miércoles, mayo 01, 2013

La genialidad y la locura son dos caras de la misma moneda

Medaka Box

Ha finalizado Medaka Box... y aún no se muy bien que ha sido. Si uno se tira toda la vida viendo animes de colegialas y batallas, y luego un día se lee el diccionario y a continuación se fuma todo lo que encuentre... es posible que sus delirios se asemejen un poco a este manga guionizado por Nisio Isin y dibujado por Akira Akatsuki. Eso sí, evidentemente, no es un manga tópico. Y me atrevo a decir que, al menos en un ámbito relativamente comercial, tardaremos algo en volver a ver un producto similar. La parodia de este manga es tan irreverente que en ocasiones parece estar diciendo a sus lectores que no la sigan o incluso insultando a sus editores para que la cancelen.


¿De que va Medaka Box? Lo cierto es que difícil definir este manga como pocos. Comienza como el enésimo clon de Suzumiya Haruhi... pero pronto salta a batallas ridículamente exageradas y atípicas con poderes absolutos y en aparencia insuperables. Y todo ello con unos personajes que parecen vivir en la parodia de los shonnen.
Es un manga imprevisible como pocos. No tiene reparos en olvidarse de su premisa inicial o llevarla hasta una dimensión absurda para llevar la serie por otros derroteros... y terminados esos derrateros tira por otros sin ningún tipo de complejos. Las sagas suelen presentar decenas de estrambóticos y carismáticos personajes de las que luego el manga se olvida en muchos casos, esto es al mismo tiempo una virtud y un defecto del manga pues gustaría que muchos de estos personajes aparecieran más... pero lo cierto es que en la variedad esta el gusto y el hecho de que incluso se atreva a renunciar a Kikaijima y Akune llegado un punto creo que es lógico y positivo (el anclaje de personajes es un defecto clásico de los shonnen, y podemos decir que en su desarrollo Medaka no se libra de este problema).
Medaka es, ante todo, una especie de coña permanente. Es consciente de que es un comic y entabla   diálogos con el lector rompiendo por completo la cuarta pared. Anshin´in-san y Kumagawa firman las últimas palabras de la serie haciendo suyas las despedidas de los autores, y en cierta manera ambos personajes son una personificación de los escritores, dibujando las aventuras de unos personajes ante el lector (me encanta la teoría de que Iihiko es la personificación del lector mismo).
Ahora bien, Medaka es una serie de contrastes, de altos y bajos, y es más fácil ver sus defectos que sus extrañas e hipnóticas virtudes.
La serie es muy rara y extraña, ello es innegable, y no creo que sea para todos los públicos, ni que sea fácil acostumbrarse a ella por muy gratificante que esto sea después. Así mismo, es una serie cuyo guionista se nota que es guionista, hay mucho texto... muuuuuuuuucho texto. Explicaciones enrevesadas se suceden una detrás de otra, y cuando uno piensa que la serie es poco accesible entonces comienzan a explicar juegos con instrucciones kilómetricas y entran en escena los aún más terribles juegos de palabras (algo además poco menos que intraducible al basarse por completo en las particularidades de los kanjis japoneses).
Incluso diría que su dibujo no es el más comercial y podría jugar en su contra. Akatsuki no captura demasiado bien el movimiento y su dibujo se basa más en el impacto, pero sus encuadres y diseños claramente angulosos me encantan y dotan al manga de personalidad y fuerza, y para rematar su labor -tristemente siempre eclipsada por Nisio- realiza unas composiciones increíbles.

¿Recomendable? Particularmente recomendaría a todo el mundo que al menos le dieran una oportunidad a sus primeros tomos, es tan condenamente rara e inusual que creo que es una lectura bastante saludable. Pero más allá de ello... es tan particular que no me atrevo a aventurar a quien puede gustarle y a quien no.

9 comentarios:

OtakuLogan dijo...

Se ha ido un grande, y al parecer sin anuncio de nueva temporada de anime, :( .

Lo que creo que distingue a Medaka del resto de parodias es que es una parodia que se toma en serio su mundo. Es decir, una vez hecho el gag Nisio nunca reniega de él ni hace marcha atrás, lo que ha servido como chiste tiene consecuencias (en las demás historias una vez hecha la gracia todo vuelve a la normalidad y como mucho retomarán el chiste como anecdótico más adelante), lo que hace que las idas de madre sean exponenciales. Cuando llegó Anshin'in-san (o Iihiko si forzamos) ya no se podía ir más allá sin caer en lo ilegible...

Las sagas típicas de Medaka han tenido para mí un comienzo interesante, un desarrollo magistral y una conclusión simplemente aceptable, utilizada más bien para introducir la próxima saga, excepto en la Anshin'in-san, que tiene un final espectacular, aunque creo que a ti no te gustó tanto, ¿no?

En fin, podría escribir tanto como en tu reseña de Gundam (vale, no tanto...) sobre la serie, sobre sus personajes y sobre sus frases, pero lo dejaré aquí. Me he quedado sin serie con la que acompañar Naruto, para mí Beelzebub y demás están a años luz de entretenerme como Medaka, aunque le daré una oportunidad a Sket Dance, tiene pinta de parecerse a los primeros capítulos de Medaka (y a mí me gustaron, ojalá hubieran bifurcado la serie en lo que se ha convertido y en lo que parecía que iba a ser al principio).

