miércoles, septiembre 23, 2015

Pequeño gran héroe

Captain Toad: treasure tracker

Quizás las fases más celebradas de Super Mario 3D World (ver reseña) fueron aquellas que presentaban como protagonista al Capitán Toad, un toad expedicionario que ya deambulaba por el universo Mario desde los tiempos de Galaxy (ver reseña) y que poco a poco se puede consolidar como ese Toad carismático que Nintendo lleva décadas buscando para sus Mario Karts y Smash (incluso tiene una novia-amiga-hermana-compañera, la simpática Toadette, que también es coprotagonista del juego de esta reseña y sobre la que hace unos meses Nintendo dio una surreal explicación sobre su sexo). 
Este Captain Toad es una secuela de 3D World centrada por completo en el concepto de aquellas fases de 3D World, explotando aquella jugabilidad al máximo de sus posibilidades y añadiendo alguna que otra nueva. Así pues, tenemos unos escenarios con forma de cubo con las diversas ambientaciones típicas del universo Mario, y en ellos nuestro buen Toad ha de superar los distintos obstaculos que se interponen entre él y la estrella final. Toad puede hacer poco. Anda pero no salta, con lo cual hemos de encontrar formas de rodeas los obstáculos o plataformas, o manipular los elementos del escenario para ello. Muere pero no mata, con lo que todas nuestras posibilidades ofensivas se basan en arrancar algunos nabos que hay por los escenarios para lanzárselos a nuestros enemigos o caer desde las alturas sobre ellos (aunque también existe un item "pico", muy escaso que nos permite cavar y destrozar todo lo que tengamos enfrente durante unos segundos). Normalmente el tiempo no es importante en casi ningún nivel (salvo unos pocos de lava o veneno ascendiente) y en general el juego puede considerarse mucho más como una aventura de puzles como podía serlo Zack & Wiki (ver reseña) que como una de plataformeo o acción. La mecánica del juego consiste en estarse quieto, girar la cámara para ver todas las opciones del escenario y pensar en la forma de llegar a un determinado punto sorteando a los enemigos que hay por medio. Sobre esta premisa tan aparentemente simple el juego encuentra muchísimas variaciones y desarrolla bastantes tipos de puzles, sorteando estos también con unas ligeras fases de vagoneta con estructura de shotter, algunas fases de bonus bastante simpáticas y unos enfrentamientos contra jefes muy bien resueltos a tenor de las posibilidades de Toad.
El juego es muy bonito visualmente. No tiene ni grandes escenarios ni efectos gráficos del otro mundo, pero sencillamente... es bonito, el diseño artístico del juego es una preciosidad, a la par que bastante variado. El sonido es algo flojo, efectos para cumplir y banda sonora bastante simple, es un juego donde la música no es importante y donde además por su particular estructura sería difícil estructurar esta, pero se echa algo en falta el nivel musical de las ultimas entregas de Mario. El control es sencillo como él solo pues Toad puede hacer poco más que moverse. Controlamos al personaje con un joystick del mando y con otro la cámara... hay un botón de acción para arrancar cosas del suelo, otro para alejar la cámara y otro para encender o apagar la luz del casco. El control de Toadette, hasta donde he llegado a ver, es similar al de Toad.
Es un juego que se vende a unos 30€, pero aún así no diré que es especialmente barato pues en la duración está uno de sus problemas. Tiene unas 70 fases. Hay bastante diversidad entre ellas, y en la mayoría además de completar el nivel tenemos el desafío de encontrar tres diamantes (y un check que sólo se marcará si cumplimos una determinada condición que puede ser no ser visto por los enemigos, acabar con todos estos, recolectar X monedas, encontrar un objeto secreto u otras acciones del tipo). Sin embargo los niveles son sencillos y cortos, y deberíamos completar cada uno de ellos en unos pocos minutos. Aunque algún secreto se encuentre un poco más escondido y nos obligue a rejugar alguna pantalla, completar el juego en su mayoría nos llevará 10-15 horas. Es un juego muy bonito de jugar y muy disfrutable, pero es un juego corto.
No diré que es un juego imprescindible, pero si me parece un juego muy simpático y muy recomendable para aquellos que disfrutaron con 3D World y las fases de Toad, publico por otra parte al que es obvio que está enfocado esta aventura. Esperemos que sea el comienzo de una nueva franquicia, pues es una saga que podría dar mucho de si.

2 comentarios:

Yer_Wells dijo...

Yo espero que sigan tirando por Toad y más juegos así, porque pese a su simpleza te ponen una sonrisa en la boca. A mí poe 30 euros no me parece un juego corto, y más si te pones a hacer los retos secundarios, que algunos se las traen...xD

eter dijo...

Sí, algunos desafíos son bastante chungos, pero el problema para mi de ellos es que ya lo hacen rizando demasiado el rizo sobre una idea ya explotada (reutilizan demasiado algunos niveles para las fases de bonus más complicadas).
No es muy caro y el juego se juega todo el rato con una sonrisa en la boca, eso es cierto, pero me parece un juego corto.