viernes, agosto 17, 2018

El día que los mangas no se tradujeron

Soukyuu no Ariadne

"Ariadne of the blue sky" es la última obra surgida de la pluma de Norihiro Yagi, autor de Claymore (ver etiqueta) y Angel Densetsu (ver reseña). Comenzó a publicarse en Noviembre del año pasado en la Weekly Shonen Sunday como una especie de versión serializada del one-shot "Gekko no Arcadia" donde ya se veían los argumentos principales de esta serie.
Tenemos como protagonista a Lacile, un chico que vive con su abuelo y sus hermanas gemelas en un pueblecito perdido en las montañas. Se trata de un chico soñador que sueña con ver el fantástico mundo en el que vive y las muchas maravillas que en libros ha leído (ciudades voladoras, cataratas doradas, etc). Perdido en sus pensamientos, un día en el bosque encuentra a una chica -Laana- que "flota", y a la que persiguen unos hombres en una especie de bioarmaduras. Lacile es un chico alegre y optimista, pero también el clásico héroe altruista y defensor de la justicia de un manga, y naturalmente intentará ayudar a la chica. Descubrimos entonces que Lacile es un excelente luchador, que no sólo ha sido adiestrado en combate por su abuelo -un antiguo soldado- si no que incluso es un experimento en sí, un arma viviente humana capaz de canalizar energía. Y descubrimos también que Laana es una princesa de una ciudad flotante -Ariadne- que desea escapar de su su ciudad y ver mundo. En ese momento el rumbo de la historia y el manga queda ya fijado y somos testigos del pequeño viaje de descubrimiento y fascinación que comenzara la dupla protagonista.
En esta serie Yagi va a un mundo como el de "Claymore", para contar una historia que tiene ciertos tintes de "Angel densetsu"; tenemos mucha acción, tenemos también muchísima comedia con la loca pareja protagonista y una buena corte de secundarios, pero -sobre y ante todo- tenemos un sentido claro de la aventura más pura que lo impregna todo. Tenemos un mundo que se nota muy trabajado, con un mapa que se antoja gigantesco repleto de escenarios de maravilla, varias razas y varias sociedades dentro de ellas... hay algo de drama y oscuridad, y vemos un claro conflicto político y social en el horizonte, pero los personajes son todavía niños que no quieren entrar en ese mundo y que sencillamente quieren maravillarse con todo lo que el escenario puede ofrecerles, actuando sin razonar mucho y con un claro afán de diversión y aventura, y Yagi domina lo suficiente la comedia como para conseguir que los personajes sean entrañables y que su ingenuidad y estupidez sean muy disfrutables y se extiendan también a muchos de los personajes que se encuentran.
El estilo del autor sigue siendo muy característico, algo falto de tridimensionalidad y sombreados en mi opinión. La acción queda muy bien retratada y los personajes principales tienen una sonrisa muy contagiosa, pero a pesar de alguna doble página espectacular y grandilocuente -y de una notable creatividad en las criaturas- sigue pareciéndome que algunos de sus fondos están algo vacíos y pecan en general de génericos.
Es un manga que de momento me esta pareciendo terriblemente disfrutable y recomendable, aunque tiene el más que notable problema de ser poco popular. No parece que ningún grupo de scans la haya abordado en serio y solo ocasionalmente nos llega algún que otro capítulo traducido que es terriblemente de agradecer.

6 comentarios:

Jhon Kei dijo...

Esta la recuerdo de un podcast pasado y entre tu comentario del momento y esta reseña estoy tentado a darle una oportunidad, pero es como dices. Esos 6 capítulos en español que encontré son poco más que una introducción del universo y los personajes.

eter dijo...

Sí, lo mencioné en un podcast y tenía guardada esta reseña desde entonces... lo triste es que apenas han salido capítulos desde entonces y apenas he tenido que modificarla.

Se los animes que viste la semana pasada dijo...

Saludos desde Perú. Recién me he reencontrado con Claymore hoy día mismo. Uno de mis mangas favoritos. Y como por acá andamos por cuarentena obligatorio, que mejor que leyendo el manga. Ya haré lo mismo con Ángel densetsu que también lo dejé en su momento. Sabía que el mangaka no podía estar tan inactivo desde el fin de Claymore y buscando me encuentro con tu reseña. Espero leer el manga y ver si logra superar sus trabajos anteriores. Aunque lo veo algo difícil. También me he suscrito a su podcast y espero ser un oyente más de aquí en adelante. Enhorabuena descubrir tu blog y programa de radio.

eter dijo...

Pues nada, lo primero agradecerte el seguimiento y -por supuesto- invitarte a participar siempre que quieras.

Este puedes considerarlo una versión light de Claymore, en aquella no había nada de humor casi y aquí el autor se nota mucho más relajado y divertido haciendo un shonnen ligero de aventuras.

Unknown dijo...

Luego de leer Claymore por 2da vez me encuentro con que el maestro Yagi tiene otro manga.
Lamentablemente pienso que la adaptación de Claymore salio en un mal momento, si estuviese al día de hoy fuese todo un éxito.
Estoy ansioso por saber mas de su obra en proceso.

eter dijo...

No se que decirte, tengo pendiente la relectura de Claymore -de hecho estoy pensando en ella y en Negima como opciones muy factibles-, pero el manga baja mucho en su segunda mitad cuando Yagi se queda un poco en tierra de nadie en la escala de poder. No se si un anime habría mejorado eso, a fin de cuentas casi adaptan en su totalidad la primera parte que es ya de por si muy potente.