miércoles, enero 20, 2010

El mejor puñetazo en la historia de One Piece

One Piece 571 - "Plataforma"

Garp se deja ganar. Luffy y 3 salvan a Ace. Ese es un resumen de 10 palabras del capítulo. Y parece malo. Con 100 palabras no mejoraría, seguiría pareciendo el argumento increiblemente forzado de un shonnen mediocre. Con imágenes... es la enésima maravilla que Eiichiro Oda nos brinda. Lo grande de este manga es que, incluso en los capítulos en los que su trama podría hacerlo tambalearse, Oda se vale de unos recursos increibles para que el capítulo funcione a la perfección. Recursos que son los tan manidos flashback, pero que el mangaka muestra con una contención y corrección impresionantes. Una imagen vale más que mil palabras, y si esa imagen esta bien seleccionada no hacen falta más viñetas que esa.
Porque el combate entre Luffy y Garp se resuelve con un único puñetazo, pero Oda gasta seis páginas para darlo. Rara vez este mangaka emplea tantas páginas para un simple ataque, pero esta vez lo ha hecho y hay motivos para ello. Este puñetazo, mucho más que la explosión de Haki, la quema de la bandera de Enies Lobby o cualquier otro momento del manga, es el paso a la adultez de Luffy, el momento en el que pasa de ser un niño a un verdadero pirata, verdaderamente Oda tenía razón cuando decía que esta sería la última aventura que veríamos con un Luffy de 17 años.
Los recuerdos de Luffy y Ace se entrecruzan con los de Garp y los tres dejan atrás los años de la infancia de los dos hermanos. Luffy se ha presentado ante su abuelo como un hombre. No es una casualidad que Garp le llame "Luffy del Sombrero de Paja". Es una escena grande por Luffy, pero más grande aún por Garp y ese recuerdo de Ace queriendo vivir y aprendiendo por fin lo que siempre ha querido enseñarle y ese deseo imposible de que Luffy abandone la piratería y se una a él. Y es grande porque incluso Sengoku dignifica la escena comprendiendo que Garp se haya dejado ganar y que no puede pedirle a su mejor amigo que mate a su nieto para que maten a su otro nieto. Es una escena que, descrita, parece irremediablemente mala; leída, es una condenada y emotiva obra maestra. Y es grande incluso por el grafismo de Oda, con una Gear 2 activada en un instante, con unos flashback magistralmente seleccionados e insertados, con unos rostros que reflejan determinación y sufrimiento y unos puños que vemos casi moverse. Es, sencillamente, una de las mejores escenas de la historia de este manga.
El capítulo tiene otras cosas, y no deja de resultar curioso que uno de los momentos más emotivos del manga no sea el eje del capítulo, si no apenas su primera mitad. Marinford es una saga curiosa, muchas grandes páginas y muchos grandes momentos pero aparente poca trascendencia de estos. Este capítulo, desde luego no es poco trascendente. Además del enfrentamiento entre nieto y abuelo, el máximo mando de la Marina ha mostrado su poder y el preso que ha ocasionado la guerra ha sido liberado.
No puedo negar que Sengoku me ha decepcionado algo. Si bien Garp se ha dejado ganar, Sengoku sencillamente ha sido lento y Luffy ha podido revolotear a su lado durante unos instantes. Igual que la figura de los almirantes está saliendo favorecida de esta batalla, la de esos tres grandes monstruos son que son Barbablanca, Garp y Sengoku esta siendo desprestigiada por una alarmante falta de reflejos. Pero Sengoku ha hecho su movimiento y desde luego no esperaba que Luffy fuera incapaz de bloquer su mega-hiper-super-ultra puñetazo budístico. El tamaño que ha alcanzado es dantesco, más grande incluso que el de Oars. Ahora bien, si es evidentemente que una fruta que permite modificar tamaños es poderosa, y que en manos de un poder como Sengoku puede ser terrorifica, no deja de ser una heredera de la fruta "kilo-kilo" de Miss.Valentine. La coloración de Sengoku y el propio aspecto de su afro abren la puerta a una especulación mucho más sugerente y terrible: Zoan de tipo "divino": Buda. Miedo da, pero esto es One Piece y no podríamos descartarlo.
Pero su abuelo y el almirante de la flota no son los únicos enemigos de Luffy en este capítulo. Además de los gritos y disparos de los vicealmirantes y sus hombres, Kizaru vuelve a hacer acto de presencia para destrozar la llave que iba a liberar a Ace con una puntería digna de Stomtrooper. Este almirante lleva aproximadamente 70 capítulos tocando la moral a Luffy de una manera u otra y creo que todos los lectores esperamos que de un momento a otro se lleve un buen puñetazo cargado de Haki.
Pero a pesar de Sengoku, Garp y Kizaru y el resto de los almirantes, Ace ha sido liberado. Y lo ha sido gracias a mr.3. Pensaba que sería la clave en Impel Down, pero lo ha sido aquí mismo. ¿Por qué se encontraba ahí? ¿Por qué se había separado de Buggy? Son preguntas lógicas y estoy seguro de que Oda las responderá en breve, pues es demasiado obvio que su presencia en la plataforma no tenía mucho sentido y que es un golpe de suerte muy forzado. Pero confió en Oda y supongo que en los próximos capítulos tendremos una explicación rápida. Lo importante es que ha llegado. Y en un emotivo momento dice con orgullo que la promesa hecha a Bon-clay le hace querer estar ahí para liberar a Ace. El sacrificio de Bon-chan fue por amistad, pero después de haber visto a los Tenryuubito y Impel Down, es bonito ver como piratas cobardes como 3, patéticos como Buggy o altivos como Cocodrile se han unido de una forma u otra contra el Gobierno Mundial.
Ahora Ace ha sido por fin liberado. Suceda lo que suceda, los piratas ya han ganado la guerra que vinieron a librar. Ahora comienza otra en la que está en juego el destino del mundo.

