sábado, marzo 01, 2008

Defectos de la literatura infantil

La elegida de los dioses

Pedro Camacho "Srider" es un compañero de batallas de sedice y ha sido para mi toda una gozada leer esta obra suya. "La elegida de los dioses" es un buen y entretenido libro de fantasía, pero tiene el defecto de encuadrarse descaradamente dentro de la literatura "juvenil", y si bien esto trae ventajas, también acarréa puntos en contra.
El libro tiene una buena historia, no excesivamente original, pero si efectiva, bien narrada y ¿por qué no decirlo? "mágica". Es un relato evasivo en el que una muchacha de nuestro mundo se ve transportada a un mundo fantástico donde vive aventuras, argumento tradicional pero bien llevado y que siempre ha sido sugerente. El mundo y los personajes que se nos presentan no son demasiado complejos, como tampoco la historia, y ello propicia que se lea rápido y con simpatía. La historia avanza rápido y constantemente se nos suministra información, lo cual hace que el lectos siempre se sienta atraído a seguir leyendo y que nunca tenga la sensación de que la historia se atasque. Pero el ritmo del libro no es magnífico, es demasiado rápido. Y aquí esta el gran defecto del libro pues, al menos para mi, se hace muy corto, demasiado corto.
Es un libro juvenil y no le pido la complejidad de "Hielo y Fuego", me basta con algo parecido a lo que fue el primer Harry Potter o los libros que yo leía cuando era pequeño. Este libro se mueve en ese ámbito, se entrevee una historia compleja con un mundo al que se le han dedicado muchas horas, pero todo se ha simplificado mucho de cara a una lectura fácil y no demasiado exigente. Me habría gustado este libro cuando tenía 12 o 13 años, el problema es que ahora, curtido con la lectura de muchas obras de este género, me sabe a poco. Hay una buena historia, pero en apenas 100 páginas no me parece que este completamente desarrollada. El tiempo que el autor emplea en presentarnos a los personajes es practicamente más largo que el que usa en narrar la búsqueda, lo cual hace que esta parezca menos importante de lo que en teoría es; así mismo los personajes tampoco tienen demasiado tiempo para que sus personalidades o las relaciones entre ellos sean desarrolladas correctamente. Es un libro que me ha gustado, pero que con sólo un centenar de páginas -e historia se entrevee que habría para llenarlas- habría sido mucho mejor.

4 comentarios:

Cho Hakkai dijo...

Como tú dices son los defectos de la literatura infantil (o juvenil) pero bueno, también tenemos que reconocer que en España muy pocos autores se atreven a crear un libro de fantasía para un público adulto.

Saludos!!

eter dijo...

Haber autores hay, y bastantes. Pero resulta muy dificil publicar fantasía pura en estas tierras, por eso tienen que reconvertirse en autores de literatura infantil-juvenil.

A.J.Srider dijo...

Habría comentado antes tu entrada si lo hubiera leído antes. :D
En general estoy de acuerdo contigo en la reseña. La extensión, por ejemplo, fue exigencia editorial.
También he de decir que fue mi primer libro, y eso se nota. Los otros dos, creo que están más equilibrados.
Gracias por el comentario, lo enlazo en mi web.

eter dijo...

yo le veo el problema sobre todo en la longitud.
Al principio tienes que gastar páginas por la simple necesidad vital de preparlo todo. Es algo inevitable... pero es que luego se nota que te ves obligado a desarrollar casi el resto de la historia en el mismo margen de páginas.
Se nota muy apresurado, y es una pena porque se nota que hay material para más.