martes, agosto 20, 2013

Una silueta inconfundible

Hitchcock. Quizás el director de cine más famoso de todos los tiempos. Quizás el más influyente. Quizás el más icónico. Un personaje más que digno al que dedicarle una marathon cinéfila (o varias) y revisionar algunas obras maestras que ya había tenido el placer de ver antes y descubrir nuevas joyas de su filmografía que no puedo hacer otra que confesar que aún no las había visto pues verdaderamente, a día de hoy, no hay ni una sola película de este hombre -con la salvedad de Vértigo- que no me haya maravillado.

Extraños en un tren

Resulta injustificable que, en mis 31 años de vida, no hubiera sacado 100 minutos para ver esta obra maestra. Vista está, y todo lo que había oído-leído de ella, me parece que está justificado.
La premisa es de sobra conocida, dos hombres se conocen en un tren y una extraña conversación les lleva a fantasear con la muerte de dos personas que les hacen la vida imposible e imaginan que la forma perfecta de que no sean descubiertos como culpables es intercambiar esas muertes. Hipótesis macabra que uno toma a broma pero que, por desgracia para él, el otro no... dando lugar así a un juego de asesinatos, extorsión, culpa y suspense.
La tensión se masca desde el principio con una escena en el tren memorable. El acoso de Bruno posterior es brutal... y un guión muy cuidado que no ha dado descanso deja en su recta final todo el peso a un par de escenas entrelazadas brutales con algo tan simple como la caída de un objeto a las alcantarillas y un partido de tenis narrado con tal maestría que no queda otra que quitarse el sombrero ante Hitchcock o quienquiera que lo rodara-montara. 
El único pero que le veo a la película es la escena final con la noria... surreal.

La ventana indiscreta

Una de esas películas que uno se cansa de ver. Uno la conoce y comienza a verla con algo de desgana, pero la película te mete, vaya si te mete en ella. Es de esas películas en la que la misoginia y el humor irónico británico brillan de sobremanera con esa historia inicialmente fantaseada que poco a poco va convirtiéndose en una terrible realidad.
De Jimmy Stewart poco voy a descubrir yo ahora, Grace Kelly sale preciosa, y el resto del casting esta perfecto con una divertidísima Thelma Ritter. De montaje y dirección poco puedo decir, evidentemente hay una trama principal, pero al mismo tiempo que esta se desarrolla coexisten varios cortometrajes mudos que denotan que Hitchcock no empezó a hacer cine con el Technicolor. Cortos además narrados desde planos fijos, dejando al espectador unicamente ver algo de la acción, pero haciendo que tenga que imaginar el resto... como hacen los propios protagonistas.
No diría que es una película voyeurista, diría más bien que es una inteligentísima obra en la que el espectador se convierte en protagonista y narrador mismo de ella desde la perspectiva de ese hombre postrado en una silla de ruedas que poco más puede hacer que mirar.

Crimen perfecto

Conocía poco de esta película y si no se ha convertido en mi favorita de Hitchcock es unicamente porque no se muy bien contra quién tendría que pelear ese puesto. No obstante también hay que decir que es probablemente la menos "de director" de las cuatro películas que ahora reseño, la película es claramente una adaptación de una obra de teatro. Es Frederick Knott, autor de la obra original y guionista de la película, el principal artífice de esta -muy británica- maravilla.
Sin salir de un único escenario vemos como un Ray Milland en estado de gracia maquina de varias formas el asesinato o la desgracia de su mujer. Lo grande de esta película es como los escenarios cambian con bastante frecuencia y como el villano consigue adaptarse a todos ellos con una versatilidad genial. Es de agradecer también lo poco tramposa que es la película, pues tan pronto como el espectador piensa "ah, pero se han olvidado de esto"... la película se fija en ese "esto" y por A o por B queda descartado como una pista falsa haciendo que el espectador se sienta derrotado por el carismático y maquinador villano de esta película. Poco puedo decir de esta película que le haga justicia; Tony Wendice es uno de esos personajes por los que uno se aficiona al cine.

Con la muerte en los talones

Poseedora de uno de los planos más emblemáticos de la historia del cine, esta me parece una película bastante rara dentro de la filmografía de Hitchcock... director de personajes, planos secuencias, escenas tensas, misterios, suspense, thriller, habitaciones cerradas... y aquí le vemos en toda una superproducción de la época con inmensos exteriores y un constante ir y venir en lo que desde luego tuvo que ser una millonada en su época. Y mientras la mayoría de las películas de este director son "oscuras"... esta me parece una comedia casi alocada con un Cary Grant que siempre llena la pantalla corriendo de un lado para otro con su abogado y su madre para intentar averiguar quien demonios es George Kaplan.
Es un thriller político de espías y hay misterio e intriga, pero también hay humor a raudales, romance, una cantidad sorprendente de acción con persecuciones y peleas de todo tipo y algunos paisajes sencillamente magníficos. Esta película me parece la definición de cine comercial. Un ritmo endiablado, pero con un guión sólido y consistente. Disfrutable a muchísimos niveles.

