sábado, julio 25, 2015

El más puro videojuego

MOMENTO MÍTICO 53 - Tetris

Van bajando piezas compuestas por cuatro bloques, se van acumulando en la base de la pantalla a no ser que consigamos que encajarlas para que formen líneas, en cuyo caso esta desaparece. Cada vez las piezas caen más rápido y si llegan arriba se acaba la partida.

No hay más. Y algo tan sencillo es, creo, el ejemplo más puro y duro de lo que es un videojuego. Pon Doom a alguién y se quejará del gore, ponle Tomb Raider y se quejará del sexismo, ponle Mario y se quejará del infantilismo, ponle un Dragon Quest y se quejará del frikismo, ponle Resident Evil y se quejará de la excesiva cinematografía, ponle Brain Training y se quejará de que es una revista, pone mil y un juegos a cualquiera que no quiera jugar y le podrá poner todas las pegas que quiera. Ponle Tetris y no encontrará ninguna.

Con algunos puzles la jugabilidad no es tan intuitiva, es como esos juegos de mesa o pasatiempos que necesitas que te expliquen como funcionan. No son redondos. No son perfectos. El Tetris no, como el cubo de Rubik, no necesita explicación. Ver 10 segundos del juego te sobra para saber como funciona y saber que has de hacer. Y como la idea es tan sencilla, uno juega, porque se niega a creer que su cerebro no sea capaz de resolver algo tan aparentemente fácil. Es un puzle y se comercializa, así que ha de haber algo de desafía, pero parece tan sencillo que uno no quiere pensar que no puede resolvero, porque uno es listo, porque uno piensa y piensa rápido, y algo tan sencillo está al alcance de todos. Porque uno piensa que que este jugando con geometría y estadísticas, no piensa en matemáticas, sencillamente piensa en agilidad mental y en que negarse a enfrentarse a los tetrimonios sería una cobardía mental vergonzosa.
Y cuando uno fracasa, piensa que lo ha hecho por un despiste o por un momento en el que sus manos no han hecho lo que su cerebro prentendía, y por eso vuelve a jugar. Y por eso este juego es el sinónimo más puro y duro de videojuego. Porque muchos amamos a Super Mario y a Zelda, y muchos otros pueden amar GTA y Call of Duty, pero somos todos miembros de una especie de videojugadores. Pero cualquiera, aunque no sepa en su vida lo que significan las siglas de JRPG o FPS disfrutara de un Tetris, como también lo hará -creo que en algo de menor medida- de un Pac-man, un Centipede o un Arkanoid.
Visualmente el juego no tiene nada, pero no necesita más, porque no es necesaria una gran resolución para mostrar un cuadrado. E incluso su música minimalista es un acierto, sencilla y cuadrículada al principio, desquiciante cuando gana velocidad. El control es simple, pero sobra para lo que hay que hacer. Tecnicamente el juego apenas tiene nada, pero es un juego tan efectivo hoy como lo era hace 30 años... y como me aventuro que lo será dentro de otros 30 años, cuando lso grandes juegos de estos años estén más que olvidados. 
Por eso me parecen tristemente divertidas esas ocasiones en las que se desprestigían muchos juegos con la etiqueta de "casual"... cuando estos posiblemente no sean los mejores juegos, pero con toda seguridad son los más "puros".


El siguiente momento mítico... por el poder de Luna... nos castigará

9 comentarios:

Anónimo dijo...

A mí la entrada me ha encantado. Creo que podría discutir algunas cosas contigo, pero el análisis que has hecho del fenómeno Tetris parece responder letra a letra con la realidad. Y tu pensar sobre los juegos llamados casual, lo compartimos en sentimiento.

Lo primero que hay que admitir es que sí, que el Tetris reluce un minimalismo de la idea de "ordenar", y que de eso parece bastante natural extraer alguna clase de pureza. Lo que pasa es que ya, de ahí a decir que es el "videojuego" más puro, pienso que estamos limitando una teoría del (de lo que "es" un) videojuego.

Y sinceramente, conozco mucha gente que se dedica a pensar sobre estos temas, y definiciones de "videojuego" las hay más de una. No digo que esta sea equivocada, porque sencillamente son distintas propuestas. Pero no lo diría taxativamente.

Algun día de estos terminaré de escribir un libro que estoy dedicando concienzudamente a estas cuestiones. Puede que te haga un spam bien colocado. ¡Un saludo!

Lechu dijo...

El que no haya jugado nunca a este juego no ha tenido infancia, así de sencillo.

Pobablemente sea uno de los juego más accesibles para los neófitos de los videojuegos. Debo reconocer que Arkanoid siempre me atrajo y exploté mucho más que Tetris, pero siempre recuerdo con cariño esas partidas al Tetris frente a la piscina con una de esas máquinas que vendían en las tiendas de todo a 100.

Setzer dijo...

Super simple, super adictivo. Posiblemente el mejor videojuego para matar el tiempo que hay.

