martes, mayo 30, 2017

Cuando el fanservice no es fanservice

Keijo!!!!!!!!

A veces las primeras impresiones engañan. Y es muy fácil engañarse con Keijo, una serie que va de tías dándose culazos para echarse de plataformas flotantes (un deporte un pelín -sólo un pelín- machista que creo que existe de verdad más allá de los videojuegos de Dead or Alive). Este anime parece sólo de culos y tetas, y en verdad en practicamente cada una de sus frases vemos alguna de estas palabras... pero lo cierto es que me he sorprendido al encontrar una serie tremendamente divertida y disfrutable.

Lo primero, por extraño que pueda parecer... no me parece una serie fanservicera. Está todo tan supersexualizado al ver de continuo a las chicas en bañador que al final se pierde este factor, luego en verdad apenas hay referencias sexuales más allá de un par de coñas de primero de humor, y para rematar no aparece un sólo chico en la serie más allá del padre de una chica y de espectadores random. Eso me parece significativo, aquí no hay comedia de enredo ni echii en ese sentido, aquí tenemos a una docena de chicas que se toman muy en serio su formación para conseguir alcanzar la gloria en su deporte... por surreal y estúpido que este sea. Y eso es lo que es esta serie, un spokon paródico.
Así pues tenemos a un grupo de chicas que son muy competitivas entre ellas, pero por supuesto disfrutando mucho del juego y de la rivalidad, esforzándose siempre por superarse a si mismas y a sus contrincantes. Y las chicas son simpáticas y caen bien de primeras, y la protagonista es una chica alegre a la que es imposible no querer porque sencillamente se mete en el deporte para ganar mucho dinero. Y naturalmente cada una de las chicas es distinta y lucha con técnicas diferentes a las del resto, y cada una de estas técnicas es una chorrada superlativa basada en algún juego de palabras con "culo" o "tetas" que además en ocasiones homenajea a series populares del mundillo. Así que al final tenemos una épica constante con frases e imágenes que darían para incontables memes.
Si a la serie le sumamos una animación decente y un ritmo frenético, tenemos una serie cuyo éxito y popularidad es comprensible (aunque en Japón las ventas han sido paupérrimas). Es una serie muy particular, y desde luego es fácil -muy fácil- que a alguién no le guste o incluso pueda sentirse ofendido (ya ni digo ofendida) por ella. Si tuviera que comparar esta serie con alguna quizás sería con Ben-to (ver reseña), aunque sin el componente romántico. Es una de esas locuras que sólo pueden salir de ese sudeste asiático tan loco, y creo sinceramente si uno se acerca a ella sin prejuicios y con la sana idea de desconectar de la realidad y ver una sucesión de gilipolleces se va a divertir.

5 comentarios:

Lechu dijo...

Totalmente de acuerdo, es una serie en la que hay mucho más de lo que se podría ver a primera vista. Dentro de su excentricidad su desarrollo es lógico y no se deja llevar para conseguir fama facilona usando su cohorte de chicas guapas en bañador/bikini. Eso sí, en la recta final a la serie se le va un poco de las manos el tema de los "poderes"; había una cierta progresión "lógica" en ellos pero al final (quién sabe si por las prisas de cerrar la serie) estos poderes pasan de estrafalarios a paranormales.

Anonimatus dijo...

Es una parodia de esos mangas deportivos en los que los protagonistas acaban desarrollando técnicas más propias de mangas de pelea sobrenaturales, es una parodia buena y no hay que verla como nada más.

Setzer dijo...

Une pena que la hayan cancelado, era una locura muy divertida y absurda.

eter dijo...

Lechu, a mi más que los poderes, que eran muy exagerados, me gusta como al final se le va la pinza con los escenarios, que de los clásicos círculos iniciales acaban pasando a castillos, aviones y cosas muy absurdas XD

Anonimatus, y ya ni hablar de las parodías explicitas como esa tia que roba todas las técnicas de culos y se saca su ataque de Gate of Babylon XD.

Setzer, de hecho al mangaka le dijeron que tenía que acabarla para cuando finalizara el anime... consiguió bastante tiempo extra para como son las revistas con estas cosas.

Yer_Wells dijo...

Curiosamente, a mí también me entretuvo soberanamente, y eso que no es mi estilo de animes. Eso sí, los fans del manga echan pestes de su adaptación animada.