lunes, agosto 30, 2010

Esperemos que Eddie alcance aquel pais desconocido.

Iron Maiden - The final frontier

Este decimoquinto album de estudio de Maiden es un disco que si bien no me parece que este a la altura de sus gloriosos trabajos ochenteros, me parece desde luego muy superior a su último disco. El nivel de composición es bastante elevado y se nota a una banda que disfruta mucho componiendo con tranquilidad y atendiendo a la melodía por encima de al ritmo. No es un tiro como los trabajos que hicieron mítica a esta banda londinense, pero tampoco resulta tan lento y pesado como ese "asunto de vida y muerte" que nos vendieron hace unos cuatro años. Es un disco que, en su primera escucha, me pareció bastante aburrido, pero cuyo sonido me ha ido entrando mejor con el paso de los días y las escuchas.
El nivel de producción es no es el mejor posible (como la portada, dicho sea de paso), y aunque individualmente cada uno de los integrantes sigue siendo un virtuoso de su instrumento (Dickinson no acusa demasiado todavía el paso de los años, aunque evidentemente trata de evitar los agudos en la medida de lo posible), pero en algunas ocasiones suenan demasiadas guitarras.
Paso ya al análisis de cada uno de los cortes de este compacto.
Satellite 15.... es una intro que sencillamente definiré como larga, aburrida y mala, enlaza con "The Final Frontier" que si no es un tema demasiado original, si es un tema 100% maiden con ritmo, fuerza y composición. El bajo no sobresale demasiado y las guitarras quizas en algunos momentos se peleen más que se complementen.
Contra "Eldorado" hay algo así como un linchamiento público en internet por ser el "single" del disco. No me parece la mejor canción del disco, pero tampoco me parece "la peor canción de la historia de Maiden". Tiene un buen principio con un Harris guiando con su maestria habitual, un ritmo que luego las guitarras y Dickinson siguen, pero el problema es que no logran superarlo y sin ser un mal tema tiene el problema de que lo mejor son sus primeros 20 segundos.
"Mother of mercy" me suena muy en los principios a maiden de los 80 al principio pero luego es más un medio tiempo guiado por un Dickinson a un muy alto nivel. Muy buen tema.
Preciosista en sus principios, "Comming home" es un tema con aires meláncolicos que va tomando fuerza poco a poco conforme la voz y las guitarras cobran fuerza (aunque no es un tema eléctrico ni de grandes riffs). Muy pegadiza e hínmica, pero también muy sobria y elegante.
"The alchemist" es un tema normal. Tiene algún que otro buen momento y algún que otro buen riff... pero no es un tema que destaque en ningún momento y tengo la sensación de que todo lo que me ofrece lo he oído ya. Es un tema de esos que parecen compuestos con un piloto automático, con el mínimo riesgo.
"Isle of Avalon" es el primero de los grandes temas (en duración) del disco. Estos temas largos son ahora un signo demasiado identificatorio de la banda. Temas buenos pero que parece que estan alargados innecesariamente en algunos puntos y que serían mucho mejores si tuvieran una duración clásica de entre 4 y 6 minutos. Este tema en concreto tiene una parte central muy buena y algunos momentos muy inspirados, sin embargo en sus primeros minutos en y en el centro de la canción me parece que alargan demasiado las partes pausadas por muy bien que suene el bajo de Harris en estos momentos.
"Starblind" me parece demasiado anárquica, no hay ninguna melodía que se quiera transmitir y todo es una sucesión un pelín rara de bajo, guitarra y bateria. Es una canción que depende demasiado de Dickinson, que muestra un torrente de voz que eclipsa por completo a los otros cinco miembros de la banda.
"The talisman" es otra buena canción larga que podría ser mejor si suprimieramos su larga intro. Un tema elaborado y denso con un Dickinson y un Harris que guían a las guitarras a lo largo de una melodia central bien definida que se escora en ocasiones hacia ritmos muy heavys y en otras hacia otros más melódicos y tranquilos, y en otras hacia ambos a la vez. Una de las joyas del disco
"The man who would be king" es otro tema largo. Pausado y muy instrumental en sus principios después avanza hacia un sonido mucho más típico de la banda. No es un mal tema, pero es otro tema que evidencia que Maiden disfruta mucho ahora con composiciones largas y elaboradas donde la velocidad queda relegada a un segundo lugar por la melodía y el simple sonido de los instrumentos. Quizás al ser un tema muy melódico se nota menos el alargamiento, pero aún así esta claro que este existe.
"When de wild wind blows" es un tema precioso y melódico, dotado de algunos sólos de guitarra magníficos (respaldados además por un bajo inmenso). Es un muy buen tema, pero es nuevamente un tema monstruosamente largo (11 minutos) y no hay verdaderamente tanta música en él como para que ocupe tantos minutos.

