miércoles, junio 20, 2018

LA ENTRADA DE GHOST IN THE SHELL

No tenía especial interés por ver la película de "Ghost in the shell" porque presuponía que sería un error... como unos pocos párrafos después comentaré, pero la promoción de la película resucitó en mi el gusanillo de una saga a la que siempre le había tenido ganas pero en la que nunca me había adentrado demasiado más allá de aquella memorable película de los 90 (ver reseña)... algo que en estos últimos meses me he propuesto solucionar.

Ghost in the shell

He aquí uno de esos casos en los que las adaptaciones han superado la obra original. Objetivamente el manga original no es malo, pero tampoco es una obra excepcionalmente buena, y creo que se puede decir que el futuro que Shirow vio generó un universo más rico que el que el autor fue capaz de plasmar en sus viñetas.
El manga no es malo, pero es extraño, muy hijo de esos tardíos ochenta en los que fue dibujado. El dibujo, por ejemplo, es muy espectacular, muy bonito, plagado de tropocientos detalles en sus fondos, y con el innegable encanto de lo que sabemos que esta dibujado a mano... pero la maquetacion es muy normal, los encuadres y la distribución de las viñetas son muy clásicos en sus composiciones, pero esto hace que el drama no sea especialmente efectivo y que la acción no sea tan espectacular como uno podría llegar a pensar que habría de ser (de hecho el dinamismo brilla por su ausencia). En ocasiones es fácil perderse en sus viñetas.
Una composición tan normal no favorece una trama densa con multitud de personajes y referencias a políticos u organizaciones (que además en ocasiones se explican mediante multitud de anotaciones a pie de página que repercuten negativamente en el ritmo). La densidad de la historia, que intercala capítulos de misiones independientes con otros relacionados con la trama del Titiritero (supongo que por el carácter periódico de la publicación inicialmente) tampoco se favorece de un humor muy japonés, donde los personajes de vez en cuando hacen auténticas tonterías o se muestran amorales al tiempo que el dibujo pasa a ser mucho más relajado o deformado. Para rematar este batiburillo visual, de vez en cuando Shirow decide usar grandes viñetas en páginas a color... para meternos fanservice completamente ajeno al desarrollo de la historia.

Ghost in the shell 2: Manmachine interface

No sé ni que he leído. Un puñado de Motokos raras por ahí flotando. Mucho dibujo por ordenador. Simbolismo por aquí y por allá y mucho texto que no decía nada. He perdido horas de mi vida con este manga. No sabía lo que leía, no sabía ni cual era la trama... pero tampoco me importaba.

Ghost in the shell 2: inocence

El ver esta película, la que teóricamente es la verdadera secuela de la mítica película, era una asignatura que tenía pendiente desde hacía mucho tiempo. Había escuchado mucho de ella y eso me daba miedo... y una vez vista tengo que decir que todo lo que más o menos se dice sobre la película me parece cierto: lo bueno y lo malo.
Esta película tiene un problema principalmente, y ese es que no es lo que uno quiere ver. No es -ni mucho menos- una mala película, pero uno quiere ver una película de cyberpunk con mucha acción, y aquí tenemos una película de puro y genuíno cine negro. Y es una buena película, con Batou investigando todo el rato, con sus conspiraciones y con sus reflexiones sobre los fantasmas y la identidad. Es una película que continua algunos de los temas expuestos en la película anterior y avanza en direcciones interesantes, haciendo que nos planteemos preguntas. Es una buena película de ciencia-ficción. El problema es que es lenta, pausada o si se quiere decir, sencillamente aburrida. Uno quiere ver a Motoko pegando tiros y fundiéndose con el escenario... y aquí no tenemos eso. Es una película que tiene el problema de ser una secuela de una obra de culto y querer tener su propia identidad.
El ritmo es algo mejorable, las pausas más que hacer que se asienten los conceptos narrativos sencillamente retrasan el avance de la historia. La historia es muy compleja y la película regala poco al espectador, siendo bastante exigente con este y su atención.
Técnicamente es una salvajada, brillando especialmente en los escenarios y en un ordenador mucho mejor integrado que en la película original, aunque ni mucho menos resulta tan espectacular como aquella película debido a su menor carga de acción.
No es una mala película, pero tampoco me parece una película especialmente destacable o recomendable. Su carga argumental no es especialmente brillante, y como entretenimiento está muy por detrás de su predecesora.

