lunes, febrero 11, 2008

Gakuen no tameni!

True Tears

Toda una sorpresa. En esta temporada estival, tan absolutamente nefasta, me he encontrado un grandísimo anime de colegialas que me ha hecho recuperar algo la fé en este género tan habitualmente maltratado por el gremio de los guionistas.
True Tears, como he dicho, se enmarca dentro del género de las colegilas y se trata de una comedia romátinca en el sentido más tradicional de la palabra. Pero, lo que podía ser un cúmulo de defectos, son un gran número de virtudes. "True tears" hereda lo mejor de las últimas grandes series de este género y lo mezcla con una extraña sabiduría. Tiene algo de comedia y algo de romanticismo, pero ninguno de estos dos géneros engulle al otro y los dos se nutren de si mismos para hacer crecer la serie. Con esto quiero decir que la serie narra los "noviajes" de varios jóvenes, pero que lo hace con un extraño buen gusto. Es un anime pausado, de tiempos lentos, donde sólo al final de cada episodio se rompe algo ese aire consecuente y elaborado para sorprender al espectador con un buen giro de guión. No es un anime espectacular ni grandilocuente, ni siquiera es terriblemente intenso como lo podría ser "Kimi ga Nozomu Eien", es sencillamente un drama romántico que rabaja su tono dramático con inocentes gags y que esta impregnado por un efectivo aire triste y meláncolico al más puro estilo "Suzumiya Haruhi". Porque la serie tiene un extraño aire de realismo mágico o de cuento de hadas que recuerda inevitablemente a la obra cumbre de Kyoto o -siendo pretenciosos- a los grandes maestros de la literatura sudamericana de este siglo.
El apartado gráfico de la serie también es más que notable. El diseño de personajes y escenarios no es particularmente espectacular, pero si esta lo suficientemente cuidado como para no resultar tópico. Este diseño, y una cuidada animación, le dan un aspecto francamente agradable a la vista. Cuenta además con una buena banda sonora y unos buenos dobladores. Por decirlo en pocas palabras, no es un anime espectacular, pero tampoco es un anime en el que parezca que se haya escatimado en gasto. Es más que correcto.
Así pues, no es Haruhi y no es Kimi Ga, es una comedia de colegiales que no escapa de su género, sencillamente lo dignifica. Muy recomendable.

8 comentarios:

whitepawn dijo...

Muchas veces me pregunto... de dónde sacas el tiempo para todo, buen hombre?
Everi man ;) for everi anime ;)

eter dijo...

Si dedicara este entusiasmo a SGIC
XD

Raistlin dijo...

Tomo nota de la serie :P

eter dijo...

Toma nota, toma nota.
He visto los 2 siguientes (hasta el 6) y me parece lo mejor que se ha estrenado en esta temporada. Un auténtico imprescindible.

Carboanion dijo...

Esto... ¿En esta hay alguien ciego?Que como estoy en la parra y no tengo tiempo de ver nada (ahora que me quedo en paro seguro que tengo tiempo de ver más cosas, algo bueno tenía que salir del desempleo), no sé qué ver y me han hablado pestes de una serie en la que sale un ciego y no sé por qué pensaba que era esta :S

eter dijo...

No. La del ciego -que no lo es después del primer episodio- es "H2O: huellas en la arena". Esa es una serie extraña que comienza nada más y nada menos que con una paliza a una chica.
Esta es una serie distinta y, sin duda, muy recomendable.

Cho Hakkai dijo...

Joer, Eter, ke ganas me entran de verlo tio. Anotada está, no te creas que no la voy a ver.

eter dijo...

Yo creo que no te arrepentiras. Series como esta hay pocas. Es una serie de "colegialas" muy decente, una mezcla "realista" de Kimi Ga Nozomu Eien y La melancolía de Suzumiya Haruhi. Su nível es menor, como es normal, que el de esos dos monstruos del anime, pero lo compensa sencillamente no salíendose del género de las colegialas y convirtiéndose en un "pequeño anime" muy grande.