En resumen, me parece que es un buen disco, pero desde luego es un buen disco de los "Maiden actuales", que son una banda mucho más tranquila y sobria que aquella que popularizó a Eddie allá por los 80.

4 comentarios:

Ju*N dijo...

No se si lo habré mencionado en mi blog alguna vez, pero Iron Maiden son mi grupo favorito de heavy metal, y es el que me metió definitivamente en este género(Metallica dió la primera impresión). Aún no he escuchado este disco, y de momento no voy a hacerlo, todavía me quedan muchas gloriosas canciones suyas por descubrir(que mi favorito será, pero acabo escuchando siempre la misma veintena de canciones).

PD: ¿Cuánto cuestan los discos de Blind Guardian más ''antiguos''? He escuchado canciones por Youtube y me han encantado, así que he decidido comprarlos, pero yo no suelo comprar música por encima de los 15 euros...

eter dijo...

Lo malo de Maiden -como de todos los grandes grupos- es que si eliges 50 canciones... 40 serán de los 80, que es cuando se hizo grande el grupo. Luego digamos que se hacen más conservadores o experimentales... o que simplemente ya no sorprenden tanto.... (y si innovan malo, pero si se repiten peor XD).
Particularmente no soy de los que piensan que "murieron" tras el "seventh son", pero no soy un gran seguidor de sus últimos discos.

Los discos de Blind "viejos" (del Forgotten Tales para atrás) tienen trampa. Particularmente yo he conseguido la mayoria por 10 euros o menos... pero esas son las ediciones originales. Hace unos años los reeditaron con el clásico segundo cd que trae un concierto, una versión instrumental y cuatro chorradas más innecesarias, y con eso ya te los venden a un precio normal. Particularmente no creo que esas versiones valgan la pena y te recomendaría, si pudieras, conseguirte las antiguas.

Panxo dijo...

aveces..esto sucede con la maduracion de las bandas...pierden algo de vigor en pos de una tendencia, mas contemplativa y de cierto punto un poco mas palida, en relacion con las epocas "doradas"...aun no escucho el nuevo material, pero no tiene muchos adeptos que digamos jeje...sin embargo es preferible una apreciacion personal, para slair de dudas y segun lo que planteas no tiene tan mala pinta como dicen por ahi en la web. coincido con la portada...preferia cuando eddie era un simple punk..maleficoo..saludos..no un hibrido alienigena algo bizarro...

eter dijo...

Hay que tener un poco de personalidad y juzgar por uno mismo los discos. A mi este disco no me parece lo mejor que ha hecho Maiden, pero tampoco me parece una basura infecta como ponen en muchas reseñas y comentarios.
Y no se le puede pedir a Maiden que haga ahora la música que hacía hace 25 años. Entonces su música era un tiro, ahora los tios pues quieren componer con más tranquilidad y trabajarse más su música. Es normal, comprensible y creo que saludable.
El heavy es un género que castiga mucho el continuismo.

A mi también me gustaba mucho más Eddie antes. Tras el "Fear of the Dark" comenzaron a experimentar con diseños raros y no me ha gustado demasiado ninguno de los diseños posteriores (salvo del del Brand New World)