lunes, marzo 03, 2014

Crónica de una cancelación anunciada

Beelzebub

Coincidiendo con su quinto aniversario, ha finalizado la serie de Ryūhei Tamura. Ha finalizado muy ayudada por los editores; no ha sido una cancelación abrupta pero era una serie que era evidente que estaba sentenciada desde hace bastante. Me apena relativamente, porque es una serie que en sus principios tenía un potencial inmenso, pero que se fue diluyendo poco a poco hasta que al final sencillamente carecía de cualquier atisbo de emoción.
Creo que la mejor manera de reseñar lo que ha sido esta serie al final es repasando las diversas entradas con las que he ido cubriendo esta serie a lo largo de la historia del blog.


Los primeros pasos de la serie (ver reseña).
Beelzebub comenzó como cualquier otra serie de la Jump, con la espada de Damocles sobre ella. Parecía la típica serie de hostias de la revista, pero tenía un más que agradable gusto por el humor y aparecía en ella un secundario con muy buena pinta llamado Furuichi (y además de Hilda, demasiado tópica, aparecía la adorable Kunieda). Dentro de las limitaciones de la revista, parecía una serie con potencial.

El prometedor primer año (ver reseña)
La saga contra Toujou tuvo un desenlace bastante decepcionante; uno esperaba por entonces que la más que obvia incapacidad del autor para dotar a sus combates de algo parecido a emoción o épica se solucionara con el tiempo.
Pero todo lo grande la serie comenzaba a estar ahí. El sentido del humor absurdo explotó en todo su esplendor. La serie comenzaba a mostrar trasfondo, enseñando un mundo demoníaco que luego nos quedaríamos con ganas de ver.

La edad dorada (ver reseña)
La serie alcanzó su segundo año en todo su esplendor. Realizó bien la conversión de los primeros villanos a carismáticos secundarios, introdujo como villanos al consejo de un colegio "pijo" (evitando también así caer de inmediato en la dinámica de luchas demoníacas) y disimuló el problema de las batallas sustituyendo estas por enfrentamientos meramente cómicos como un partido de voleibol y una gran partida al Call of Duty.
Los personajes tenían un carisma gigantesco. El autor conseguía mantener a Furuichi como gran segundo personaje y, al final, la trama demoniaca comenzaba a despegar con lo que parecía ser la primera gran saga del manga.
CONSEJO: NO VEAIS EL ANIME
uno piensa que el final de la saga de En del manga es malo...
hasta que ve lo que hicieron en el anime
 
El día que todo cambio (ver reseña)
La saga de En. La gran saga. La oportunidad de la serie para saltar a las grandes ligas. Grandes enemigos, grandes aliados, entrenamientos, secuestros, etc. El humor seguía estando presente, pero era la ocasión de la serie para darles grandes momentos épicos a todos los personajes. Era el momento de pasar de ser un manga minoritario a ser un producto mainstream.
Y fracasó estrepitosamente; realizando toda la preparativa de una gran saga de hostias y cerrándola de una forma demasiado abrupta bajo la excusa del guión.
En ese momento Beelzebub firmó su sentencia de muerte.

A New Hope (ver reseña)
Tras la saga de En la serie deambuló durante año y medio con sagas intrascendentes. Es una parte rara del manga, como ese viaje estudiantil donde conocen a un personaje tocho que luego apenas reaparecería (un ejemplo más de las muchas tramas o personajes que serían presentados pero luego ignorados, como la madre de Kunieda y su abuelo, aquel demonio llamado Asran, ese general Behemut o esos miembros del consejo estudiantil).
En este momento hay una saga muy buena de guerreros de arroz, muy divertida; que demuestra que la serie sigue funcionando muy bien cuando se basa en el humor... e igual que esta hay otra antológica y divertídisima que se jode espectacularmente al final cuando el autor vuelve al campo de las hostias. 