Ghost in the shell: stand alone complex

Cuando emitieron esta serie en España no terminó de convencerme y no pasé de los primeros episodios (las intempestivas y variadas horas de emisión tampoco ayudaban); ahora al retomarla me he encontrado con una pequeña maravilla.
Diría que las semejanzas de esta serie con la película original son pocas, o al menos no tantas como uno podría esperar inicialmente. Son productos muy distintos, y sin embargo -una vez superado ese choque inicial- uno encuentra una serie que es un muy digno complemento de la película. La serie no tiene un carácter tan marcadamente filosófico como la película de Oshii o el manga original. El cyberpunk y las reflexiones sobre la humanidad están ahí y se puede profundizar en ellas muchísimo, pero más allá de algún momento puntual la serie no se centra en ello. La serie presenta un mundo, un mundo extremadamente complejo y lleno de posibilidades, un mundo que aún se lame las heridas de una terrible guerra y que ha abrazado una realidad ya completamente digital, y sobre ese mundo nos plantea diversas cuestiones típicas del género y deja en manos del espectador el hacerse preguntas sobre la tecnología, la sociedad y la humanidad. 
Es esta una serie de detectives o policías, con algo de filosofía y acción, como también tiene sociología y política, pero principalmente una serie de agentes que velan por el bien común en una sociedad donde el concepto de humanidad e individuo es ya bastante raro. Y como policíaca, la serie es sorprendentemente buena y adictiva, y lo es por el simple carisma y profesionalidad de la Sección 9. En verdad acción hay poca, pero no importa, los triunfos de Motoko y sus compañeros se deben a la inteligencia, al saber como prever las catástrofes... los cuatro tiros que hay al final no dejan de ser un simple formalismo. Y es una gozada ver lo extremadamente serios y competentes que son todos ellos, como todos confían ciegamente en las habilidades de sus compañeros o como todos son capaces de llegar prácticamente a las mismas conclusiones conforme adquieren información. La serie tiene margen para la comedia (de hecho tiene una cantidad sorprendente de comedia para los que veníamos de la película), pero los personajes bromean entre ellos con un humor hosco y negro, como compañeros de trabajo y batallas curtidos en mil batallas, un humor de camaradería absolutamente recomendable. Únicamente los tachikomas me parecen una concesión fácil a la risa y la pasión de los japoneses por estas chorradillas de humor chorra y kawaii... pero incluso estos tanques araña que al principio me parecían fuera de lugar son finalmente usados para plantear escenarios muy interesantes.
Técnicamente es un anime de hace unos quince años. Un anime de Production IG y con unos valores de producción bastante altos, con lo que visualmente ha soportado bastante bien el tiempo más allá de un opening en el que -al margen su magnífico tema- usaron esa animación 3D que tan de moda estaba en los animes de principios del milenio y que tan mal ha envejecido. Dejando a un lado el opening, el uso del ordenador no canta demasiado en el resto de la serie más allá de algún momento de animación de robots o de la red (pero en estos casos incluso argumentalmente podemos decir que es justificable). Se trata de una serie de 26 episodios y hay algún que otro altibajo, pero en líneas generales el nivel visual de la serie es bastante alto, y uno también se acostumbra pronto a los diseños de los personajes (Motoko esta algo cambiada, pero su rediseño es excelente y el personaje tiene tanta fuerza que uno se acostumbra a ella pronto... el que siempre vaya enseñando carne es algo extraño y una concesión al fanservice algo cutre, pero el lenguaje corporal de la protagonista es tan potente y su utilización de la propia sensualidad tan natural que no llega a convertirse en un problema).
La estructura de la serie es la de un procedimental y, si bien hay a lo largo de  toda la temporada tenemos el hilo de "el hombre que rie", en verdad son pocos los episodios de la trama principal y uno puede ver perfectamente cualquiera de sus muchos episodios autoconclusivos. Episodios que tienen unos guiones bastante sólidos y que normalmente tienen un buen ritmo. Es una serie donde hay sorprendentemente poca acción, y que exige bastante al espectador pues casos y misiones están repletas de información que se expone con una velocidad y una naturalidad que no da concesión alguna, sin embargo uno nunca se pierde y el montaje es bastante acertado en este sentido, consiguiendo que sea una serie emocionante e intrigante. Creo que, únicamente, en su recta final, cuando la serie intenta saltar un poco hacia el espectáculo en su clímax, traiciona su espíritu y consigue unos episodios menos satisfactorios al moverse en aguas que no son las suyas.