17 comentarios:

Jeparla dijo...

Ha sido tremendo (mensaje corto pero conciso)

Fung dijo...

Absolutamente épico. Cuando leí los spoilers, todo el mundo decía que iba a ser típico de los shonnen, que Oda les había defraudado. Mentira. Como dices, leído es de los mejores capítulos de todo One Piece. La imagen que has puesto, Luffy y Garp cara a cara es absolutamente bestial, sin palabras.

Sobre Sengoku, a mi personalmente, me ha gustado su poder. Que sean frutas ya me da igual, es más, incluso lo veo lógico, si Oda inventara más cosas raras creo que empezaría a cansar. Pero una cosa tengo clara, por muy mala, rara, común, enorme que sea, estoy seguro que Oda tiene algo preparado para este personaje, al fin y al cabo es el almirante de la flota, no puede ponerle un poder cualquiera.

En fin, he disfrutado barbaridades con estos spoilers, porque ni siquiera he visto el capítulo todavía.

El comienzo del fin.

smith corona dijo...

Yo soy uno que maldecía el capítulo por los spoilers. Ese "Garp se dejaba ganar" parecía una traición al personaje. Pero al ver el capítulo cambié de opinión. La declaración de intenciones con la que Garp concluía el capítulo anterior era sincera. Ha mantenido su determinación hasta el último segundo, hasta que verse acorralado entre Luffy y Ace, hasta que se ha venido abajo un instante antes de golpear a Luffy. Como dices, esa escena no se entiende solo con palabras. Garp ha sido consecuente con su personaje y con su actitud en la guerra. Y eso que era partidario de que hubiera cumplido con su deber.

No estoy seguro que se explique lo de Tres, como tampoco se explicó la llave de Boa. Eso, y lo de Sengoku (aunque yo no soy tan duro), son pequeños fallos que para mi no empañan un gran capítulo

Pd: Me quedo también con los "entrañables" recuerdos de Garp con Luffy, esa forma de patear al nieto demuestra tanto amor xD.

Salud

eter dijo...

Jeparla, conciso, sí, pero has resumido a la perfección el capítulo.

