jueves, enero 05, 2017

Lo que somos y lo que deseamos

Era el amanecer de la tercera era de la humanidad, diez años después de la guerra Tierra/Minbari. 
El Proyecto Babylon fue un sueño que había cobrado forma.
Su meta: prevenir otra guerra creando un lugar donde humanos y alienígenas podían resolver pacíficamente sus diferencias. 
Es un puerto de llamada; un hogar lejos del hogar para diplomáticos, trabajadores, empresarios y viajeros.
Humanos y alienígenas envueltos en dos millones quinientas mil toneladas de metal en rotación, solos en la noche. 
Puede ser un sitio peligroso, pero es nuestra última y mejor esperanza de paz. 
Esta es la historia de la última de las estaciones Babylon. 
El año es 2258. 
El nombre del lugar es 

BABYLON 5

Creo que esta podría ser fácilmente una de las series que más problemas ha tenido de producción durante su historia; y lo creo incluso teniendo en cuenta series canceladas. Babylon 5 es una joya, una auténtica maravilla que salió de la mente de J. Michael Straczynski, pero es una joya que salió antes de que el mundo estuviera preparada para ella y su creador tuvo que lidiar con todas las dificultades imaginables como presupuestos irrisorios, amenazas de cancelación, salidas de actores, retornos de actores y varios factores más entre los cuales el más importante era su propia ambición. Babylon 5 fue imaginada como una serie inmensa, fue diseñada con precisión matemática para contar X tramas en Y episodios. Era una historia cerrada, con unos mensajes y unos personajes muy bien definidos. La agresiva ficción televisiva americana de los 90 no estaba preparada para un formato que ahora parecería casi natural; Babylon 5 fue una pionera, una de esas series que abrió camino a muchas otras, manteniéndose fiel a sus ideales en contra de todos los problemas imaginables.
Porque Babylon 5 tiene muchos problemas, muchos de ellos graves, y muchos otros molestos. Es una serie con un presupuesto muy bajo, y una serie que además introducía efectos por ordenador de mediados de los 90... efectos que han envejecido muy mal, y que se suman a unos diseños de vestuario y escenarios francamente tristes. Es una serie muy dura de ver visualmente, porque además la serie como he mencionado es ambiciosa e intenta recrear muchos mundos y culturas, y cuando no hay dinero para ello... se nota.
Y la falta de dinero no sólo se notaba en efectos especiales o atrezzo, la fotografía y la iluminación eran francamente mejorables, con una elección de planos muy discutible que se nota en ocasiones sencillamente limitada por lo pequeño de los escenarios, las pocas posibilidades de estos o los estrechos márgenes de grabación. Porque hay poco dinero, y si Straczynski firmó 90 de los 110 episodios de la serie no creo que fuera únicamente porque quería mantener el control absoluto de la serie, creo que es porque sencillamente no había dinero para buenos guionistas y buenos directores, y así tenemos algunas líneas de diálogo que dan mucha pena (especialmente todas aquellas que pretenden aportar comedia), pequeños sinsentidos incongruentes con la serie que además están mal dirigidos... y mal interpretados, pues tampoco había dinero para los actores y hay algunos de ellos que dan bastante vergüenza ajena. Técnicamente, creo que sólo el gran score compuesto por Christopher Franke es destacable.
Y para colmo de males, diseñada desde un principio como una space opera de cinco temporadas, se la amenazó con la cancelación al final de la cuarta, y eso se tradujo en que el autor tuvo que condensar las dos últimas temporadas en una única temporada con un ritmo horrible que avanza a base de guionazos... y luego además improvisar material para una quinta temporada cuando la serie fue renovada por sorpresa. Y todavía podríamos hablar del material que se quedó fuera y se transformo en una serie spin-off y varias tv-movie para hacer el orden de visionado de la franquicia un pequeño laberinto.
Normalmente pongo las pegas a un producto en mis reseñas al final, porque después de haber puesto una serie, un libro o un juego aparentemente por las nubes me parece apropiado mencionar los defectos para ponderar la valoración. Con esta serie he decidido hacer lo contrario ¿por qué? Porque a pesar de todos estos problemas -algunos de ellos muy graves-, porque a pesar de que la serie va claramente de más a menos y la quinta temporada es horrible... la serie es una joya, una maravilla a reivindicar. Porque si la serie decepciona mucho al final, decepciona porque la hemos visto alcanzar unas cotas de grandeza argumental increíbles.
