domingo, febrero 17, 2008

Cuando un libro te hace crecer como persona

1984

Ya en "Rebelión en la granja", George Orwell presentaba una desgarradora fábula sobre la corrupción y los totalitarismos que ponía los pelos de punta. Este libro es su evolución, el mundo que Napoleón quería construír sobre la "Granja animal". Una terrible dictadura basada en el control total sobre los pensamientos de los oprimidos, una dictadura basada en el más terrible de los poderes.
La mayor parte de los libros de ciencia-ficción tienen como objetivo el hacer que el lector se haga preguntas, hecho esto la trama es un detalle secundario. Lo he visto en otros libros comentados en este mismo blog como "Farenheit", "Un mundo perfecto" o "Solaris". Pero Orwell en este libro más lejos, no sólo nos hace formularnos infinidad de preguntas sobre las libertades y los derechos, si no que nos ofrece las soluciones. Aquella frase de "Aquel que esta dispuesto a sacrificar libertad por seguridad no merece ni una ni otra" cobra sentido pleno en este libro. La opresión, la incapacidad de pensar, la manipulación de los medios, el control de la historia, la absoluta reducción de la mente humana a la de un autómata. Brillante a todos los niveles, el relato de Orwell es desgarrador por lo exagerado de su planteamiento pero, sobre todo, por lo terriblemente cercano que este parece.
El libro, como todos, tiene muchos defectos. Las primeras 100 páginas me parecen increibles, pero a partir de la incorporación de Julia todo me parece bastante forzado en cuanto a la relación de estos dos personajes, igual que resulta quizás exagerada la tercera parte del libro. No obstante, todo ello esta puesto al servicio del mensaje, y cuando este es tan importante y se impregna con tal fuerza en el lector todo es irrelevante. Porque este es uno de esos libros que, siendo pedante, te cambia la vida. Uno no puede permanecer indiferente mientras ve como "El Partido" y el "Gran Hermano" (desde ya uno de los mejores villanos de la historia) manipula la historia y controla toda la información que llega a sus habitantes, uno no puede evitar identificarse con Winston cuando este se pregunta que vida esta viviendo y cuanto de cierto tienen sus recuerdos pues si todos creyeramos una mentira que la diferenciaría de la verdad.
Un libro terrible pero, en el sentido más real de la palabra, verdaderamente imprescindible.

6 comentarios:

Yue Denna dijo...

Un libro verdaderamente genial. Pocos libros he leído que me impresionaran tanto como ese.

eter dijo...

Sí. Es un libro que marca.

Y ahora comprendo porque a tanta gente le quemaba que "Gran Hermano" se llamara "Gran Hermano". Debería ser un crimen banalizar algo así.

Carboanion dijo...

Pues si yo digo que son cinco, son cinco. A veces pienso cuán cierto es esto de reescribir la historia según interese que sea y qué hay de verdad en lo que estudié en el colegio...

Raistlin dijo...

Un libro magnífico, imprescindible.

Lo que da más miedo es que no creo que estemos tan lejos del argumento del libro.

No hasta esos extremos, pero la manipulación de medios, la reescritura de la historia y cosas así no es algo tan lejano...

eter dijo...

Libros como este o como "Rebelion en la granja" deberían ser de obligatoria lectura en los colegios.

Y sí, es realmente espeluznante, porque si vivieramos en una sociedad así lo primero de lo que se preocuparían los dirigentes de turno sería de que no nos diesemos cuenta o de darnos esa sensación de falsa libertad que se ve en el libro.

whitepawn dijo...

No se basa en este mismo libro la película homónima? La bajé hace unos días y sólo por el elenco de actores, promete.
Saludosss cordialesss.