Las compañias se empeñan en intentar reinventarlo, metiendo modos raros, piezas diferentes y chorradas varias, pero no he visto nada que supere el modo arcade clasico de toda la vida, nisiquiera el tetris instantaneo con piezas invisibles ese que te enseñé una vez xD

Anónimo dijo...

Anonimus Maximus

Aquí aplica aquella frase de "entre mas sencillo, mejor".

PD: Con respecto a la próxima reseña de videojuegos. ¿Te estas refiriendo a aquella "mítica" luna y el niño enmascarado?

Anonimatus dijo...

Uno de esos juegos tan buenos a los que no les afecta el paso del tiempo. No fuí un entusiasta del juego cuando era más joven, era un crio que prefería juegos de más acción, debido a ello nunca pude entender por qué Nintendo decidió que ese fuera el juego que viniera de serie con la Game Boy y no el Super Mario Land. Ahora que lo veo como la obra maestra que es entiendo su decisión.

Kururin dijo...

Curioso que hayas puesto la carátula del de NES cuando el que lo reventó todo fue el de Game Boy, con el que Nintendo adquirió el monopolio absoluto del mercado portátil. Fue profetizador en ese sentido, quién diría que en un futuro la crisis iba a afectar sobre todo a la sobremesa y que el liderazgo lo tuvieran descargables como Candy Crush.

Siempre he pensado que la adicción que genera se debe, aparte de lo simple que es, sobretodo a una cosa: no puedes ganar. Puedes batir tu puntuación hasta el infinito, incluso ser el mejor del mundo...pero la máquina es perfecta. Es una batalla perdida, tú contra Dios. Mola.

juan truchado dijo...

Algo si se le puede achacar. Yo creía firmemente en que el juego tenía un final, un último reto. Pero hace años y gracias a las partidas automáticas del ordenador me entere que en realidad el final del juego siempre era el Game Over porque las piezas bajan a tal velocidad que es imposible desplazarlas.

Anónimo dijo...

Estoy de acuerdo en que el Tetris es el videojuego por excelencia, fácil, intuitivo y adictivo. Me están entrando ganas de echar unas partidas.

Vi en el twitter que sigues el Tour, así que aprovecho para pedir un momento mítico dedicado a la ronda gala.

eter dijo...

Anónimo (i), por supuesto, es muy discutible lo de la pureza, los videojuegos ahora mismo son muy amplios y yo mismo soy el primero que ensalza la genialidad de un Super Mario Galaxy o la maravillosa narrativa del Team Ico... pero creo que al final en la definición de videojuego la palabra que más ha de pesar es la de "juego", y en ese sentido creo que cualquier "comehoras" merece un puesto de honor... aunque sean el solitario y el buscaminas (pocos juegos han debido de ser más jugados que estos).
Dentro de varias décadas quizás sobreviva alguna franquicia concreta de los juegos que ahora jugamos, pero dudo que haya muchos juegos puros y duros que sobrevivan al tiempo como si que ha demostrado hacerlo Tetris.

Lechu, infancia... o juventud, creo que este es un juego que llama más a un joven o a un adulto que a un niño, que quizás se deje embelesar antes por juegos con más lucecitas.

Setzer, si, no deja de resultar sorprendente la cantidad de variaciones y cambios que intentan meterle para intentar venderlo de nuevo, y yo creo que al final todos queremos sencillamente jugar al mdo arcade de toda la vida.

Anonimus Maximus, sí, la proxima reseña ira sobre cierta superheroina vestida de marinerita... aunque no se si será un reseña HD o no.

Anonimatus, Tetris fue... todo un brain training o un Wii Sport, expandía el abanico de posibles compradores lo que no estaba escrito. Me hace gracia en este sentido el termino "vendeconsolas", porque normalmente los grandes juegos no lo son, al experarse tanto sus potenciales compradores ya suelen tener la consola, no son juegos que hacen que aparezcan compradores inesperados.

Kururin, la primera imagen que encontré XD.
Lo de la simplicidad es algo que no termino de entender como se ha perdido, por definición, lo que quiere un jugador es jugar... y es francamente lógico que la inmensa mayoría no quieran jugar algo complejo o pesado.
Muy bueno, tu apunte sobre el desafio imponible que supone, es una de las grandes virtudes del juego y creo que en la reseña no lo he dejado demasiado claro.

juan truchado, no es un mal final XD. Siempre he creído que en estos juegos el final, sencillamente, es la puntuación, y el intentar superarla en la próxima partida.

Anónimo (ii), bueno, ya hay un momento mítico sobre el ciclismo (http://fanegas.blogspot.com.es/2010/07/el-majestuoso-rey-sol.html), por desgracia el Tour hace mucho que dejo de ser lo que era, con todos esos supercampeones con gregarios más fuertes que sus adversarios, las etapas de montaña y los ataques en estas han pasado a ser ridículos en muchas ocasiones. Creo que en los últimos 20 años el único gran momento -con buen final- será seguramente el ataque de Pantani a Ulrich en el 98... pero por desgracia no puedo hablar de esa etapa mítica porque esa tarde estaba trabajando y me la perdí.