Babylon 5 nos traslada a mediados del siglo XXIII a una estación espacial ubicada en una zona neutral de una galaxia en constante estado de guerra. Y aquí, en compañía de los oficiales de la estación y de los diplomáticos de las principales razas de la galaxia Straczynski comienza a disertar sobre los grandes temas universales. Tenemos la guerra y la paz como motores, pero tenemos política y economía, religión y ciencia, racismo, desconfianza, egoísmo, ambición y todos las emociones negativas que conocemos, entre las cuales logran abrirse paso ocasionalmente la amistad, la confianza, el amor o el altruismo... pero son pocas estas ocasiones. El mensaje de Babylon 5 no es oscuro -al menos no premeditadamente-, pero tampoco es esperanzador. Sí, los buenos ganan, pero sus victorias nunca son totales y los peligros persisten para transmitir al final siempre la sensación de que los hombres verdaderamente no hemos avanzado mucho. Por muchos paralelismos que podamos trazar con nuestro mundo actual no me parece que sea una serie especialmente alegórica, el mayor paralelismo que encontramos en el de la perpetuidad de los grandes temas y el como podemos responder ante la muerte, el amor o la individualidad. Si podríamos considerarla una serie moralista, pero creo que sus mejores momentos y personajes se encuentran cuando precisamente se aleja de ese terreno y se adentra en una inmensa gama de grises con algunos de sus personajes.
Es una serie que no da respiro al espectador, la trama se desarrolla siempre de una forma constante incluso cuando parece ser un episodio de relajación o para profundizar en algún personaje. El autor no suele desaprovechar minutos y muchas razas y situaciones que pueden parecer de relleno serán importantes después para la trama principal. Si bien en algunos momentos la serie centra alguna trama episódica en algún componente puro y duro de una ciencia-ficción muy sólida, normalmente la serie suele girar en torno a la política y la sociología, donde no paramos de ver intrigas de todo tipo a cargo de personajes o naciones que no tienen el menor reparo en usar los medios que tengan a su disposición para lograr objetivos que pueden no ser los más honrados pero son sin duda los más lógicos. 
Sus personajes no son necesariamente simpáticos (de hecho los peores personajes son los que claramente se posicionan como más "buenos"), son personajes que mienten y se equivocan, personajes que tienen defectos y vicios, y personajes que incluso pueden llegar a traicionarse a si mismos y que no dejan de actuar de acuerdo no a lo que el espectador espera de ellos si no a la lógica interna de ese personaje y esa cultura, y es en estos tristes momentos de destrucción mutua cuando la serie alcanza sus más altas cotas de calidad.
Babylon 5 es una serie que no ha envejecido bien, y es una serie mal dirigida, mal interpretada y mal guionizada. Pero es una serie con una historia principal y unos personajes sencillamente inmensos, y en sus tres primeras temporadas todo avanza con una precisión tan perfecta que es difícil imaginar como mejorarla. Tiene fallos, muchos en mi opinión, y además localizados al final de la serie, con lo que afectan a mi opinión de ella más de lo que me gustaría; pero tiene también muchísimas virtudes, y el universo que crea es sencillamente increíble.
Creo que no es una serie para todos los públicos, y se me hace difícil recomendarla por ser un producto tan de nicho como es la ciencia-ficción tan dura y ser tan irregular... pero si que creo que es una serie a reivindicar y que cualquier espectador debería darle una oportunidad. Es una serie con muchísimos seguidores y, aunque yo no sea uno de los más enfervorizados de estos, puedo ver perfectamente que todas las virtudes que se dicen sobre esta serie están ahí.

8 comentarios:

erGuiri dijo...

Enhorabuena por verla Eter. Ahora ya te respetaré 100%, creo que ya has visto todas las series de SciFi "dignas" que yo he visto.

En España ver esta serie era un auténtico infierno. Aquí en canarias incluso echaron el primero de los dos capítulos aquellos de Babylon4/Sinclair y tal, pero nunca echaron el segundo porque coincidía con no se qué gilipollez de emisión local... Uno pensaría que lo echarían otro día.. no.. nunca. No veas el infinito desprecio que le pillé desde entonces a las cadenas de TV especialmente TVE en canarias. Aún las odio y no tengo pena ninguna por quienes trabajan en ellas. Viva Netflix y demás.