Ghost in the shell: stand alone complex 2nd GIG

Esta segunda temporada me parece algo más floja que la primera. Los diseños y la animación son mejores, aunque también más irregulares, y se nota claramente cuando se comparan los episodios más importantes con otros. Sin embargo lo más importante de esta segunda temporada es su evidente cambio de tono y narrativa, dejando a un lado las tramas episódicas y centrándose casi por completo en una única trama principal, y esta es para mi la mayor pega de la serie.
La trama no está mal y es un buen ejemplo de un cyberpunk que se potencia aún más con representaciones gráficas de los hackeos y las incursiones en la red (en esta temporada se ve mucha influencia de Manmachine Interface en la representación del mundo virtual). Sin embargo, si la primera temporada nos presentaba un mundo, en esta continuación vemos como estalla el gran conflicto de la post-guerra y los refugiados que anteriormente sólo habíamos atisbado. 
El conflicto de los refugiados, aunque peca un poco de exceso de simbolismo y de ser demasiado reflexivo no esta mal (y estas dos características, no nos engañemos, son señas de identidad de la franquicia). En esta temporada tenemos mucha política, tenemos mucha sociología y psicología de masas, tenemos tramas económicas y guerras diplomáticas. Tenemos muchas conspiraciones y tenemos mucho drama de una sociedad futurista que se ve que avanza a muchas y muy diversas velocidades. Todo eso está muy bien. La trama de la serie es sólida y los giros de guión funcionan (salvo hacia al final, donde nuevamente la franquicia intenta conseguir un final de temporada, en mi opinión, demasiado rimbombante).
Sin embargo me gustaba más el tono de la primera temporada, donde todo se centraba en describir las posibilidades de un mundo cibernético y donde había más margen para una comedia que ahora prácticamente ha desaparecido. Curiosamente, si bien en la anterior temporada la serie se centraba en el cuarteto más importante de los protagonistas (Kusanagi, Batou, Togusa y Aramaki), ahora la serie encuentra lugar para profundizar en el resto de miembros de la sección, siendo estos momentos muy buenos de la serie (el episodio del francotirador me parece de los mejores de la serie). Tenemos una nueva incursión en el pasado de Motoko, rodeándolo de un halo de incertidumbre que creo que sienta muy bien a un personaje que ya virtualmente ha dejado de ser humano.
La inclusión de una representación visual de la red le permite a la serie abordar una nueva dimensión de simbolismo, sin embargo no lo aprovecha demasiado a pesar de la promesa de ello que parecía su brillante -a la par que extraño- segundo episodio (una extraña mezcla de Matrix y Taxi Driver).
Es una buena serie, y quizás constituya la evolución natural de la franquicia, pero sencillamente prefería el tono más ligero de la primera temporada, donde las posibilidades de la ciencia-ficción y el cyberpunk estaban por delante de las tramas políticas.

Habría una película continuación de estas dos series: Solid State Society. Con menos de dos horas de duración se queda algo corta de minutaje. La animación mejora por simple cuestión de avances tecnológicos y de presupuesto, haciendo que la acción sea espectacular. La historia no es especialmente original en el sentido de que verdaderamente no sería muy distinta a un episodio de la primera temporada, y la falta de minutos hace que no lleguemos a verla como algo tan grande como las grandes tramas del Hombre Sonriente o los Once Individuales. El ritmo es correcto, y la película encuentra minutos para desarrollar a sus diversos personajes y mantener siempre cierto grado de tensión o de intriga, siendo un producto bastante recomendable.

