viernes, diciembre 23, 2011

Saber que no se sabe nada

Boku wa Tomodachi ga Sukunai

La ignorancia no es mala, de hecho en cierta forma define la felícidad como diría Lisa Simpson. Ser ignorante no es malo, siempre que se sepa que lo es. Si uno sabe que no sabe de algo... perfecto, mientras cuando lo necesite no se olvide de informarse de una manera u otra. El problema llega cuando te lanzas a algo sin tener demasiada idea de ello... o directamente sin tener ni puta idea (hablando coloquialmente). Algo así pasa con este anime.
No es un mal anime, pero tampoco es un buen anime. Tiene cosas de serie mala, y otras de serie buena. Tiene ideas interesantes, y desaprovechadas. Es un anime que, sencillamente, no sabe que es.
Una serie puede ser una chorrada intrascendente y ser divertida, si sabe que lo es. Una serie puede ser una obra maestra y sobrevivir a su propia grandilocuencia. Ahora bien, una serie que quiere contentar a 20 espectros distintos de seguidores seguramente se quede en nada. Se recordará, porque si lanzas 200 dardos por estadística es posible que alguno de en el centro... pero no se rememorara. Si hay una segunda temporada de este anime es posible que la vea porque los malos recuerdos se habrán difuminado en mi borrosa memoria y solo recordare algunos piques entre Yozora y Sena, alguna escena divertida de Rika o algún buen momento de Kobato... pero si la segunda temporada no mejora es probable que todos los malos recuerdos vuelvan de golpe y entonces la abandone decepcionado.
El problema de esta "tomodachi" es que tiene demasiadas ideas, y quiere seguirlas todas... y eso hace que al final no quiera seguir ninguna. Para empezar copia mucho ese esquema de "club" que Haruhi ha popularizado tanto. Parte de una idea tan sugerente como un grupo de marginados sociales que quieren hacer amigos para luego medio transformarse en una especie de harem demasiado grande, y aunque se agradece que en ningún momento se lance a por el romance facilón. Te mete un drama raro con la relación de los dos protas que uno no termina de entener. El personaje de Sena tan pronto como se muestra más o menos interesante se muestra también como un contenedor de fanservice y comedia fácil. La científica no termina de estar bien explotada. El reverse-reverse-trap (o lo que sea) es un mueble. La monja es aborrecible hasta decir basta. La hermana es un encanto que el fanservice desvirtua. La amistad entre Sena y Yozora es bonita... hasta que Yozora se pasa y su maltrato pasa del grado de "amiga cabrona" a "amiga de la Stasi". Te meten episodios que parodían videojuegos y que son muy divertidos... pero luego te mete la friolera de tres episodios de "traje de baño" y uno de yukatas.
Visualmente la serie pertenece a esa hornada de animes que sencillamente te atrapan en parte por lo bonito que es el diseño de sus personajes y lo bien animados que estan. Pero eso no basta. Y es una pena que una idea con tantas buenas ideas como esta se complique la vida buscando más y más ideas en lugar de desarrollar bien aquellas sobre las que se sustenta.

7 comentarios:

Setzer dijo...

No es mala, pero es bastante mejorable. Tiene algunos personajes muy buenos, como la científica con sus idas de olla o Sena con sus frikadas varias, pero es una pena que la tía principal sea el personaje más aburrido y aborrecible de la serie.

Además, el argumento es totalmente aleatorio. Lo mismo está jugando, que meten un capitulo de playa, la visita a casa de una o un capitulo que intenta ser más serio con el pasado de la prota pero que al final acaba aburriendo. Se nota mucho que intenta (sin conseguirlo) ser una especie de copia de Haruhi.

nvsmp dijo...

No pensé que estuvieras siguiendo este anime. El manga me parece más simpático por su comedia más loca que el anime no logra. Es que el manga usa más deformaciones faciales y tiene más libertad para la locura, en cambio en el anime me resultó muy seco y tal como dices sin una idea clara de lo que quería hacer. El manga era claramente una comedia estudiantil, el anime no sé.
Definitivamente la mejor era la pequeña Kobato, tierna y extremadamente moe.

eter dijo...

Setzer, ya ves, Yozora es un handicap muy grande para la serie. Y claro, al ser "la prota", pasa demasiado por ella... pero incluso cuando no esta en escena resulta rara al ser pretender meter una especie de romance que si si que si no con Sena.
Es una cosa rara, la idea inicial esta bien... pero en Haruhi se desviaban de la trama más o menos bien, aqui se vuelve mucho a temas como los eroges o los trajes de baño... da una sensación como de improvisación en todo brutal.

nvsmp, me enganché con los primeros con todas aquellas parodias de Monster Hunter, Yozora no resultaba tan terrible y Sena tenía muchas posibilidades... pero al final la serie ha acabado siendo un quiero y no puedo. Incluso el último episodio, donde está bien la idea de narrarlo todo desde el punto de vista de Yozora al principio, acaba siendo raro por lo sencillamente incomprensible que es para el espectador el saber porque se ha cortado el pelo o esta dispuesta a revelarse como Sora.

Dragneel D. Natsu dijo...

Pues a mí me encantó... Me hizo mucha gracia y siempre esperaba el siguiente capítulo... Además de que me encantaban sus personajes (sobre todo Yozora y Kobato-chan)... Espero que hagan una segunda temporada, que al final quise más...
PD: No me quejo del fanservice, es más, mi tolerancia llega más bien al pasotismo... Prueba de ello es que viera ToLove-Ru (manga) entero y me gustara...

eter dijo...

Uf, a mi To-love-ru me mató, la premisa inicial me gustaba, y en los primeros capítulos cuando además estaba toda la trama de los pretendientes alienígenas me parecía una serie con algo de potencial... pero después acabó cayendo hasta la exageración en el fanservice.

Raistlin dijo...

Tengo que ver el último (luego me pondré con él), pero comparto tu opinión sobre la serie.

Al principio me pareció interesante y que planteaba algunas ideas sugerentes, pero luego acabó siendo un batiburrillo que no tenía claro qué contar.

Entretenida y decepcionante a la vez, según qué episodio veas.

eter dijo...

Es irregular como ella sola, y luego personajes como Sena, Kobato y Rika funcionan monstruosamente bien en ocasiones... y otras bastante mal, y el resto tiene algún que otro buen momento pero la sensación global es la de que estan tremendamente desaprovechadas.