Bueno. Llega internet y tras mucho esfuerzo por fin consigo bajarme la serie.. y cuidado.. intenté COMPRARLA en DVD, pero era/es otro imposible en España. B5, adelantándose a su tiempo, fue grabado en panorámico, pero los DVDs (sólo de la primera) son 4:3 .. en serio.. facepalm.

Y qué ocurre hoy en día? Pues lo que dices, que ha envejecido mal y nadie la conoce.

Lo bueno de B5 personalmente creo que es son la segunda mitad de la 2da temporada, la 3ra y la primera mitad de la 4ta. La guerra de las sombras y su desenlace sigue siendo en mi humilde opinión la mejor historia "cinematográfica" de SciFi hecha jamás. Cuando por fin nos enteramos qué coño querían los Vorlon y las Sombras y como lo arregla épicamente Sheridan.

B5 es un buen comic que intenta ser serie, pero no puede. No puede porque se adelantó a su tiempo. Si la hubiesen hecho hoy en día, en la época post "Lost/Perdidos" me pregunto qué hubiese salido. Igual hay suerte e intentan hacer un remake, pero los remake nunca son buena idea.. salvo Battlestar Galáctica que no salió mal. Igual aún hoy es demasiado pronto para hacerle un remake a B5.

Bueno Eter. Sólo nos queda esperar la nueva de Star Trek dentro de poco, a ver qué sale de ahí, aunque la verdad no soy optimista.

eter dijo...

Y estoy viendo Doctor Who ahora... aunque bueno, esta de ciencia tiene como que nada XD.

En España, pues lo clásico, supongo que la comprarían por obligación y tendrían que emitirla por algún contrato... y no querrían que triunfara por si tenían que comprar más. Es una locura, en los 80 parece que si se emitían las cosas con respeto hacia la serie y el espectador... pero a partir de los 90 los productos de nicho era insufrible verlos en TV, y no hablo ya de cosas como esto, DS9 o rizando el rizo el Escuadron Exo... es que me acuerdo de ser Buffy una serie muy conocida y comprar Antena 3 los derechos de Angel para emitirlo a las tantas cuando acabase la película o el late-show de turno....

Por suerte, creo que este tipo de televisión está muriendo, al menos para el público que potencialmente tiene y mueve más dinero tradicionalmente, sólo quedará para Salvames, tertulianos y esa mierda... y con un poco de suerte las series se enfocaran más a públicos concretos o respetaran sus guiones y no intentaran "contentar a todos".

A mi particularmente no me gusta el como cierran la guerra. No me parece mal la idea, pero si muy precipitado como de repente aparecen un puñado de Vorlon y pasan a ser "malos". Kosh no nos había transmitido esa sensación tan bestia de dictadores que nos ponen ahí. La idea, como digo, no me parece mala... pero es lo que comentaba de la aceleración de la serie, creo que eso debía de haber sido todo el arco de la cuarta temporada y acabar con ese gran final, para luego en la quinta narrar la postguerra. Pero todo me parece muy acelerado en esa parte, me gustan las ideas de la serie, pero en ese punto me parecen muy mal implementadas. Y aquí además sumo que no me gustaba nada Sheridan... había algo en ese actor que me repelía, no se si el doblaje, no se si la sonrisa alegre, si el romance con Deleen (que me parece horrible, el personaje se echa a perder casi tan pronto como le sale pelo XD) o las trampas que hacía con él el guión... pero no podía con Sheridan. En ese sentido veo la serie muy desequilibrada a nivel de actores, Londo o G´Kar estaban inmensos, otros como Ivanova o Garibaldi tenían papeles muy agradecidos (aunque con el de seguridad se nota que no sabían que hacer llegado un momento), y sobra decir que Chekov hacía muy grande a su Bester... pero en general el nivel actoral era bastante flojito.

Yo de Discovery sólo espero que sea digna. Ya sabemos que a las series de ST les cuesta algo arrancar y que hay que presentar muchos personajes. A la primera temporada sólo le pido que sobreviva y que cumpla con los mínimos, y luego después ya comenzaré a exigirle algo de verdad.

erGuiri dijo...

"Kosh no nos había transmitido esa sensación tan bestia de dictadores que nos ponen ahí" Kosh1 no, pero Kosh2 ya era otra historia. ¿No se cargaban planetas como si nada?