La larga indiferencia (ver reseña)
En su último año la serie creo que estaba ya sentenciada, dándole al autor los editores de la manga varios meses para cerrar la serie. Así pues, la serie vuelve aquí a la épica, presentando a grandes villanos demoníacos y tratando de cerrar todos los hilos argumentales como podía.
Son unas sagas bastante flojas, donde todo se desarrolla apresurada y forzadamente; donde los secundarios son ignorados, donde los combates son tan rápidos que carecen de intensidad y donde todo, al menos a mi como lector, me dejaba bastante indiferente.

Esta me parece la triste realidad de esta serie. Un producto con un potencial enorme que, en su momento crucial, no supo subir de nivel y se quedó estancada en una extraña autocomplacencia que la llevó a la mediocridad.

12 comentarios:

nvsmp dijo...

Sinceramente, una maldita pena para mí. No leía ya el manga desde hace tiempo, pero entristece saber que ya fue el final y fue todo con tiempo preatado para que cierre ya que ya había cavado hondo en la mediocridad (y por qué carajos tuvo que cortarse el pelo Kunieda?)

Sech dijo...

Pedoichi lo mejor del manga.

Lo dropie cuando se van de viaje estudiantil, ya no me reia de nada, lo deje de leer por falta de interes y porque me aburria.


Carlos dijo...

Beelzebub es una serie Jump con todas las de la ley.

-Despega bien.
-Tiene gran potencial.
-Una gran Saga.
-Personajes muy carismáticos e interesantes.
-Altas expectativas.

Luego:

*Fanservice.
*Personajes dejados de lado.
*Tramas predecibles.
*Nada de desarrollo en los personajes.
*Fallos en el guión.
*Mal ritmo, sea abrupto o lentisimo.
*Todo sin dar señales de mejorar.

Beelzebub me recuerda a Naruto pero sin tantas ventas, no logro entenderlo, comienzan tan bien pero luego son tan malas, es como si los Mangakas solo tienen una o dos sagas en su mente pero planean que la serie tenga 10 a más sagas y se la inventan sobre la marcha y no como Oda que se toma su tiempo para currarselo, sino lo primero que se les ocurra o que el editor les diga si, esta muy bien.

Si solo planean dos Sagas pues que duren dos Sagas, o que planeen las cosas bien, últimamente estoy muy decepcionado de las series de la Jump, las únicas que sigo con interés son One Piece, Soma (a saber hasta cuando funciona), Kuroko, Haikyuu y Toriko (que pinta unos bajonazos pero todavía la tengo en duda de si remontara o no), ahora hay una nueva Ilegal Rare que pinta interesante pero a saber cuando se desinflara.

eter dijo...

nvsmp, es una pena, había bajado ya tanto de nivel que los intentos de remontada se notaban forzados y desesperados.
pd: Y sí, cortarle su melena a Kunieda es un feo, deberían sencillamente haberla hecho aún más parecida a la hermana de Oga.

Sech, luego hay una saga muy buena -salvo el final- de peleas raras de parejas. Esa saga es bastante buena pero, en general, no te perdiste nada grande al abandonar la serie.

Carlos, yo supongo que en la saga de En le obligaron al autor a cambiar de rumbo y volver a la comedia o algo así. Es una pena, era el clásico momento para explotar todo el potencial "shonnen" de la serie, pero parecía querer seguir siguiendo ser cómica. Una pena. Gintama es el que creo que debería ser el referente en estos casos, es una comedia absurda, pero cuando quiere... es épica.
Yo el principal problema que le veo a los mangas de la jump es que sus autores más o menos tendrán una idea al comenzarla, pero:
a) tienen que posibilitar cerrarla prematuramente o alargarla hasta el infinito
b) durante el mismo manga les apareceran personajes o desarrollos que no habrían considerado.
c) popularidad de personajes, editores, etc
Tiene que ser muy complicado.
En Souma yo estoy empezando a desconfiar. Me parece modélica, y me encantan los personajes, la comedia y el dibujo... pero esos 10 capítulos de presentación de platos y personajes que se ha marcado me han parecido bastante sosos.

Carlos dijo...