Raistlin dijo...

Yo empecé con el anime, y si al final lo continué fue gracias a que me empujaste a ello... por lo que te estoy agradecido, al final me acabó gustando bastante. Y ahora, estoy con el manga. Lo iré comprando al ritmo de Ivrea y lo iré leyendo, ya casi estoy en el punto final de la segunda temporada.

Sobre la serie, nada que añadir a lo que has comentado, comparto absolutamente toda tu opinión, al menos hasta donde tengo leído. A mi por lo menos me está entreteniendo mucho y estoy disfrutando de su lectura.

Joseph Dragneel dijo...

Una serie que difícilmente olvidaré. A mis ojos es una verdadera genialidad y en ella he encontrado uno de los personajes de ficción que más me han fascinado: Kumagawa.
La verdad, creo que me quedo con la etiqueta de "comedia paródica" para Medaka Box, ya que si bien tiene hostias por doquier es todo al fin de al cabo una gran parodia al manga en general, las editoriales y toda la pollada.
Si bien estaría en mi TOP 20 de mangas favoritos, no la veo como un imprescindible siendo objetivo, ya que es muy difícil de recomendar y que si la intentas ver como una serie "normal" te acabas llevando un batacazo de los gordos.

eter dijo...

OtakuLogan, me es difícil hablar de esta serie... creo que es más fácil escribir una tesis sobre ella que un párrafo XD.
Hay tanto y tan "distinto" en ella que es dificil mencionar una o dos cosas (incluso creo que quedarse con Kumagawa y Anshin´in-san es muy poco teniendo en cuenta algunos de los secundarios que tiene... que saliendo algunos apenas medio capítulo ya lo eclipsan todo).
El final de las sagas, como dices, es quizas lo más flojo... es cuando la serie tiene que volver al cauce de la normalidad para continuar. El final de la saga de Anshin`in-san me decepcionó porque esperaba un salto más completo hacía otro género (me habría encantado que hubiera tirado definitivamente hacia la comedia romántica XD).

Raistlin, tengo ganas de leer tus impresiones conforme se vaya desmadrando... porque lo que has visto hasta el momento al menos es normal en las formas, apenas ha comenzado a romper la cuarta pared y las paranoías del lenguaje están en un muy segundo plano XD

Joseph Dragneel, es de todo menos una serie fácil de recomendar... e incluso diría que es agotadora mentalmente XD.

OtakuLogan dijo...

A mí me encantó lo de "¡Asesinato del gigante!" (de moda ahora por la serie de los titanes, xD) y sobretodo "¡Realidad simulada!".

¿Podrías explicar un poco la teoría de Iihiko como lector mismo? Yo como de Medaka solo hablo aquí no me entero de esas cosas. ¿Y no difiere de la otra teoría que antes te gustaba, la de que Iihiko era parte de una novela de Anshin'in-san? En definitiva, que para ti Iihiko tiene que ser una metáfora sí o sí, ¿no? Eso puede no ser fresco, jeje.

eter dijo...

Viene por lo de su invulnerabilidad a cualquier acción... pero no a las palabras.

Como decirlo, Anshin´in-san parece la personificación de los autores; es la que lo controla todo, la que lo rige todo... pero esta supeditada a la protaognista... y al lector.
Por muy poderosa que Anshin´in fuera, no podía convencer al lector, este es inmune a ella y puede destruirla con la facilidad con la que rompe una hoja de papel.
Lei un ejemplo muy ilustrativo. Pongamos que estas leyendo Dragon Ball. Son Gokuh es lo más poderoso del mundo... pero evidentemente a ti un kame hame ha no te hace nada... pero la forma que tiene Gokuh de ganarte como lector es por medio de las palabras. Por eso Iihiko sería inmune a Anshin´in, pero después sería derrotado por los clásicos discursos del prota del shonen.

OtakuLogan dijo...

Bueno, no soy gran fan de las interpretaciones ocultas pero no esta mal, incluso daría la razón a Anshin'in-san con lo de Realidad simulada...

Haxer dijo...

Concuerdo con casi todo y el final simplemente bien muy apegado a su propia naturaleza de un shonnen puro que daba momentos epicos de situaciones absurdas y exageradas + el subcontexto paraliterario y otros toques de una light novel daban un especimen unico.
En fin de las unicas quejas seria cuestiones tecnicas como el problema del lenguaje ciertamente siento que me perdi varios juegos de palabras y asi como el empleo de los "estilos" y de que el arco de los not equals me parecio aburridisimo, pero siempre estaba aquel personaje para divertirnos y tirando alguno que otro chiste.
En fin al menos espero animado el arco de Kumagawa por lo menos porque al anime realmente ha vendido una miseria, el apoyo incondicional para nisio es lo unico que queda.

eter dijo...

OtakuLogan, tampoco yo la he explicado demasiado bien xD.
Pero vamos, Medaka creo que da para tropocientos tipos de interpretaciones, y no creo que se pueda decir que ninguna sea correcta, pero tampoco que ande desencaminada.

Haxer, la popularidad de esta serie es... indudable. Creo que no muchos la siguen, porque desde luego no es la definición de accesible, pero la gente que se engancha acaba siendo muy fiel.
Creo que fue lo que la mantuvo en la Jump, además de que, obviamente, es algo "distinto" y eso siempre es agradable de poseer desde el punto de vista editorial.