domingo, marzo 27, 2016

Las oportunidades que ya no volveran

Boku dake ga Inai Machi

"Boku dake..." o "Erased" es un gran anime que tiene el problema de que podría haber sido grandísimo anime y se nota. Esta serie, si hubiera tenido el doble de episodios, habría sido absolutamente memorable. Es una gran serie con una enorme cantidad de virtudes, pero es también una serie a la que se nota que le faltan minutos por todos lados y que ha tenido que cercenar salvajemente el material original. 
El original punto de partida nos lleva a la vida de Satoru, un hombre que tiene una extraña capacidad para viajar hacia atrás en el tiempo unos pocos minutos y poder así evitar algunas pequeñas tragedias que se suceden a su alrededor. No obstante, al final del primer episodio un hecho trágico provocará que no salte unos pocos minutos hacia atrás, así no casi una veintena de años. Volverá a su infancia, pocos días antes de que una serie de niñas fueran asesinadas, el objetivo del protagonista será entonces salvar a estas víctimas y solucionar al mismo tiempo su futuro.
La idea es muy potente y esta bastante bien llevada a cabo. Quizás algún punto de los planes de Satoru esté un pelín cogido por los pelos y resulte un poco forzado, y la identidad del asesino se averigua casi por descarte, pero en general es un thriller sobresaliente con algunas escenas de tensión brutales y unos giros de guión de muy sorprendentes en ocasiones. 
Pero, por encima de todo, es una serie cuyos personajes transmiten mucho, brillando especialmente las tres grandes féminas de la serie. Es imposible no encariñarse con Kayo y no querer salvarla, más aún cuando más allá de la sombra del asesino vemos su terrible vida (aunque tiene pinta de que los elementos más sordidos de la historia han sido censurados en el anime, hay algunos detalles no ya duros si no directamente crueles). Airi, siendo un personaje algo imposible, es sencillamente luminosa. Y la madre del protagonista es muy carismática, pero llegado un momento pasa a ser sencillamente el más heroico de todos los personajes. No obstante, también hay que decir que algunos secundarios pecan de ser demasiado simples y tópicos, especialmente los villanos secundarios... el villano principal también queda algo desdibujado al final, aunque creo que esto es problema de lo comprimido que se encuentra todo.
La compresión afecta sobre todo al final, bajando bastante la nota de un anime absolutamente sobresaliente en sus primeros capítulos por lo original de su premisa, lo preciosista de su diseño o la simple nostalgia triste que transmite con sus imágenes. El primer tercio del anime es modélico, sin embargo en su parte central ya comienza a adolecer de falta de minutos y de la necesidad de meter en un único episodio segmentos que requerirían más minutos. En su desenlace este defecto se hace mucho más notorio, con elipsis narrativas bastante tramposas y algunos giros de guión casualmente convenientes. La fuerza de la historia sigue estando allí y los cliffhangers de los últimos capítulos son espectaculares, pero la historia pierde bastante solidez.
Técnicamente la serie cumple con creces. Algunos de sus diseños pecan de genéricos, pero el arte del manga original no era especialmente vistoso y -heredando algunos rasgos de ese dibujo- los diseños son muy agradables. A nivel de escenarios la serie no exige mucho, pero un par de localizaciones dan juego para algunas escenas muy potentes visualmente. La animación es algo irregular, notándose mucho en que escenas -o personajes- se han invertido más medios. A nivel sonoro tenemos un gran trabajo de seiyuus y una música excelente, así como un opening y -sobretodo- un ending maravillosos. En la dirección, y en especial en el montaje, podríamos encontrar alguna pega, pero estas vendrían dadas por la titánica labor de comprimir todo el material original en una docena de episodios.
Es una grandísima serie absolutamente recomendable. Es original y engancha como una condenada. Es divertida y épica, es alegre y esperanzadora a la par que triste y nostálgica. Es una de esas series que consigue llegar a tocarte la fibra sensible. Pero es una serie que se nota demasiado forzada, demasiado apresurada. Los guionistas hacen auténticos malabares y la serie funciona muy bien, pero no deja de ser una pena imaginar lo grande que podría haber con unos pocos episodios más para mantener durante toda su extensión el ritmo de sus primeros capítulos.

