lunes, mayo 15, 2017

La decepción de Suzumiya Haruhi

La sorpresa de Suzumiya Haruhi

No puedo catalogar esta novela de otra forma que la de decepción. Haruhi y su mundo es una franquicia a la que siempre le he tenido mucha simpatía; las novelas tienen sus altibajos pero en general son amenas y rápidas de leer, me han solido entretener y me han dado muy buenos momentos. Después de lo épico que parecía ponerse todo con la última entrega (ver reseña) tenía bastantes ganas de leer el final de la historia.
Y si el autor tardó tanto en sacarla, y si su extensión es tal que ha dado para que Ivrea se marque un "Torre de la Golondrina" y la parta en dos -y la cobre por separado,  por supuesto- no fue casualidad. Esta obra atestigua por completo ese mal conocido como "bloqueo del escritor". La novela es, simple y llanamente, aburrida. Creo que pocas cosas peores se pueden decir de una obra de ficción que no pretende nada más allá de entretener. Casi todo falla en esta novela. La idea original del autor no era mala, el potencial de una anti-brigada era muy grande, y así mismo la idea del autor de bifurcar la trama en dos historias que transcurren paralelamente es siempre digna de mención. Ahora bien, todas estas interesantes premisas quedan lastradas por la pobre ejecución general del producto.
La trama, sencillamente, no avanza en ningún momento. El autor se limita a llevarnos de una escena a otra; algunas de estas escenas parecerían bastante potentes sobre el papel, pero la transición de unas a otras es tan endeble que parece que pasan porque tienen que pasar. Hay enfrentamientos y hay enemigos, pero las motivaciones de estos nunca quedan claras ya que Tanigawa les da unas líneas de texto extrañas, demasiado rebuscadas y rimbombantes. La historia no parece avanzar, pero el autor se empeña en hacernos creer lo contrario por medio de largos monólogos o conversaciones tan unilaterales que casi lo parecen. Tanigawa tiene una idea, pero más que a transmitirla en esta novela parece dedicarse a autoconvencerse de que la está transmitiendo. Y este defecto se propaga a la propia estructura de la narrativa, con dos tramas paralelas que se sienten descompensadas porque una es claramente mucho más dramática e intensa y duplica en páginas a la otra; entiendo que esto podría ser un recurso del autor, pero creo que en general las dos historias no están bien balanceadas y esto propicia que el lector desconecte de ellas (especialmente en la más rutinaria de ellas).
No puedo encontrar apenas nada positivo en esta última entrega de la saga, es demasiado rebuscada y torpe en cuanto a contenido y continente, pero es que además incluso pierde gran parte de la chispa de ironía e ingenio características de la saga. Tanigawa, claramente, no sabía como continuar la historia, y eso creo que se traduce en que intenta cerrarla, y lo hace mal, muy mal. A todo ello añadamosle algunos defectos habituales de la franquicia y sumemosle también una traducción y maquetación poco inspirada y tenemos una novela que -muy tristemente- no puedo recomendar bajo ningún concepto. 

6 comentarios:

nvsmp dijo...

Bueno, luego de tanto tiempo que ya hasta me había olvidado de la existencia de Haruhi veo que salió por fin la siguiente novela. Desde la anterior no me gustaba mucho la idea de dos líneas temporales (o universos paralelos, que se yo) y viendo lo que dices de esta, menos ganas de leerla tengo. Que va, desde la aparición de otro viajero temporal que tenía un tufillo que no me gusta nada, y la aparición de una rival para Haruhi debo confesar me gustaba más para líos haremescos/sentimentales (y que la última se vuelva más honesta) y no para el drama. Aparte no tengo ganas de leer parrafadas japonesas donde hablan mucho para decir nada.

eter dijo...

Lo de la antiHaruhi si tenía su gracia, pero el otro viajero del tiempo era insufrible... Asahina estaba callada y no molestaba con chorradas de este tipo, pero este segundo viajero va de listillo y no aporta nada, solo más y más paranoias japonesas.

A mi lo de las dos líneas temporales si me gustaba como idea, pero esta muy malamente llevado a cabo.

Joseph dijo...

El caso es que "última novela" no es, pero sí es verdad que desde entonces el autor no ha dado señales de vida.

eter dijo...

Oficial oficialmente no, no es última novela... pero el final es claramente un final de todo, un "continuaron sus aventuras... pero esas ya no las veréis" XD.
Es... triste, al final el autor disculpándose por haber tardado tanto y dejando más o menos implicito que no tiene intención de continuar.

delatour dijo...

Cuesta creer que hubo un tiempo en que Haruhi Suzumiya era la serie revolucion en el mundo anime/light novel. Esta era historia de la que todos hablaban y que nadie se perdia y que todos seguian con atencion. Ahora es decepcionante ver como ha cambiado eso y en parte por culpa de un autor que parece bastante cansado de su creacion, porque como bien comentas se nota muchisimo que le cuesta escribir sobre la brigada.

eter dijo...

Creo que al autor se le vino encima algo demasiado grande. El hombre había creado una historia sencilla, unos pocos relatos cortos en base a una premisa simpática y original y una novela que servia como punto de partida... pero tuvo demasiado éxito, y creo que se vio obligado a continuar y continuar, a darle a todo una forma más compleja y cerrada de lo que a él le habría gustado.