12 comentarios:

Bassdrum D. Txema dijo...

Todas las peliculas aqui referenciadas son obras exquisitas. Alfred tenia un talento innato de valor incalculable. Todo un estudioso del cine. No es menos artista que un buen musico, pintor o escultor.

Extraños en un tren la descubri tan solo hace un par de años o menos una tarde nada mas comer y viendo La Sexta 3. Pelicula de culto.

El Tipo de la Brocha dijo...

De estas cuatro, y aunque no es fácil escoger ni hay que hacerlo, mis favoritas son La ventana indiscreta y Con la muerte en los talones. El tema principal de la segunda lo estoy escuchando ahora mismo.

Itahisa Franco García dijo...

Holaaa!
Hace poco me he empezado a ver las pelis de Hitchcock y entre mis favoritas esta la ventana indiscreta. Tengo apuntadas para ver Extraños en un tren
Muy interesante post

eter dijo...

Bassdrum D. Txema, yo no había visto todavía ni Extraños ni Crimen Perfecto. Maravillosas ambas.

El Tipo de la Brocha, es que es jodio escoger una de ambas. Extraños y Crimen son más convencionales (la segunda es claramente una obra de teatro), y Con la muerte es lo más mainstream que creo que se podía hacer en los 50. Creo que yo me quedaría con la Ventana, es una jodida maravilla desde el concepto mismo.

Itahisa Franco García, a mi de Hitchcock la única que me ha decepcionado ha sido "Vértigo"... y creo que porque la vi con demasiadas espectativas hace demasiados años... tengo que revisionarla algún año de estos

juan dijo...

Vertigo siempre me ha parecido su peor película, nunca he entendido como pueden ponerla como la mejor del maestro, por mucho que sea su película más personal.

Alfr.3D dijo...

Me falta por ver la de extraños en un tren. Tendre que ir apartando un tiempesito para verla

eter dijo...

juan, yo la tengo demasiado olvidada para poder valorarla con propiedad... solo recuerdo que era muy rara y que me decepcionó bastante.

Alfr.3D, apenas son 100 minutillos, una cosa buena de las películas de la época es que parece que tenían que justificar a la perfección cada minuto de su metraje.

Kururin dijo...

Sólo he visto La ventana indiscreta y Con la muerte en los talones. Hace mucho que no veo nada suyo, en parte desde que vi Vértigo y lo mucho que me decepcionó.

Hay una cosa que no has dicho en el primer párrafo, y es que entre su físico y el brutalísimo carisma que tenía, me atrevería a decir que es más famoso e icónico él mismo que su propio cine. De casi ningún otro director se puede decir eso.

eter dijo...

Puff, esa última afirmación es muy arriesgada, creo que él mismo es muy icónico.... pero tiene algunas películas muy conocidas no, lo siguiente. Con la muerte y La ventana son iconos de la historia del cine, pero es que Los Pajaros y, sobre todo, Psicosis con su mítica escena de la ducha son palabras muy grandes.

pd: curioso, pensaba que me iban a caer palos por criticar Vértigo y veo que es casi la norma XD

Gambit dijo...

De lo que vi de Hitchcock Vértigo me pareció lo más ambicioso, me parece que tira para el lado de Bergman. Es un cine difícil, pero aunque espesa, me resulta monumental (la hipnósis, y la neurósis de un Stewart inigualable). Contradictoriamente, no la vería de nuevo o al menos esperaría unos lustros.

Con la muerte a los talones, comparto Eter, me resulta interesante los primeros veinte minutos con un guión -casanova- en estado de gracia.

La ventana indiscreta es todo lo que uno espera y desea cuando se sienta en una butaca; fenomenal, mezcla de oringinalidad e ingenio.

Me apunto las otras (te recomiendo "La soga" teniendo en cuenta, en lo que une al cuello por el norte, Crimen y Castigo).

Øvn¥ dijo...

Y yo que pensaba si ver o no algo de Hitchcock...
Me anoto a Desconocidos en un Tren y La Ventana Indiscreta para verlos con los episodios que me faltan de La Dimensión Desconocida.

eter dijo...

Gambit, Vertigo creo que es una de esas películas que gana con los revisionados y con la madurez del espectador... pero a mi no me gusto demasiado la primera vez que la vi y ahí se va a quedar de momento.
La Soga es un prodigio, pero -siendo similar- me parece inferior a Extraños en un tren y a Crimen perfecto.

Øvn¥, hay directores de cine clásico cuyo estilo no es ha envejecido demasiado bien... pero con Hitchcock no fallaras, el tio hacía buen cine... pero sobre todo hacía películas entretenidas.