12 comentarios:

Kururin dijo...

¿Sólo 12 capítulos? Muy escasos dada la complejidad de la historia y la densidad de texto. No sé si será por planificación regulera o que la conclusión del manga les pillara desprevenidos (ni un mes, ojo).

Conste que no lo he visto, sigo la edición española y de momento muy bien aunque no rompo lanzas, pues la premisa es de las que penden de hilos y un mal giro puede soplar en contra. Mantengo la esperanza.

Mar dijo...

Pudo ser mejor. Es cierto que Erased es un anime que levantó bastante hype y al comienzo de esta fue una serie que valía mucho la pena. En general me gustó pero creo que no alcanzó a ser épica ni resaltar demasiado en su género. Todo esto por su problema de ejecución.

También creo que pudieron hacerlo más pausado. Leí el manga y definitivamente era un trabajo demasiado largo para reducirlo en 12 episodios. Tal vez si se hubieran tomado las cosas con más calma el proyecto habría terminado muchísimo mejor. Pero como dices, la oportunidad ya está perdida. Al menos puedo decir que no se cumplieron mis mayores preocupaciones de tener un anime mediocre y terminó siendo decente.

eter dijo...

Kururin, 12 capítulos, y no equitativamente repartidos. 2/3 de la serie se van para salvar a Kayo, que obviamente parece lo más importante, pero todo lo que se sucede después apenas son 3-4 capítulos, y Airi directamente es casi anecdótica cuando en el manga por lo que tengo entendido es poco menos que el personaje más importante.
El final es más o menos parecido al del manga por lo que tengo entendido. Supongo que lo conocerían y lo adaptarían como pudieran. Entiendo que es un caso parecido al del anime de la violinista del año pasado, donde más o menos han planificado el anime para que coincida con el final del manga.

Mar, el problema es ese, el principio es poco menos que modélico y, con el potencial del material de partida, consiguen una gran serie... pero luego se va desinflando por simple falta de minutos y la necesidad de contar mucho en muy poco. No se si con 2 temporadas les habría sobrado demasiado tiempo, pero es una pena que no hayan tenido una de esas temporadas de 14-15 episodios, ni tan siquiera 13.

Donquixotedelamancha dijo...

Es imposible adaptar 44 capitulos de una historia, 8 tomos sobre todo si tenemos en cuenta el ritmo tan irregular, en el primer capitulo se observa y se comen un tomo entero, donde practicamente desarrollan muy poco a la madre de satoru (Mejor personaje femenino del elenco, junto con Kayo, sin ninguna duda).

Mi consejo como un persona, que se leyo cerca de 6 meses antes del anime es que te leas el manga es sumamente adictivo, y da 1001 vueltas a su adaptacion, desde el primer momento supe que la serie tendria que haber sido sin ninguna duda de 22 capitulos

Joseph dijo...

Otra gran decepción. Estos días me puse a leer el manga, que tampoco es una gran obra, y me gustó... Pero el anime es una verdadera pena, por el horror de los últimos episodios no puedo ni aprobarlo. No se lo recomendaría a nadie con dos dedos de frente.

Anónimo dijo...

Otra serie de buenas ideas y elementos realmente interesantes, pero que al final sufre de la negligencia se su produccion, aparte de adolecer de ciertas practicas comunes en este tipo de obras. Como habria deseado que un estudio bueno se halla comprometido a adaptar bien esto :/

eter dijo...

Donquixotedelamancha, curioso lo que comentas, habida cuenta del final del primer capítulo, suponía que era el final del clásico capítulo de 60 páginas con el que comienza una serie, explicandolo todo para luego acabar con un cliffhanger brutal.

Joseph, no sería tan tajante como tu, creo que el anime funciona bastante bien, y los últimos episodios no dejan de ser bastante potentes... otra cosa es que se note mucho que el manga tiene que estar mucho mejor.