Ghost in the shell ARISE

Esta sería la reinvención de la saga tras Stand Alone Complex. Cambian los diseños, cambia la historia, cambian los dobladores y cambia el tono de la historia. Esta saga debería funcionar a modo de precuela, pues está ambientada antes de los hechos de la película y narra como se va formando el grupo de la sección 9, sin embargo es... extraña.
La idea de la serie no es mala, pero si su ejecución. Para empezar la serie se estructura en torno a una serie (4) de mediometrajes de una hora que después fueron adaptados a serie de televisión dividiendo cada uno de ellos en 2 episodios y añadiendo otro arco de otro par de episodios a los que luego habría que sumar una pelicula. Las tramas son supuestamente independientes, aunque con algunos nexos. La idea es muy buena, y la serie además nos permite ver a todos los secundarios actuando con eficiencia y justificando su posición (a pesar de que las relaciones que vemos entre ellos son algo incongruentes y no da la sensación de que se forje una gran camaradería entre ellos), y lo vemos con una animación muy espectacular en la acción merced a ser todo casi CGI. Ahora bien, las tramas son extrañas, confusas, ya que supuestamente son muy complejas pero se resuelven en una hora, lo que se traduce en que o están mal narradas o son tramposas. La serie no tiene ese encanto a serie de detectives o grupos de élite de sus predecesoras, es más una serie de coincidencias algo rara... porque además la Motoko de esta serie es muy decepcionante, a su diseño juvenil se suma que no paran de hackearla, lo cual no deja de ser triste para un personaje que todos queremos amar como una jodida mala bestia que destroza a cualquier enemigo. Estos son defectos importantes, y a ellos se les suma que esa animación que usa tanto ordenador tiene como marco un futuro reimaginado... en el mundo de Ghost in the shell existe el sol, pero la estética a la que estamos acostumbrados es la deudora de Blade Runner, con mucha oscuridad y mucha saturación de personas, y el mundo de esta ARISE es muy luminoso, está hecha en un 201X demasiado cercano al 2030 e intenta reimaginar el universo de la franquicia metiendo menos cyborgs y confiriéndole un diseño parecido al de nuestra época.
Curiosamente, si la película con la que acaba Stand Alone Complex me parece inferior a la serie, la película con la que finaliza ARISE me parece lo mejor de toda esta "subfranquicia". La acción es más espectacular que nunca y funciona muy bien dandoles minutos a todos los personajes sin que Motoko parezca menos eficaz por ello, y la trama se desarrolla muy bien a lo largo de sus 100 minutos, con complejidad pero naturalidad. Así mismo, además de ser la parte más entretenida de esta renovación de la franquicia, es también la más consecuente con todo el universo previamente imaginado.  

Ghost in the shell: the movie - the adaptation - the new matrix - fake nude Scarlett Johansson version

Al final mi curiosidad pudo con mi sentido común y me atreví a ver esta película. Pensaba que iba a ser un horror, un pastiche de las escenas míticas de la película de Oshii con filosofía barata, un poco de cyberpunk facilmente digerible con alguna escena de acción con camuflaje termoóptico. Y más o menos es eso, solo que no esperaba que fuera a ser tan mala.
Dejando a un lado que no había visto "Stand alone complex 2" cuando ví esta película, el argumento me pareció una soberana chorrada. La sociedad superinformatizada en la que casi todo el mundo es cyborg desaparece en esta película para hacer a una Motoko que no tiene todavía tal nombre alguién especial y meter una trama de conspiración cutre. Particularmente una de las cosas que más me gusta de GITS es que toda la sección 9 es extremadamente profesional y eficiente, son todos muy buenos en sus respectivos campos y en alguno que otro más, y luego ya en su interior tienen sus dudas y demás... pero en esta película la protagonista exhibe continuamente sus dudas existenciales baratas sobre su identidad y lo que la hace humana, y si es algo más que una máquina de matar... todo muy genérico, todo muy intercambiable con cualquier otra producción de este estilo. 
A nivel de diseño de producción hay cosas muy trabajadas, el mundo futurista es interesante y a nivel de fotografía y efectos la película esta bien (a nivel musical es muy genérica y esta a años luz del magnífico score de la original). A nivel de actuación todo esta muy justito, pero es que sencillamente los actores no tienen un buen libreto al que agarrarse.
Para nada recomendable, la película no es otra cosa que una sucesión de tópicos cyberpunk paranoicos no demasiados complicados a los que cada quince minutos añaden una escena mítica de la película original plagiada hasta el último detalle.

10 comentarios:

Ashikabi dijo...

Te falto esa serie lésbica con la lolimaidomechaneko™.Pandora algo...
Okey,no,la historia esta muy alejada.Literalmente,está ubicada en una isla en medio de la nada.
Solo hay un par de referencias muy licuadas,como las nucas USB.
La cosa no es seria ahí.Excepto el villano,que parece estar en una serie diferente.

eter dijo...

Había también una de los Tachikomas, varias versiones de las películas... y también un Gits 1.5 de Shirow que si que se supone que es una continuación del manga original. Es una franquicia muy extraña en ese sentido, muy diversificada con productos y autores completamente distintos.

Jhon Kei dijo...

Yo con todo el ruido que hizo la peli de Johansson me anime a ver la original y es una puta maravilla.
El problema que tengo con esta franquicia es que siento que ya he visto "lo mejor" y me da demasiada pereza aventurarme con el resto de obras (y las declaraciones de "volverlo el Gundam de Production I.G" no ayudan).

Kururin dijo...

Nunca dejará de sorprenderme que tengan a Shirow en un olimpo de intocables cuando no es más que un ilustrador pornográfico con esporádicas incursiones en el mainstream. Es mediocre, innecesariamente denso y zafio al dar via libre a sus fantasías. Yo tampoco entendí Manmachine Interface, no estás solo. Salvo Dominion por el humor y ya.

