hay humo y líneas y es demasiado abstracto para que lo entienda. Como diseñador de personajes y quitando el tema pechos no está mal, y dibujando paisajes simples tampoco, pero ya está.

Gloom dijo...

Esta es una de esas series que nunca me llamó la atención y que ya ni siquiera veré. Y por lo que he leído por bloggers y demás sitios... cómo me alegro de no haberla empezado nunca!

Anónimo dijo...

tite es fan numero 1 de yu yu hakusho y el guion de las peleas se resumen asi yo te gane no yo te gane no yo te gane no yo no yo kkk

Darkking91 dijo...

Bleach ni siquiera merece un momento mítico (Creo que solo lo hiciste porque hiciste el de Naruto antes xD), soy de los que tampoco le gusta mucho el inicio de Bleach xD la comedia era lo que me hizo un poco aguantarla, con la llegada de Renji y Byakuya, me hizo poner interés. A mi SS me parece bastante meritoria por parte de Kubo, introducir tanto personaje mientras desarrolla lo del rescate de Rukia e implementa lo de aizen y otras cosillas, le salió bastante redondo. Pero triste que de más de 600 caps solo 200 valgan la pena, hablan bastante mal de la serie.

Anónimo dijo...

Nunca me ha gustado. Ni el diseño de personajes, ni las peleas, ni nada. Desde que empezó me pareció un petardo mojado.

Sparrow dijo...

Aunque considero que Bleach es una de las tres grandes (junto a Naruto y One Piece) siempre he tenido la sensación de que va de más a menos... y cuanto más se alarga, más a menos y menos. En general los combates siempre me han gustado en esta serie pero la mayor virtud es el trasfondo que hay tras los shinigamis y las oscuras fuerzas que por ahí operan. Aun así digno de momento mítico.

eter dijo...

Jhon Kei, lo cachondo del anime es que muchos espectadores dicen que es mejor el relleno de Pierrot que algunas sagas del manga como la de los fullbringer XD.
Dragon ball es una serie que se alargó hasta lo indecible y que, hacia la mitad, ya no tenía nada que ver con lo que había sido inicialmente. Por desgracia esta segunda mitad es Z, y ha generado mucho dinero y fandom entre los lectores menos exigentes. Tite entre ellos XD. Pero Dragon Ball, con todo, intentó cambiar a Gokuh de protagonista, hacia sagas de apenas 4 o 5 tomos, recurría a la comedia y -sobre todo- tenía un ritmo mucho más elevado en el que en cada capítulo pasaba algo más además de presentar una supertecnica que en el siguiente capítulo sería contrasupertecniqueada XD.

OtakuLogan, a mi el grupo inicial me gustaba, era el clásico grupo de habilidades que más o menos se complementaban y que podían actuar bien en equipo para suplir que fueran más débiles que otros... algo que enseguida dejo de tener sentido porque Ichigo era la hostia y los otros solo servían para powerups y enfrentamientos cutres cual Yamcha de turno.
De acuerdo en que la actitud de los capitanes era absurda durante la saga de la Sociedad de Almas.
Con respecto a Tite y su dibujo, me refiero principalmente a sus personajes y su rostros, muy expresivos. Luego con los efectos tiende algo al impresionismo y a fliparse un poco con el uso del negro y sus composiciones, no siempre le queda bien. Sus escenarios no hay Cristo que los defienda XD.

Gloom, el principio esta bien... pero es un manga que me alegro de no haber comenzado a comprar.

Anónimo (i), las peleas son tan previsibles que apenas tienen emoción... parecen más una parodia.

Darkking91, el momento mítico esta por esos primeros 200 capítulos en los que la serie estaba francamente entretenida... pero llegó el momento de comenzar la parte jodida del manga, acabadas las presentaciones y las cosas molonas había que consolidar la serie con historia, y ahí Tite fracasó estrepitosamente.

Anónimo (ii), bueno, la idea inicial tenía su potencial...

Sparrow, Naruto comenzó su declive en un momento dado... pero al parecer tiene sagas en las que repunta. Esta ha ido devaluándose tanto que ya no puede hacer nada para remontar el vuelo porque a nadie le importa.

OtakuLogan dijo...

Una cosa más a añadir a mi comentario inicial: es difícil encontrar mundos coherentes en un shonen (mi idolatrado Naruto no lo consigue,como se discutió en su momento mítico), pero la ambientación de Bleach va más allá de lo no-coherente. Simplemente hay preguntas básicas no rebuscadas sin respuesta: ¿por qué los shinigamis no pueden volar pero pelean en el cielo? ¿Cómo funciona exactamente la sociedad de almas, los que llegan renacen como niños y tienen una nueva vida (como Rukia, y no se preguntan sobre su vida anterior), o siguen viviendo desde el estado en el que los asesinaron (como el canario de Chad)? En ambos casos, ¿porqué la familia de Ichigo no busca a su madre en la sociedad de almas?