Bien, pero aún con esas condiciones, deberían adaptarse al como lidiar con ellas, es que parece que tienen dos Sagas, luego a la tercera no saben que hacer, pues meten lo primero que se les ocurre, en lugar desde ya la primera Saga comenzar a pensar sobre el resto, pero de buena manera, no solo en esa futura Saga van aparecer estos personajes, bueno luego veo como desarrollo el resto.

Por eso ahora en los Mangas se ve, humor en situaciones tensas y dramáticas.
-Peleas guionizadas con nerfeos, power up dados por ángeles de la guardia, recursos dejados de lado.
-Peleas predecibles.
-Desarrollo de trama predecible.
-Personajes sin desarrollo alguno en la Saga.
-Personajes con intervencionismo random en las Sagas.

La mayoria de Mangas tienen conceptos explotados por todos lados, así que a mi me parecería muy lógico, que les esta yendo muy bien pues desde un principio organizar las tramas futuras, en lugar de esperar el momento.

Con respeto a los editores, ellos siempre molestan es con los personajes, y los Mangakas gustosamente se ofrecen a meter fanservice de la nada, que un personaje es popular, conservarlo estaría bien, pero no, piensan en pleno camino las trama y también van pensando el momento en que personaje cualquiera se lucirá.

En Soma pasa que siendo sincero no creo que mole mucho competencias de comida, para mi el alma de Soma es la interacción que tienen los personajes entre sí, y en un concurso donde cada quien va por su cuenta se hace algo soso. A ver como sigue desarrollando ese torneo.



eter dijo...

Estamos hablando de una revista juvenil... triste que sea decirlo, no hay que pedirle mucho. El lector al que apunta esta revista es al que todo lo que dices no le importa... con que haya desarrollo molón le sobra. Es lo que encontramos en Naruto, Bleach y Fairy Tail. Todo lo que sea más que eso creo que casi tenemos que dar gracias.
Verdaderamente lo de la planificación global de la obra creo que es algo de ahora, los mangas y los comics americanos largos siempre han ido improvisando sobre la marcha porque planificar algo a más de 5 años vista es extremadamente complejo ya tu propia obra va a crecer de una forma distinta a lo que esperas. Es un producto que vive muy al momento, tiene que enganchar practicamente con cada número... y eso, sobre todo al principio, me parece un condicionante muy bestia.

En el caso de Beelzebub creo que en su primera mitad se manejo muy bien, y la saga de En estaba más o menos bien planificada a pesar de que siempre me pareció raro lo del hermano con su ejército y todo eso. Pero cuando llegó el momento de meter 20 capítulos de peleas de todos los personajes... por rankings de popularidad, porque fuera la intención original del autor o por lo que sea, decidió solventarlo todo en 5... y ahí creo que murió la serie, a partir de ese momento era imposible tomarse en serio nada que planteara el autor.

pd: Completamente de acuerdo en lo de Soma, el último capítulo de la fiesta fue mucho mejor que todos los del curry. El humor, e incluso el romance, funcionan mucho mejor que unos "combates" con bastante poca chicha.

Jhon Kei dijo...

Es complicada la vida del mangaka. Siempre estará la historia que ellos desean contar y la que terminan contando. Un par de ejemplos serían:
a) Kagijin.
b) Dragon Ball.

"a)" trato de mostrar, a ritmo lento y con trama típica y predecible, un mundo de fantasía que los únicos límites que, a mí parecer, tenían eran la imaginación del autor y la aceptación popular, que fue lo que terminó haciendo que el manga se cancelará a los pocos meses.

"b)" trato de contar una historia de un niño, que con mucho esfuerzo se convertiría en el ser más poderoso de la galaxia y moriría como un héroe protegiéndola. La historia terminó en un prostitución del Supa Saiyan, villanos cada vez más subrrealistas y menos carismáticos... Hasta que por fin terminó. Consiguió enorme aceptación popular, lo cual provocó que se alargara.