No me gusta GITS, pero reconozco el mérito de extraer lo poco salvable y mirarlo desde un prisma nuevo y personal. Junto a Kimagure Orange Road no conozco otros casos donde la adaptación humille tanto al material original.

erGuiri dijo...

"Al final mi curiosidad pudo con mi sentido común" jajajajajajajaaja Cualquier adaptación live-action que no sea primero: una serie de TV, y segundo: hecha por Netflix o HBO es una mierda. Pelis de netflix: mierda, tiene que ser serie/gran producción. Ni Scarlet ni la Vikander lo salvan aunque sean muy muy buenas actrices.

A mi me gusta (o gustaba) GITS porque pensaba, y sigo pensando, que detalle un mundo futuro que probablemente se haga realidad. Como siempre, el SciFi adelanta mucho el calendario, pro si no nos hemos aniquilado los unos a los otros, creo que en menos de 1000 años toda la tecnología que vemos será posible. Con todas las consecuencias que se ven en las obras. Traspasarnos a "máquinas" y esas cosas. Aunque eso de que contengan tu "alma", lo dudo mucho, serán copias, robo-clones.

Digo que me "gustaba" porque ya no tengo paciencia para verlo. Creo que no terminé de ver Solid State Society y de Arise ni hablemos. O puede ser que simplemente me cansara. Con la primera peli y primera serie tuve suficiente.

GITS tuvo la suerte, y el mérito, de ser uno de los primeros anime (siempre hablo del anime, no del manga) de sci-fi en obtener la fama (junto a Akira) en los 90. Eran otros tiempos. Este tipo de cosas no era mainstream como lo es ahora.

Yo vi GITS, Akira y "El puño de la estrella del norte" en VHS!!! I'm oldschool jajajaja Creo que ni existía el DVD por entonces!!! Eran otros tiempos. Akira y GITS eran lo mejor de lo que llamábamos por entonces "dibujos manga" y una bocanada de aire fresco audiovisual. Me siento viejo.

eter dijo...

Jhon Kei, es que la película, con su potencia visual y musical es muy grande, y bueno, creo que además a todos nos afecta especialmente por lo mitificada que la tenemos y lo muy bien que ha envejecido. Después pasas a otras cosas de la franquicia... y da algo de bajón.

Kururin, tuvo la suerte de la adaptación de Oshii, como dices, como mangaka es muy mejorable... pero dio el pelotazo como pocos... y dibuja muy bien los culos XD.
Casi me dan ganas de ver Kimagure Orange Road... pero es que me tira mucho para atrás la premisa XD

erGuiri, puff, todo lo que es la clase media de cine ha muerto, y esta película se veía desde el principio que iba a ser un desastre... aunque bueno, peor será la de Akira, y yo todavía tengo pesadillas de vez en cuando cuando recuerdo hay una especie de live action de One Piece en proyecto.
Dicho lo cual en Japón están sacando adaptaciones más que decentes, al menos estéticamente... otra cosa es que la calidad de Takashi Miike como director sea algo discutible.
El mundo de GitS es muy sugerente, con todas esas megacorporaciones y esa humanidad tan diluida en un mundo que avanza a una velocidad tan disparatada grande.
La segunda serie para mi va un poquito a menos, pero tiene episodios muy interesantes... solo por el del pasado de Saito, con la Motoko y el Batou en el ejército vale bastante la pena, pero para mi es un poco inferior a la primera, que funciona muy bien como serie policiaca de superagentes molones. La película, por supuesto, juega en otra liga.
"El puño de la estrella" no, pero creo que esas colecciones de VHS -y luego DVDs- con Akira+Ninja Scroll en el volumen 1 y GitS en el 2 los pillamos casi todos los que suelen pasar por este blog XD.

Hugo Camilo dijo...

Yo solo he visto la peli de Scarlet.... Osea, la recomendación seria ver la pelicula original y luego "stand alone complex"?

eter dijo...

Lo fundamental, la película original, es una joya.

Luego, si te gusta, te diría que le dieras una oportunidad a Stand Alone Complex. El tono es muy distinto, pero se disfruta mucho.

j. dijo...

estoy leyendo todas las reseñas que hay entre los últimos caps de one piece: geniales!
full metal, brönte, prison, ghostintheshell! como dice en las francias: magnifíc!
harás alguna reseña del mundial de futbol? a muchos creo nos gustaría saber tu opinión..
saludos..

eter dijo...

uff... muy complicado que haga una entrada del mundial. Estoy muy desconectado del futbol desde hace unos años (el primer partido que vi del mundial fue el Francia-Argentina, y no creo que vea muchos más)