En fin, yo soy bastante veterano para haber estado en tus entradas de verdad de Bleach, que curiosamente no has enlazado, eter... Me da que por aquel entonces eras un ingenio entusiasta de la producción japonesa de mangas.

PD: Lo del relleno no es verdad, pero hay un relleno con un personaje llamado Ashido que me pareció dignísimo. Increíble que no le hayan dado más bola, como al viejo ninja de los rellenos en Naruto...

Joel dijo...

Comparando con el resto de mangas este tiene el peor protagonista a mi parecer, vamos los otros chicos tiene sueños y metas que cumplir como convetirse en Hokage o el Rey de los piratas, encontrar a su padre o ser el más fuerte de todos me parecen respetables e inspiran a la gente, pero exactamente que es Ichigo? un buen samaritano que hace el bien por conviccion? me parece insipido y me recuerda un monton a Touma de index algo que me cabreo por días cuando vi esa serie.

Øvn¥ dijo...

@Joel De verdad no? Cual es la motivación de Ichigo? Nunca me lo pregunte hasta ahora.

Comparto lo mismo que tú eter, Kubo se marco un buen arco de la Sociedad de Almas, pero en cuanto a sus priemros capitulos te dire que solo vi los primeros y ya me dibuje el mundo, y salte directo al rescate de Rukia, y rso fue para mi todo Bleach. Aun me pregunto como es dura tanto.

eter dijo...

OtakuLogan, es mejor no pensar en quien esta vivo o muerto, o como crecen... o se alimentan o se recuperan de sus heridas. El universo de la serie no tiene sentido lo mires por donde lo mires.
De las entradas originales de Bleach, en la primera "quería creer" que Tite se encontraba en un bache y sabría redirigir el manga, pero en las siguientes creo que no escatimo en despectivos XD. Eso si, sigo reafirmándome en la parte de la Sociedad de Almas, y lo de antes, es muy buena... tenía lagunas argumentales, pero lo compensaba con ritmo y el manga entonces estaba en esos tomos iniciales en los que puedes concederle al autor el beneficio de la duda pensando que solucionara las cosas después. El problema es que no ha arreglado nada, si no que se ha hundido cada vez más en la mierda.

Joel, hombre, tampoco es tan mal punto de partida, un tio que sencillamente hace lo que considera correcto... otra cosa es que luego esté desarrollado como el culo.

Øvn¥, los primeros tienen mucho de comedia estudiantil chorra, a mi me gustan, aunque los hollows tienen carisma 0 en ese momento.

Gambit dijo...

No voy a ser redundante, la SS tiene una gran simpatía de mi parte (no me explico que haya sido gestada por Tite). Yo tengo la teoría que muchas producciones artísticas a veces son accidentes (y sería todo un intento difícil de demostrar pero... para otro capítulo xD).

Yo dejé Bleach cuando Kempachi, no teniendo bastante ya con la pelotudez del parche, apeló a utilizar las dos manos (o algo así) para ganar un combate. Eso fue demasiado, pasé de reírme a preguntarme seriamente como alguien podía ser un mangaka tan reconocido siendo tan mediocre.

Anónimo dijo...

tite el mangaka mas troll que existe

Joel dijo...

O al menos que tenga una personalidad más agradable o simpática.

Sonya Blade dijo...

Lo poco que sé de Bleach es que Kempachi es el puto rey

eter dijo...

Gambit, yo a estas alturas achaco la SS y toda la parte inicial al trabajo del editor que entonces trabajara con Tite.

Anónimo, bueno, más que troll... diría que simplemente es mal guionista.

Joel, Ichigo es una marca blanca, es el arquetipo de rebelde que es bueno en el fondo.

Sonya Blade, el problema de Kempachi es que mola tanto que todas las restricciones que usan para que "no se coma la serie" son siempre bastante forzadas.

OverMaster dijo...

La falta de sueños rimbombantes a lo Hokage o Rey de los Piratas de Ichigo no me parece mal, de hecho es refrescante en el campo del Shounen de peleas. Es solamente un sujeto que quiere llevar una vida normal pero las circunstancias lo halan a otra parte, y eso es aceptable como un gancho argumental (las series harem usan mucho esa temática, por ejemplo).

A la serie la daña mucho el que solo sea una retahíla de batallitas sin fin, de incluir mas material de aventuras o descansos de humor y Slice of Life ganaría mucho, porque varios de los personajes están mas adecuados para eso. De hecho por lo general lo que mas disfruto de Bleach es leer los Omakes. Luego tenemos el mal habito de que los personajes se embarren a dar discursos sobre sus poderes y como funcionan como si fueran su propia pagina de Wikipedia, lo cual es un peñazo y queda fatalmente antinatural.

eter dijo...

Ja ja ja, lo de los personajes explicando sus poderes es muy bestia, es ridículo ver que no uno, sino varios, han muerto por explicar un poder en apariencia brutal e imbatible a un enemigo que entonces ha tenido muy fácil contrarrestar su habilidad especial y ganarlo con fuerza bruta