domingo, marzo 14, 2010

No titularé esta entrada "Se ha escrito un crimen"

Querría haber incluido algún relato de Mrs.Marple a esta reseña, pero finalmente creo que lo dejare para otra ocasion y entonces si podre titular una entrada con el título de aquella mítica serie con Angela Lansbury. En todo caso, a continuación, mi reseña de dos celebradas novelas de Hercule Poirot y la de la, quizás, más popular de las obras de Agatha Christie.

El misterio de la guía de ferrocarriles

Mucho más reconocible como "ABC murders", esta es sin duda la novela que más me ha gustado de todas -aunque sean pocas- las que he leído de Hercule Poirot. En este caso tenemos al peculiar detective belga enfrentándose a todo un asesino en serie. Así, tenemos varios crimenes que se van sucediendo sin que Poirot no puede hacer otra cosa que estudiarlos para aprender todo lo que pueda del asesino antes de que este vuelva a obrar.
Los crímenes me parecen muy inspirados, y todo lo que los envuelve no es tan rebuscado como es habitual en estas novelas. El como Christie desarrolla la narración a la par que los asesinatos, y el como maneja el gran número de personajes de la novela me parece ejemplar. Además el juego rebuscado que se establece entre Poirot y el asesino desafía aún más directamente a la inteligencia y la atención del espectador.
Lectura muy amena y disfrutable.

El asesinato de Roger Ackroyd

Seguramente la novela que menos me ha gustado de las que he leído de esta autora. La literatura de Christie es previsible en muchos aspectos, y los libros si bien son funcionales y entretienen, necesitan un plus que los ponga a otro nivel. Un plus que normalmente viene dado por el final de la novela. Y esta novela tiene un bue final, pero no me parece tan brillante como el de "Orient Express" o como el de "ABC" (que además tenía en su estructura y planteamiento la sugerente idea de enfrentar a Poirtot contra un asesino en serie)
Esta novela es, para mi gusto, demasiado tramposa. Hay demasiados sospechosos y se me hace excesivo que todos mientan de una forma tan metódica. Es una novela original en algunos aspectos, sin embargo no me parece que pueda considerarse tan genial como otras de la autora y es, por ello mismo, una novela donde la personalidad tan particular de Poirot se me hace excesivamente cargante.
Es entretenida, pero creo que ha sido un error por mi parte enmarcar su lectura con dos novelas similares pero muy superiores.

10 negritos

10 personas encerradas en una isla que van muriendo una a una sin razón aparente.
Es una novela complicada. Christie maneja diez personajes, colocándonos en la mente de cada uno de ellos pero siempre ocultandonos los detalles cruciales que podrían indicarnos si ellos son o no el lobo con piel de cordero. No la consideraría una novela de misterio, si no casi una novela psicologica, donde la autora británica lleva hasta el extremo a un grupo muy heterogeneo de personas y nos muestra como el miedo y los remordimientos los convierte casi en meros animales.
Es intenta. Los asesinatos de suceden con una velocidad pasmosa y cualquier hipótesis que el lector pueda plantearse es desbaratada por los hechos (aunque aquí hay que decir que, aunque verdaramente sea inevitable, Christie es algo tramposa en algunos puntos). Es una novela curiosa, no es el clásico juego policiaco-detectivesco, es más -a falta de una palabra mejor- científico-detectivesco, se nos presentan unos hechos y se postula finalmente una teoría sobre el asesino, una teoría que casi podría enunciarse para cada uno de los "negritos".
Muy adictiva, y sin el aliciente o lastre que Poirot puede suponer, es una novela terriblemente recomendable.

3 comentarios:

Anónimo dijo...

Ais... 10 Negritos.. que recuerdos...
Me la hicieron leer en el colegio y cabe decir que fue la única lectura que acabé antes de que la profesora nos lo obligara a leernoslo entero, eso para mí ya decía mucho. Con un ritmo tremendo y unos personajes tan variados como singulares.. Uno de mis libros favoritos. Sin duda para mí lo que le pasa al último negrito, me impacto muchísimo para la corta edad que tenía entonces... no lo entendía... En posteriores relecturas si bien no me ha sorprendido tanto y aún sabiendo quién era el lobo, lo he disfrutado casi o más que en la primera lectura.

Gambit dijo...

Diez Negritos es excelente. Coincido en que es "tramposa" por momentos Christie, pero tiene una buena excusa (o compensación) para serlo, y es el gran suspenso que maneja desde principio a fin. Es realmente admirable poder tener un ritmo tan vertiginoso (en cuánto a ritmo y expectativas) y una capacidad al mismo tiempo de mantenerlo a lo largo del relato.

eter dijo...

Anónimo, sin duda, un buen libro para incentivar a los jovenes a leer (mejor que "Diario de un poeta recien casado" u otras lindezas que tuve que leer en mis tiempos).
El final, eso sí, es estremecedor.

Gambit, el ritmo es brutal, efectivamente. Unas primeras 50 páginas para presentar personajes y después un negrito cayendo detrás de otro, y salvo los dos primeros al resto los conocemos casi a la perfección.
No soy admirador de las trampas en los libros, pero como dices, aquí Christie lo borda.