lunes, enero 12, 2009

Ante todo... jugar

Lost Winds

Me he decidido al fin a conectar mi Wii a internet y, además de alguna que otra partida al Smash Bross, he probado el sistema de descargas online. Aún a sabiendas de que este juego era bastante corto, y de que existe al parecer una obra maestra llamada "World of Goo" y -sobre todo- una gran colección de clásicos, he optado por el primer gran título que dió este formado. Si bien el juego es muy corto (apenas 3 o 4 horas), teniendo en cuenta su precio (y que en esta ocasión además me ha salido gratis por puntos estrella acumulados), me ha parecido una buena compra.
Wiiware es un sistema con muchas limitaciones y con algunos problemas que es de esperar que arreglen con el paso del tiempo, pero es también un sistema con más que evidentes virtudes. La principal de todas es la simplicidad de sus juegos. No son grandes juegos con grandes gráficos o música espectacular, son juegos todos ellos con un marcado aire "de autor" o "retro". Juegos pequeños donde la jugabilidad está por encima de todo. Este "Lost Wind" es un buen ejemplo de ello.
El juego parte de un concepto tan simple como los plataformas 2D de toda la vida, pero aprovecha las particularidades de la Wii al sustituir el botón del salto por ráfagas de viendo que generaremos con el wiimote. Esta idea la desarrollan en múltiples direcciones, dando lugar a una variedad bastante notable (si nos atenemos a la duración del título) y una jugabilidad bastante trabajada. Aquí naturalmente entra en escena el magnífico diseño de niveles de Frontier; el juego tiene un número bastante limitado de niveles, pero el diseño de estos es sobervio y requiere de nosotros tanto pericia plataformera como de resolución de puzles, así como unas pequeñas dotes de investigación. El diseño artístico de este videojuego también merece una mención aparte pues, sin grandes gráficos y con unas restricciones de tamaño más que notables, el juego fascina por su preciosismo visual.
Es un juego accesible, hermoso y muy disfrutable. Pero es también un juego bastante corto, y aquí entra en escena la decisión individual de si vale o no los 10€ que cuesta pues creo que hay muchos juegos de la consola virtual que lo superan (y en mucho).

6 comentarios:

yue_sayuri dijo...

¿Cuántos puntos te ha costado?

Nosotros hace tiempo vimos el FF que hay para Wii, pero el problema es que está en inglés y nos tiró para atrás. Después vimos el Zelda, pero piden muchos puntos por él... Así que de momento lo vamos dejando, a esperar a ver si encontramos algo que nos interese ^^

Bienvenido a la red de wii xD A ver cuando nos apalizas a unos smash ^^

eter dijo...

Me costó 1000 puntos, lo que pasa es que comenze a registrar todos los juegos que tengo de Wii, nds y Cube y me salió gratis (y a los 2000 puntos que me quedan tengo esperanza de sumar algunos más con los de n64). Es un buen juego, pero creo que por 10€ hay opciones mucho más largas y satisfactorias en Wiiware y -sobre todo- en la consola virtual.

De momento no he jugado mucho online, pero poco a poco le cogere el caire a este y el mario kart. De momento combato en plan anónimo, pero pronto hare ronda de blogs cogiendo códigos amigo.

Raúl dijo...

¿Has probado/jugado al World of Woo?

Me despierta la curiosidad ese juego. Pero no se si tendra mucho aliciente pasado un tiempo.

Del que tengo muchas expectativas, es del Madworld. Yo que soy un poco bruto.

eter dijo...

Le tengo muchas ganas... pero todavía no lo he probado. Tengo muchos juegos pendientes de acabar y ahora encima me he comprado el Metroid 3 baratillo.

Y sí, el Madworld tiene una pinta de divertido que tira para atrás. Entretenimiento friki de calidad como "No more heroes" el año pasado por esa misma época. Y si tenemos suerte será un "Double dragon" con la estética de Sin City

Raúl dijo...

Y todo parece indicar que no va a a recibir ningun tipo de censura :)

eter dijo...

Nunca me ha importado mucho la censura, pero me jodería en este juego. El juego de colores blanco, negro y rojo sería claramente destrozado, y es obvio que toda la estética del juego se ampara en él.