Vamos, que me flipó la idea de que ambos sólo querían imponer su moralidad y eran dioses falsos. Era el amanecer de la tercera era de la humanidad. En el mundo real me dio mucho que pensar. No dejaba de ser una guerra santa.

Delenn ahora usa Pantene jajjaja y G'Kar/Londo eran lo mejor.

Sobre Doctor Who. Mi infinito respeto por intentarlo siquiera. Creo que es algo que sólo los que hemos nacido en the UK podemos ver porque nos echaron algo en al agua o algo. Recordemos que es una serie para todos los públicos. Torchwood es la serie para adultos. que no recuerdo si has visto.

eter dijo...

Ya Kosh 2 acojona XD. Pero es que no me gusta demasiado como los hacen malos de repente, cuando al principio parecían tener el papel de Lorien casi.

La idea como tal de la guerra me gusta, aunque también tengo que decir que no me sorprendió mucho... aunque sólo sea por lo típica que es en la literatura fantástica.

Delenn... me gustaba mucho al principio, pero es que luego pasa a ser el cariñito de Sheridan y pierde para mi gran parte de su fuerza.

G'Kar/Londo era lo mejor de la serie, los dos actores estaban muy bien y era genial su relación y toda la trama de su guerra y sus culturas... por eso me jode cuando los usaban de bufones de vez en cuando.

Al Doctor le he tenido ganas siempre, pero claro, impone casi tanto como cuando Star Trek de primeras. Lo bueno es que no deja de ser muy ligera y episódica, y se puede empezar desde practicamente cualquier temporada. Naturalmente se que me estoy perdiendo referencias al no haber empezado con la clásica, y ni siquiera por la primera moderna (en Netflix tenían a partir de Matt Smith), pero no deja de ser una serie terriblemente disfrutable y absurdamente carismática y épica.

juan truchado dijo...

Seguir está serie por TVE en su día fue lo más cercano que he conocido a una tortura infernal, hasta que intente seguir Urgencias o El ala oeste de la casa blanca y note que todo podía ir a peor, a mucho peor.

Recuerdo que la primera temporada a mi no me dijo nada. Episodios autoconclusivos típicos de los 90 y la mayor parte de ellos, malos, para que vamos a engañarnos. Era el universo lo que de verdad me llamaba la atención.

Pero todo cambia a partir de la segunda y de la tercera, donde la serie alcanza un nivel espectacular para la época, sobretodo a nivel de historia y desarrollo de personajes, porque si bien ahora los personajes cambian y evolucionan, lo normal en los 80 y 90 es que nada cambie. Hay tenemos el equipo A, el coche fantástico y los vigilantes de la playa como buenos ejemplos de lo que digo.

En fin, una serie muy recomendable siempre y cuando te guste el género.

eter dijo...

No sé, el Ala Oeste recuerdo haber visto que echaban algún episodio un día de entresemana por las noches, aunque supongo que eso sería casi peor porque pondrían un poco y cuando uno se enganchase de repente dejaban de darlos o no comprobaban más temporadas... supongo que con Urgencias paso algo parecido, algunas temporadas las anunciaban en pleno Prime Time, pero es una serie tan larga que entiendo que llegado un momento pasaron de ella. En fin, la historia de las series en las televisiones españolas...

A mi la primera temporada si me gustó bastante. Los episodios eran autoconclusivos normalmente, pero se veía que había algo que poco a poco se iba gestando, todas esas pistas en segundo plano eran una gozada, y en general presentaba bien todo su mundo... por muy cutre que fuera XD.

La segunda y la tercera temporada son... increíbles. Por eso me jode tanto lo comprimido que se encuentra todo en la cuarta, si hubieran mantenido el ritmo narrativo de esas temporadas la serie habría sido increíble en toda su extensión.

juan truchado dijo...

Imagina, la terminaron echando en la 2 donde sobrara un espacio. Había que dejar el vídeo para que grabará 6 horas y aún así ten por seguro que muchos episodios se cortaban por la mitad.

Con Urgencias era otro cachondeo, pero bueno, ya estás cosas con internet no pasan :-)

eter dijo...

Así consiguieron lo que consiguieron, echar a la audiencia... que no era la malvada pirateria, era algo tan sencillo como que cualquier espectador dedicado maldecía continuamente las cadenas.