Fung, los spoilers hacian presagiar algo típico, muy de shonnen, y encima la liberación de Ace parecía apresurada. Luego lees el capítulo y te quedas a cuadros de lo perfectamente hecho que esta.
La fruta de Sengoku no se ha terminado de ver bien del todo, puede ser una paramecia de gigantismo o una zoan de Buda. Esto último sería muy bestia, pero nunca se sabe.

smith-corona, lo grande de Garp es esos momentos en los que reconoce a Luffy como pirata y le dice que si no es capaz de verlo a él como enemigo eso significara que Ace morira. Es muy grande, pero al final no puede evitar contenerse ante la determinación de Luffy (demasiado parecido a él), y la del propio Ace, que al fin ha comprendido que no es merecedor de los pecados de su padre y merece vivir. La familia "Monkey" es impagable.
Lo de Boa más o menos se entiende porque estuvo en Impel Down, y no se si había por ahí alguna viñeta en la que medio se veía. Lo de 3 si que espero que se explique, porque es algo bastante forzado (yo pensaba que Buggy lo subiría hasta ahí, pero el propio payaso esta sorprendido de verlo ahí)

Gaston dijo...

Garp quedó como un DIOS absoluto tras este capitulo. Él sabe que ni Luffy ni Ace son de los malos pero aun asi no hizo nunca nada para evitar sus muertes por su deber como Marine, pero en el momento en el que tuvo a Ace 5 metros detras suyo y a Luffy enfrente a menos de 1 suplicandole que se corra, se quebró. Al fin y al cabo es el abuelo, uno a la vez podía soportarlo -aun lamentandose todo el tiempo por lo que estaba pasando-, pero cuando estuvo "acorralado" por los dos dió lugar a la persona antes que al Heroe. Es imposible ser mas grande.

El capitulo fue tan tan grande (yo me eomcioné hasta llorar) que casi ni comentaste la escena final de los dos hermanos protegiendose mutuamente. Adoro a Luffy y me encanta Ace, y la forma en la que Oda desarrolló esta relacion de hermanos que en realidad no lo son pero que todos los aceptamos como tal fue tan brillante que me hace quererlos aun mas, provocando que una escena donde Ace simplemete "coolea" me emocione hasta las lagrimas, aunque claro, la cara de felicidad absoluta de Luffy ayuda muchisimo.

Y yo de Luffy no voy a comentar mas nada. Bah, una sola cosa, me rectifico respecto a lo que dije de Garp y lo de no poder ser mas grande; sí se puede, ¿no Luffy?

Sengoku, su poder, como llegó Tres hasta ahi... no importan, nada importa ahora mismo.

ENORME ODA.

eter dijo...

Muy grande Garp, pero es que además consigue una pequeña victoria al hacer que Luffy le golpee. Luffy se ha hecho mucho más fuerte con ese golpe. Tiene que haber sido un puñetazo cargado de Haki, pues si Luffy no hubiera tenido una determinación absoluta de salvar a su hermano ni siquiera habría podido darlo.
La escena final, es "cool" y todo eso, pero es muy grande. Y todos los piratas celebrando la victoria a pesar de lo que les esta cayendo da una idea de esos vínculos -más fuertes que los de sangre- de los que hablas. De hecho esa amistad, ese compañerismo exarcervado lo podemos encontrar también en la dupla Garp-Sengoku.

Pennywise dijo...

Impresionante.
Capítulo que como dices, si lo resumes rapido parece "típico shonen" pero visto en imagenes, ese Garp que demuestra lo grande que es no hay palabras.
Ahora creo que sí, nos viene una melé de proporciones megaépicas y ahora sí, maestro Oda, mate un personaje(Barbablanca cof cof)

PD1: Mr 3 ahí desde el principio? No parece tener lógica pero quizás haya estado oculto y en el último momento diera el cambiazo con un "hombre de cera" no sé
PD2: Por favor, que Sengoku tenga una Zoan de Buda, me ha encantado el diseño.

Victorysaver dijo...

Comparto tu opinión, el puñetazo más emotivo de One Piece, el momento en que Luffy ha dejado de ser un niño a ojos de su abuelo para convertirse en hombre. La cara de Garp es un autentico poema de dolor y nostalgia. Se agradece que Sengoku sea comprensivo porque lo que le estaba pidiendo era excesivo incluso para un guerrero tan fiel como Garp.

Sengoku me ha decepcionado muchisimo. Para empezar ha estado lentisimo de reflejos. Se supone que era la ultima y más poderosa linea de defensa y ha sido pillado descuidado, como si no se esperase que esto pudiese ocurrir. Además parace que aunque lo comprende, esperaba que Garp se cargase a su nieto para que ellos se cargasen al otro, ¿como pudo pensar que Garp no vacilaria? Doble error estrategico.