Anónimo, no recuerdo demasiado de Shirobako en este sentido, pero el estudio, pujando todo lo que pueda, al final no dejan de ser unos mandados más dentro de la cadena de producción. Si la editorial y las televisiones dicen 12 episodios, ahí poco pueden hacer ellos más allá de dejar algún capítulo preparado como extra para los dvds.

OtakuLogan dijo...

Partiendo de la misma conclusión, buena y recomendable serie aunque no excelente, pensamos diferente: la compresión ayuda a la serie.
Todo Boku dake... esta construido sobre papel: no hay explicación de porqué hay viajes en el tiempo ni de que ocurran en determinados y convenientes momentos, es difícil entender lo estático que es el protagonista en el pasado más allá de evitar los asesinatos, es incómodo pensar en como va virando la relación con sus compañeros (al final todos lo tienen como un héroe pero nadie realmente le conoce). Al eliminar parte del desarrollo y hacer que la serie vaya a toda marcha ese problema disminuye. Así que para mí el problema es que la historia se autolimita, al contrario que 20th century boys y su expansión absurda de la genial premisa inicial. Probablemente si leo el manga me guste menos.

eter dijo...

Bueno, yo a lo de las mariposas no le daría mucha importancia, la historia no deja de basarse en la premisa de "¿y si...?", tiene desde el principio un enfoque muy de fantasia.
El protagonista es bastante estático, sí, pero si le sumamos que es algo fracasado a cierta cautela por no querer alterar los hechos creo que podría comprenderse... pero vamos, creo que en este caso también pasa que sencillamente en el anime esta todo muy comprimido y hemos perdido algo de lo que comentas, que supongo que en el manga serían viñetas menores o casi cómicas con el prota intentando acordarse de alguna combinación de la lotería XD

OtakuLogan dijo...

Ya, pero el "¿y si...?" sin preguntas vale con el primer salto. Cuando realiza otro salto y Satoru piensa "Esta será mi última oportunidad", ya no me convence, porque la regla que utiliza ahí el autor es "venga, voy a darle más drama". Y después del último gran salto esquiva cualquier complicación con lo del coma, y eso no es culpa del anime.
Sin leer el manga, ojo. A lo mejor lo leo y me parece una obra maestra, pero esa es mi impresión: la historia es un castillo de naipes y si intentas profundizar en ella más obvio queda lo limitado en lo que se quiere mover el mangaka, así que pasarlo al máximo de velocidad al final termina beneficiando el conjunto.

Jhon Kei dijo...

Por algún motivo, no puedo ver esta cosa más que un fanfic de Conan y Efecto Mariposa.
Tiene sus puntos positivos, desde algo simple pero muy tenido en cuenta hoy en día como el Diseño de Personajes hasta algo muy complejo pero muy descuidado como la sensación de peligro que es estar siempre expuesto a un asesino serial siendo un niño indefenso.
Después, todo lo que se refiere a guión...es complicado hablar positivamente de ello. Personajes sin suficiente desarrollo, drama forzado, conveniencia del guión...Si tengo que resaltar algo más que nada es Re:Re de Asian Kung Generation, que usaron para el Opening;y el trabajo del Director, quien, además de ser el principal responsable de lo que expuse más arriba, le reconozco el mérito de haberme hecho dudar de la identidad del asesino, a pesar de que la misma era evidente desde el capítulo 2.

eter dijo...

OtakuLogan, sip, cuando vuelve y sigue estando perseguido es algo muy raro y no termina de gustarme... pero bueno, no dejan de ser viajes en el tiempo, aquí cada franquicia se inventa sus propias reglas y al final es imposible no caer en paradojas. Con un viaje en el tiempo de tanto tiempo, el efecto mariposa tendría que ser inmenso... pero la serie también juega ahí con un extraño ciclo de repeticiones, me recuerda un poco a Perdidos y sus lios temporales con el "lo que pasó, pasó".

Jhon Kei, a mi lo del asesino no termina de gustarme, tenía que ser ese... porque no había más personajes en la serie, pero usan con él un par de trampas de guión que no terminan de gustar.
pd: Sí, el opening es una pequeña gozada y con Asian no puedo evitar recordar el gran Haruka Kanata de Naruto XD