Así que aquí hay dos ejemplos completamente opuestos, donde en "a)" los editores decidieron finalizar algo que intuyeron que no vendería mucho y en "b)" vemos otro que no dejaron ir hasta que sintieron que ya lo estaban sobreexplotando.

Considero que ningún mangaka se salva a la regla:
a) Si no vendes, te largas.
b) Si vendes, te exprimiremos hasta la último gota.

Bleach, por ejemplo, tendría unos 7 u 8 años más de publicación, según declaraciones de su propio mangaka. Sin embargo, las ventas nunca volvieron a ser las mismas desde que terminó la serie anime. Y ha estado varias semanas en el fondo del ranking de popularidad de las cartas de los lectores. Por ende, no sería de extrañar que se terminé en 3 años incluso ante publicaciones que no hagan sentir al lector que el manga ha vuelto a ser aquello de la Sociedad de Almas.

One Piece, por otro lado, tiene 9 o 10 años más, según, también, declaraciones de Oda. Ahora, ante el hecho de que es la única serie que tiene ventas tan colosales, es la única que las ventas de sus tankobons de manera individual supera al número de ejemplares en publicación de la revista misma y que muchos desearían volver a aquellos años dorados en que tenían más de 7 millones de números en circulación, en lugar de los casi 3 actuales (misión, dicho sea de paso, imposible por las bajas tasas de natalidad de los últimos 10-20 años) no sería nada raro que más de uno de los editores piense en alargar One Piece.

A veces quisiera que la Jump aprendiera más de la Spirits. Junji Ito publica, prácticamente, lo que se le viene en gana. ¿Por qué? Porque 3eros no podemos más que ver como al maestro se le ocurren las historias más bizarras y las dibuja de la manera más asquerosa posible (creo que el único que realmente "censura" sus obras es...él, sobretodo cuando se viene la inevitable muerte de uno de sus queridos protagonistas). Esto, si bien no es perfecto (sobretodo si tenemos en cuenta que Ito no demuestra tanto amor y vocación en la historia como, por ejemplo, lo hacía Hideshi Hino), me gusta más la idea de que el mangaka publique lo que quiera publicar y el editor asesore detalles para la mejor presentación visual posible de la obra (a menos que todos quieran ver un desastre de organización en las viñetas como en Shingeki no Kyojin).



¿De qué iba la entrada? ...Ah, si. Babu. Creo que lo cancelé al mismo momento que la editorial xD. Sencillamente el arco de la madre de Bell terminó de confirmar lo que ya intuía hace rato y...bueno...me interesaban más 3/4 de las nuevas propuestas de la Jump (aunque esperaré a ver si alguna dura más de 1 año, mínimo, para darles alguna oportunidad).

eter dijo...

Kagijin la desconozco, pero vamos, muy jodido lo tiene esa premisa para sobrevivir en el mundillo si su autor no tiene nombre o se juntan varias circunstancias de revista, editor y público.

Dragonball creo que debió acabar con Piccolo, con la extensión como mucho de Freezer... pero ya era un cambio bastante importante con respecto a lo que era la serie en sus inicios.
Eso si, discrepo con el final, a mi me gusta la saga de Boo, la veo bastante fresca con todas las fusiones y toda la ligereza con la que se lo toma todo. La veo muy autoparodica, con un Toriyama que estaba bastante cansado del monstruo que había creado y quería volver a dibujar comedia.

Luego creo que hay casos extraños, como ese final raro de Slam Dunk XD

Bleach es una serie rara. Tiene un gran dibujo y creo un mundo más o menos molón... pero cuando Tite tuvo que ponerse a resolver incógnitas su opción fue meter más personajes e interrogantes todavía. Tite es, claramente, uno de esos mangakas que sabe dibujar pero no guionizar; y aunque el manga viva mucho del dibujo y este sea una parte importante de la narrativa, al menos unos mínimos hay que cumplir.

