sábado, enero 05, 2008

A medio camino entre la mediocridad y la genialidad

El angel más tonto del mundo

Por recomendación directa de mi hermano (escena en la que te pone el libro en las manos y te dice "leételo"), me he leído este librillo de Christopher Moore que parece haber tenido un gran éxito allende de los mares en los EEUU. Motivos no le faltan, todavía no se si es un buen libro o no, pero lo que creo que es indiscutible es que es tremendamente accesible. Un libro corto y divertido que se lee en poco más de una tarde.
Nunca he entendido demasiado bien en que consiste el concepto de novela satírica o irónica, pero esta novela, sin duda, se incluye dentro de él. Es un cuento de navidad tradicional en el más estricto sentido de la palabra, pero dotado de una mala leche considerable. Nos coloca en un pequeño y cálido pueblo californiano que, en visperas de la Navidad, sufre también una terrible tormenta. En este pueblo veremos a varios personajes: un alto hippy convertido en inútil policia que esta casado con una ex-actriz de serie B loca, un constructor mafioso y su ex-mujer, un playboy cretino acompañado por su murciélago gigante de la fruta de la Micronesia, una horda de zombies hambrientos de sesos y fanáticos de las tiendas de elegante mobiliario sueco prefabricado, y todos ellos rodeados por una fauna de secundarios que son normales en el sentido americano (es decir, no serían normales en ningún otro país). Todos ellos se preparan para pasar lo más pronto y menos mal posible sus vacaciones sin saber que un angel idiota tiene planes para ellos.
El problema que le veo a esta novela es que se puede dividir en tres partes. La primera es una novela moralista en el sentido más tradicional de las fábulas navideñas, la segunda es un cuento absolutamente surreal y absurdo, la tercera... es cuando navega entre las dos anteriores, y es cuando la novela -bajo mi humilde opinión- alcanza sus mejores momentos. Con ello quiero decir que hay momentos en los que es muy tradicional y otros en los que es absolutamente disparatada, pero incluso en estos se nota que está todo demasiado pensado y elaborado (comparaciones demasiado largas, reflexiones demasiado forzadas, alusiones a elementos políticos y sociales de los americanos), en estos momentos la novela tiene grandes momentos (por ejemplo algunas reflexiones sobre Theo, Kendra o Tucker) pero tengo tambíen la sensación de ver algo demasiado prefabricado y -a la larga- incosistente. Es, sin embargo, en las transciones, cuando estamos leyendo pasajes que en teoría son irrelevantes, cuando el libro presenta su aspecto más desenfado y divertido. El autor no se obsesiona por ser gracioso o satírico y todo aparece con pequeñas pinceladas de humor rápido y ágil, diálogos rápidos y concisos y escenas fugaces con una mala leche considerable.
Un libro entretenido y divertido, aunque se nota demasiado cuando el autor lo prepara todo para contarnos uno o dos chistes específicos.

7 comentarios:

Yohishi dijo...

A mí los libros que me gustan no son de este estilo, suelen ser largos, y de aventuras y misterios, con toques fantásticos.
Aunque la afición de leer libros la he dejado algo apartada.

Carboanion dijo...

De este autor sólo he leído La comedia del diablo, que también tiene sus altibajos pero con la que me divertí bastante... Sin embargo, no está el bolsillo para novedades editoriales (aunque por Reyes me han regalado Firmin, de Sam Savage, sobre una rata de biblioteca, literalmente, y Stardust, porque me quedé con ganas tras ver la película).

eter dijo...

yohishi, la fantasía también es mi género tradicional. Pero siempre es bueno cambiar algo. Yo este último año le he estado tirando a la ciencia-ficción y me he encontrado con algunas obras maestras y libros -en general- más que recomendables.
Además... despues de leer Hielo y Fuego tengo que espaciar algo las lecturas de este género, que uno no aprecia las virtudes de un librillo normal y ligero después de leer una obra maestra como lo son las novelas de Martin.

carboanion
Dios bendiga las bibliotecas públicas y acabe con la sgae y sus pretenciones sicilianas para fomentar la cultura de tener que pagar por cada libro que se saque de una biblioteca.

Setzer dijo...

Voy a tener que hacerte yo tambien una 'recomendación directa' de esas a ver si algún día te enganchas con Mundodisco. A decir verdad, cuando estabas describiendo a los personajes casi parecia que estaban sacados de una de las novelas de Terry Pratchett.

eter dijo...

precisamente, he leído algunas críticas que decían que este libro era flojo si se comparaba con Mundodisco. Pero... la saga de Prachett, como te he dicho varias veces, me tira para atrás por la inmensa cantidad de libros que son.

Además, tengo un quinteto de libros para leer a corto plazo, y las sagas de Idhun y el principe de Nada también estan por ahí para cuando haya olvidado algo Festin de Cuervos (cosa que no puedo asegurar, pues ahora mismo estan subiendo muchos puestos en mi lista de posibles lecturas los tres primeros libros de Hielo y Fuego)

Summer dijo...

Pues nada, a ver si puedo conseguir echarle un vistazo...

eter dijo...

Mientras no pages por él... luego si no te gusta me sentiría responsable en parte XD.

Siempre que puedes... saca el libro de la biblioteca más cercana o consigue que alguién te lo deje.
En estos tiempos hay demasiados libros para comprar y este, en concreto, es muy cortico como para pagar más de 6 o 7€ en una buena edición de bolsillo.