miércoles, julio 09, 2008

PESADILLAS

21th Century Boys

Conclusión de 20th Century Boys, esta serie de apenas dos tomos constituye el broche de oro a la obra más laureada e importante de Naoki Urasawa. Dos tomos con los que cierra la apocalíptica historia sobre unos niños que jugaban a salvar al mundo y crearon el apocalipsis y que lo hacen de una forma mucho más brillante y convencional de la empleada por Urasawa en "Monster". Evidentemente las paranoias de toda la serie siguen presentes, e incluso en algún momento se puede decir que se riza el rizo, pero a rasgos generales se trata de una serie que se dedica a cerrar todas las incógnitas abiertas y que apenas plantea algunas nuevas. Además del continuo homenaje a su niñez que es esta serie, Urasawa se regala un homenaje a sí mismo al conseguir cuadrar un final feliz y redentor para todo su grupo de protagonistas. Particularmente no me gustan demasiado las "muertes redentoras", ya que las considero un recurso demasiado fácil y pienso que lo realmente complicado es mostrar algo de la vida posterior del héroe.
"20th century boys", como "Monster", es una gigantesca pesadilla. Una pesadilla real. Un manga que juega con ese miedo que tenemos todos a, por medio de un acto irrelevante o normal, destruir toda nuestra vida o la de alguién. Su obra anterior jugaba con el miedo que un cirujano puede tener al plantearse si al savar la vida de alguién esta salvando a un monstruo. Esta obra refleja el miedo a que los actos irrelevantes de nuestra infancia dicten nuestro futuro, a las decisiones tomadas a la ligera o al simple hecho de no pensar bien una acción. Urasawa transforma estos hechos cotidianos en los puntos de partida de terribles pesadillas hiperbólicas que superan la imaginación de sus protagonistas (en este aspecto podemos decir que 20cb llega mucho más lejos que Monster, ya que en cierta manera nos muestra el mundo que Johan podría haber creado). En este escenario Urasawa nos presenta a una gigantesca cantidad de protagonistas que se ven obligados a ser héroes a la fuerza, desde guerreros como Otcho hasta héroes a la fuerza como Yoshitsune pasando por soñadores como Kenji o "elegidos" como Kanna. A todos estos héroes los fuerza al máximo, llevándolos psicológicamente hasta los extremos más refinadamente crueles y haciendo caer sobre ellos siempre un terrible sentimiento de culpa. Pero mientras hace esto, los propios personajes se conocen mejor y se forja entre todos ellos un gran vínculo de confianza supeditado al simple hecho de que no pueden permitirse fracasar y han de arriesgarse a confiar los unos en los otros.
De la maestría de Urasawa como narrador o de su dibujo no hablaré. Ya lo hice antes y "21th century boys" es fiel al estilo del autor en todos los sentidos posibles. Urasawa no da síntomas de agotamiento y en este final se muestra más entusiasta incluso. Si "20th" era una obra claramente oscura y catastrofista, su secuela, continuando directamente la historia, es mucho más luminosa, optimista y hasta triunfalista.

4 comentarios:

Setzer dijo...

Si no llego a ver esta entrada en el blog ni me entero de que ya lo habían sacado. Pensaba que también iban a tardar, como con los últimos tomos.

Por fin he terminado de leerlo y, aunque parece un poco apresurado, teniendo en cuenta como le gusta enrollanrse a Urusawa, sigue siendo una maravilla. Se agradece bastante que sacara estos tomos extra, ya que había bastantes cosas aún sin explicar, entre ellas la identidad de Amigo (aunque tendré que echarle un vistazo a los tomos antiguos cuando los tenga, porque no me acuerdo quien era ese solo con el nombre).

Por cierto, creo que tu tampoco lo sabías, ya que no recuerdo que me hayas dicho nunca nada, pero estaba yo en youtube buscando la canción que inspiró la serie tras acabar el tomo y fijate que cosa más interesante he encontrado. ¿Tiene muy buena pinta, no?

eter dijo...

Yo tengo que releerme toda la serie, al final también he acabado medio perdido. En cierta manera, se le agradece a Urasawa que no haya querido liar aún más la cosa.

El trailer lo había visto ya hacia algunos días en otro blog, y sí, tiene una pinta increible.

yue_sayuri dijo...

Coincido con ambos en que me tengo que releer la serie, ya que cuando dice la identidad de amigo me quedé igual.. O.O
¿de quién leches estaba hablando...? xD

Yo esperaba algo más de estos dos tomos, es cierto que cierra casi todos los temas pero hay algunas cosas que creo que están pilladas muy por los pelos.

Mi opinión es que el autor tuvo que releerse su propia obra para encajar alguans cosas ya que 20th se le habia ido en cierta parte de las manos...

Aun así tanto 20th como 21st es de lo mejorcito que he leído des de que soy otaku ^^

eter dijo...

Es el problema de una obra tan larga y tan compleja, es imposible que Urasawa lo tuviera pensado todo desde el principio y es seguro que ha cambio cosas conforme escribia.

Hace falta una relectura "de un tirón" de toda la serie.