Segundo, su poder me ha decepcionado. Lo de volverse gigante es algo demasiado tipico de los Shonen y teniendo en cuenta que en este manga hay gigantes, supergigantes (familia Oars), semigigantes (Barbablanca, Kuma o Moria) y un tio de goma que puede hacer gigantes cualquiera de sus extremidades, pués que Sengoku pueda crecer me decepciona, además ¿no había ya alguien que tenía ese poder? ¿Y por qué demonios le llaman "El Buda" en vez de por ejemplo "La Montaña"? Personalmente pensaba que lo de "Buda" era más en terminos purificadores, me explico, en todas las series y pelis japonesas, cuando aparece un espiritu, demonio, etc. ¿quién acude? pués un monje budista para purificar el lugar. Yo pensaba que esa sería la habilidad de Sengoku, el poder "purificar" a los usuarios de las frutas, ya fuese de forma permanente o temporal. Además pensé que su nombre estaría vinculado a la leyenda de Songoku (la de verdad, no a Dragon Ball), especialmente en la parte en la que Songoku creé viajar por todo el mundo y se da cuenta que solo ha caminado en la mano de Buda. Es decir, que en un radio de acción, digamos 50 metros a su alrededor, los usuarios de las frutas fuesen "purificados" y su demonio expulsado de su cuerpo (parecida a la de Barbanegra pero sin necesidad de tocar). Esto supondría que si Luffy se enfrentase a él lo haría sin sus poderes, sin poder estirarse, dependiendo solo de su fuerza y resistencia real (que seguro que es grande tras el entrenamiento de Garp) y sobre todo de su desarrollo del Haki. De esta forma Sengoku hubiese resultado un enemigo terrible para los usuarios que dependen demasiado de sus frutas ya que elimina sus ataques y deben enfrentarse a un tipo que seguro domina Soru y Tekai como minimo.

Victorysaver dijo...

Eso sí, me ha sorprendido Mr.3, no esperaba un arranque de nobleza, compañerismo y melancolía por parte de un personaje que en Arabasta era de los más rastreros. El jugarse el pellejo de esa forma (colarse hasta el patibulo y estar al lado del mismo Sengoku requiere mucha sangre fria) por cumplir una promesa hecha a un nakama caido (y con el que no se llevaba muy bien que digamos) ha sido sorprendente. Me gusta como ha desarrollado Oda a este personaje.

Bueno, se acabó el rescate y empieza la retirada. Espero que aun podamos disfrutar de un Barbablanca vs Sengoku, en el que el abuelo demuestre por fin de lo que esta hecho mientras cubre la retirada de sus herederos. El comienzo del fin.

eter dijo...

Pennywise, lo gracioso es que la gente empieza a tirar de capitulos y se ve ya claramente que uno de los dos hombres que Luffy derriba con su Haki es Mr.3.
En fin, tengo ganas de ver como explica todo esto Oda.

Victorysaver, el momento "tienes que derrotarme o Ace morira, ese es el camino que habéis escogido" es antológico. Oda ha tenido el acierto de casi no usar palabras en este duelo, pero es que las pocas que ha escogido son memorables.
De Sengoku podemos comprender que le ha sorprendido la forma de Luffy de usar sus habilidades, y que además era imposible que pensara que tendrían "otra llave" con Mr.3. Pero lo cierto es que sí, ha estado bastante lento. Hay un momento en el que Luffy esta correteando a su alrededor y no habría hecho falta Buda para detenerno, sencillamente el puñetazo de una buena bestia parda como presuponemos que es nuestro almirante de flota.
La idea que comentas de fruta esta bien, pero en cierta manera el haki ha llegado para equilibrar un poco las desigualdades y no permitir poderes demasiado grandes.
Lo de Mr.3 a mi me choca casi tanto como lo de Sengoku, pues no es para nada algo propio de él. En fin, es de esperar que Oda lo aclare pronto.

Xesu dijo...

Santo capitulazo dios xD Es que cuando lo vas leyendo te vas emocionando más y más. Estoy muy de acuerdo que lo de Garp y Luffy no es un simple puñetazo sino toda una declaración de intenciones y de reconocimiento. Me ha encantado como visualmente Oda ha sabido recrear todo eso. Tremendo.