One Piece creo que acabara cuando quiera. Oda vende tanto que tiene que tener un poder inmenso en la revista, y el tio además de ser un perfeccionista con su obra parece ser un divo de cuidado, no creo que le puedan forzar a nada. Incluso creo que la revista puede prefirir cerrar la serie "a lo grande" y no alargarla, ya venderán con las ediciones especiales. Cuando Oda acabe se dedicara a descansar y gastar los muchos yenes que ha ganado. Si hay suerte... pues hara alguna serie corta o tomos de la época de Roger, Barbablanca y Garp :)

Pero la Jump no deja de ser un negocio, y supongo que querran mantener las ventas siempre, y si de momento las mantienen... no creo que cambien el formato, como mucho se permitirán alguna concesión como Medaka Box (que no dejaba de tener detrás el prestigio de Nisio y a sus seguidores con sus yenes).

Yo particularmente espero mucho de Stealth Symphony, a ver si hay suerte y cuaja entre los japoneses.

Angel R. dijo...

confieso que no pase del one shot, me lo descargue ademas de los 10 primeros capitulos, pero realmente no me gusto, no recuerdo mucho de ese one shot y simplemente no me motivo a leer mas capis... y alli se quedo.

eter dijo...

Para mi gusto comienza a despegar una vez sale Kunieda, es una serie que tiene una vena cómica muy agradable en un principio... pero luego viendo como acaba no es una serie que ya pueda recomendar mucho.

Jhon Kei dijo...

No te pierdes de nada, pero de NADA. Kagijin era una de esas series con premisa simple, pero que se ajustaban bastante bien al tipo de público que quiere atraer la Jump. El problema fue la falta de imaginación del autor para tener un ritmo atractivo, personajes originales y momentos interesantes.

La saga del rey demonio Piccolo fue mi favorita, pero con Piccolo había la posibilidad de cerrar todo con un broche dorado (Goku y Chi Chi se casaban, Goku ganaba el torneo de artes marciales y el último hijo del rey demonio y máxima amenaza de la Tierra había sido derrotado - nunca entendí porqué no tenía la habilidad de su "reproducción" de su padre, pero bueno -).

Jamás entenderé lo que pasó con Slam Dunk. La serie que, precisamente, debían alargar terminó de manera tan abrupta que dejo a muchos con un saber un tanto amargo. Takehiko Inoue debió haber charlado con su médico y este le recetó que necesitaba vacaciones (recordemos que fueron cuatro años de corrido lo que duró la serie). No se me ocurre otra forma de convencer a los editores de terminar una obra en mitad de su momento.

El arte de Kubo, salvando la estética, se me hace un tanto limitado, aunque el tipo aprovecha bastante bien la distribución de viñetas.

Ojalá Oda sea el Niizuma Eiji y que finalice su obra cuando quiera...y que a nadie se le ocurra detenerlo xD.

No sé si a la Jump le conviene contratar a NisiOisiN o a NisiOisiN le conviene que le contrate la Jump. Es un autor tan atípico a la revista que la combinación NisixJump me parece más que un escritor reconocido se termina aprovechando de la tirada de la revista de manga más popular en la actualidad, mientras que la Jump no consigue una obra que se ajuste a su estilo (aunque si solo les interesa tener algo que venda no dudo de que lo llamarán más seguido).

Narita siempre me dejo queriendo más con Baccano y Durarara. Espero que reciba la aceptación necesaria para que no le cancelen antes de que desarrolle su historia (y que no se le ocurra que puede hacer un inicio como en Baccano con hilos e hilos de misterios que se resuelven recién en el episodio 9 que ahí si le cancelarán).

eter dijo...

Es mejor no entrar a pensar en todo lo de la raza de Piccolo y sus huevos y fusiones XD.

Lo de Slam Dunk fue muy raro, vendía una barbaridad y no me explico como la Jump no le dio todas las facilidades del mundo a Inoue.

Yo creo que con Nisio, como espero que pase con Narita, haya un poco de simbiosis... para la Jump es bueno tener a un autor de relativo prestigio y que además -en teoría- vaya a hacer una serie distinta, y para el autor es un medio de promoción inmejorable.