martes, octubre 06, 2015

Oreimo: true end

Himouto! Umaru-chan

Hace unos años apareció en escena la franquicia de Oreimo (galardonada con un Picard en este blog). Una fecha que vivirá en la infamia. No creo que nadie esperase el advenimiento del cielo con aquella serie, pero desde luego tampoco nadie podía imaginar semejante cúmulo de despropósitos ofensivos. Uno imaginaba de aquella serie otra cosa, y esa cosa es la que nos da Umaru-chan.
Umaru-chan no pretende arreglar el mundo, tampoco intenta en ningún momento reflexionar sobre nada. Es una simple y llana comedia, sin mayor afición que la de entretener. Tenemos a la chica más perfecta del mundo de puertas para fuera... pero cuando llega a su casa pasa de un diseño de modelo a ser una especie de retaco cabezón con capa de hamster, y entonces aparece la verdadera personalidad de Umaru: una vaga, consentida y malcriada hikkikomori que tortura a su hermano con todos sus caprichos y negligencias. La serie es una sucesión de capítulos en la fiesta continua que es la vida de Umaru, que disfruta con sus mangas y sus videojuegos, holgazaneando por completo mientras toma cola y patatas fritas mientras obliga a su hermano a vivir para ella. Pero Umaru no tiene malicia, es mezquina y pueril en ocasiones, pero quiere sinceramente a su hermano y quiere ser querida por él (pero no en ningún sentido sexual). Y el hermano conoce de sobra a su hermana y no duda en regañarla de continuo, aunque en el fondo la quiere como es por su inocencia y felicidad. Luego tenemos al circulo de amigos que dan para un poco de comedia de enredo y alguna que otra chorradilla.
Diseños coloridos y brillantes, con deformaciones cómicas que incluso tienen efectos de sonido y que forman parte de la historia, y mucho ensoñamiento por parte de Umaru, que vive en su mundo de la piruleta. La animación es correcta y visualmente la serie es muy bonita de ver. No es una serie espectacular en la que se note un derroche, pero tampoco es una serie que parezca hecha con sobras de animación de otras series. 
El ritmo es algo irregular, es adaptación de un manga de historias cortas y cada capítulo presenta varias secuencias cortas que, aunque están más o menos relacionadas, son relativamente autoconclusivas. Algunos episodios me entretuvieron bastante y otros -¿para que negarlo?- se me hicieron algo pesados. No obstante, en general es una serie que me ha gustaba bastante y que he visto con una sonrisa en la boca gracias al carisma desbordante de su protagonista.

4 comentarios:

Magrat Ajostiernos dijo...

Pues me la voy a apuntar para cuando me apetezca alguna comedia de este estilo, no sé porqué se me había pasado totalmente desapercibida...
A mi ese tipo de personajes locos como la protagonista suelen encantarme así que seguro que lo paso bien, que es lo importante! ^^
En fin, ya te contaré cuando me ponga con ella, que menudo porrón de animes voy acumulando con la tontería xD

erGuiri dijo...

Umaruuuuun ...xD

A mi me encantó! Gracias por recomendármela en su día! Creo que fué lo mejor de la temporada.

Lechu dijo...

Umaru~n! (todos deberíamos empezar nuestro comentario en esta entrada así XD)

Eso de meter en la misma entrada a Oreimo y esta serie me ha parecido ofensivo XD

Bromas aparte, yo no esperaba de Oreimo lo que ha sido esta, yo esperaba lo que fue, pero sin la torpeza narrativa y el cúmulo de despropósitos que desembocaron en el pseudo-incesto y la denigración absoluta de Kuroneko. Es una serie que daría para una tesis sobre cómo no desarrollar un guion.

Yendo al tema principal, para mí Umaru es una cosa agradable, ligera, hecha para hacer sonreír al espectador y, como tú has dicho y considero de vital importancia, sin malicia alguna. Se nota que a pesar del tira y afloja de Umaru y Taihei hay amor fraternal; lo mismo se podría decir de las amistades.

En resumen, es una serie que me ha gustado mucho, recomendada para los que le apetecen algo sencillito que les haga reír.

eter dijo...

Magrat Ajostiernos, no ha sido un bombazo, pero ha tenido un relativo éxito, y Umaru es tan icónica con su capa de Hamster que creo que va a perdurar bastante y poco a poco va a ir ganando popularidad.

erGuiri, no diría que fue lo mejor de la temporada, pero ha sido una serie muy simpática de ver.

Lechu, bueno, Oreimo era otra cosa con comedia estudiantil... pero yo esperaba en ella una relación sana entre los hermanos, como la que se ve en esta serie.
Se nota el cariño entre los hermanos, incluso entre Kirie y el suyo, o la peliazul y el suyo... el autor es de esos que tiene buena mano para la química entre los personajes. Se puede hacer una comedia inocua y muy divertida como esta, Azuma o Yotsuba, o como Working también de esta misma temporada, pero desde luego no es tan fácil como parece.