Yo también espero que Oda explique como ha llegado ahí Mr.3 xDD Hay pequeños saltos que está usando en esta guerra que descolocan bastante pero quizás tengan un porqué xD

Y bueno, el final es genial. La sonrisa de Luffy lo dice todo. A ver que pasa y qué hace ahora la Marina. Me temo que el momento epico de Barbablanca está por llegar.

Gustavo Luis dijo...

Me ha gustado muchisimo la escena de GArp vs Luffy, da si que sabe representar muy bien el drama con un buen grafismo :D.

Lo de Sengoku solo no me gusto el hecho de darle bastante tiempo para que luffy estuviera a punto de ingresar la llave a los grilletes, si no fuera por el puto de kizaru lo lograba. Como ya han dicho, la falta de reflejos del super almirante ha sido la crítica destructiva hacía el capítulo en diferentes foros. Solo esa queja tengo, más la transformación en Buda me ha encantado, yo soy d elos que piensa que no es solo hacerse gigante sino un poder Budistico único y letal XD

eter dijo...

Xesu, impresionante de la primera a la última página. Y lo mejor es eso, ves un resumen o te enteras de los spoilers y parece malo hasta decir basta. Lo lees... y no hay palabras para describirlo.
Yo supongo que lo de Mr.3 lo explicara pronto. Los saltos de este esta peleando con este y luego con este otro son una cosa, pero esto de Mr.3 en la plataforma al lado de Sengoku es algo muy distinto.

Gustavo Luis, lo de Sengoku es eso, vale que había que liberar a Ace, vale que Luffy con su "Gomu gomu no Gigant Ballon" y Mr.3 con llave de cera era algo que no podía pensar en ese momento, pero es que lo que canta sobre todo es esa sensación de que casi se ha quedado de brazos cruzados mientras el piratilla de tres al cuarto que supuestamente es Luffy revoloteaba de un lado para otro en frente de sus narices.

Victorysaver dijo...

Exacto, eso es lo que ha dejado mala impresión. Vale que Sengoku no sea tan rapido como Kizaru, pero demonios, es que a Luffy le ha dado tiempo de golpear a Garp, saltar sobre los restos del puente, llegar al patibulo, ponerse detras de Ace, sacar la llave, casi meterla en el candado, que Kizaru la rompa, Lufy sorprenderse de esto, Levantarse Mr.3, Luffy sorprenderse por que esté allí y que ambos creen un escudo para deterner el ataque de Sengoku. Un poco más y les da tiempo a merendar. -_-U

Sobre mi idea de la fruta, precisamente quería decir que solo alguien con un Haki bestial podría enfrentarse a Sengoku, ya que si eliminaba los poderes a su alrededor pero él mantenia los suyos, el rival estaba en clara desventaja, a menos que fuesen rivales que no dependían de las frutas (como la mitad de los Muwigaras). En fin, Oda sabra lo que hace.
Por cierto, en algunos foros se comenta que la fruta de Sengoku tiene en realidad 9 habilidades, de la cual hacerse gigante es solo una (lo que mejoraría mi opinión) ¿esto está confirmado o sabeis de donde ha surgido el rumor?

eter dijo...

Oda ha tenido que forzar la historia y el momento, está claro. Canta, porque es innegable, pero supongo que pronto explicará lo de Mr.3 y supongo que simpre podremos decir que ni se esperaba que tuviera la llave de Boa ni a 3 al lado. En todo caso, esto es One Piece, la gente aquí suele tomarse las cosas con calma y Sengoku no deja de ser amigo de Garp. Recordemos que Barbablanca no es un prodigio de inteligencia a corto plazo, o que Barbablanca tiene una técnica defensiva que brilla pro su ausencia. Todos parecen confiar bastante en sus posibilidades y son bastante sobervios.
No he leído nada sobre la habilidad de Sengoku, pero la gende de los foros construyen muchos castillos de aire entre los ladrillos de uno y los de otros. Sengoku se ha mostrado en sombras, de forma ambigua y no se ha dicho el nombre de su fruta. Supongo que su momento aún no ha llegado.

smith corona dijo...

Parece que el 572 te va ha dar un buen titulo para tu entrada :D

eter dijo...

Eso parece, eso parece...