lunes, junio 28, 2010

La grandeza de los modestos

Working!

Poplar-chan tiene 17 años, es bajita, pechugona y condenadamente moe. Es el primer personaje de la serie en aparecer, y desde luego su diseño no era un presagio para este anime en los tiempos en los que nos encontramos. Pero pronto nos dimos cuenta de que su "moe" no era el reclamo habitual de una serie vacía, era un buen recurso de unos buenos guionistas; la serie no se apoyaba en él si no que lo usaba como elemento de parodia. Poplar es la primera en aparecer, pero luego llegan Takanashi y su pasión por todo lo "mono", Inami-chan y su agresiva androfobia, la manager Kyoko y su pasividad laboral, Yachiyo y su espada, el resignado y sufrido Satou, el maquiavélico Souma y finalmente la demencial Yamada. Todos ellos componen la peculidar fauna de un pequeño restaurante familiar.
Sin duda esta serie es uno de los sleepers del año en lo que a anime se refiere. "Working!" es una serie que llegó sin hacer ruído, alejada de la parafernalia de las series más grandes, privada también de la publicidad casi gratuita que consiguen todas las series extremadamente raras. Era una serie modesta. Y es una serie que ha conseguido hacerse un hueco en este competitivo mercado, que ha conseguido una notable popularidad y cuyos dvds han conseguido adelantar a la legión de series de echii desmesurado que pueblan el panorama de anime actual.
¿Cuales son los méritos de esta serie? Su guión. La serie nos narrá la vida en un pequeño restaurante en el que cada uno de sus trabajadores tiene una pequeña particularidad y donde todas ellas se unen para formar un hilarante conjunto. Si exceptuamos a Yamada -que entra en la segunda mitad de la serie-, ningún personaje es "excesivo", y es la unión de todos ellos la que conforma el gran personaje de la serie. Es un "slice of life" modesto, donde todo sucede con tranquilidad y naturalidad, pero donde las gotas se suman poco a poco y acaban derramando los vasos con escenas completamente surrealistas que no obstante parecen el desenlace lógico de los acontecimientos. No es una serie de grandes momentos, si no una que avanza poco a poco y donde los pequeños malentendidos y gags se van acumulando.
No tiene grandes virtudes a nivel visual y su estilo es muy clásico, pero es obvio que una serie de estas circunstancias no necesita grandes alardes y que la basta con no tener demasiados altibajos en la animación (y aquí la serie es impecable) y los recursos ya habítuales del género de la comedia. El casting de voces también es muy acertado y el score de la serie no destaca, no haciéndolo para bien pero tampoco para mal. A nivel de ritmo la serie tiene una buena planificación y consigue aprovechar bastante bien los 20 minutos de cada episodio como los 13 episodios del total de la temporada para desarrollar más o menos algo sus diversas tramas.
Serie que aparentemente no tiene nada y que encuentra en esta sencillez una de sus mejores virtudes. Una comedia ligera y sencilla, pero terriblemente simpática y divertida. Un anime muy disfrutable que recomiendo encarecidamente.

12 comentarios:

KillBoss dijo...

Fresca y entretenida, pese a un inicio que no acabo de convencerme, al final esta serie me ha hecho pasar unos buenos ratos, que a fin de cuentas, es lo que yo valoro de un anime.

En cuanto al ultimo episodio, me decepciono que el prota acabara travestido, pero estuvo bien.

eter dijo...

a mi es una serie que me cayó bien desde el principio, tenía algún que otro altibajo y había personajes mejores y peores... pero aproximadamente a mitad de la serie encontró un ritmo mucho mejor y las virtudes se potenciaron al mismo tiempo que los defectos se redujeron. Yamada fue un invento brutal, y el resto con Inami y Kotori-chan estaba casi resuelto por completo.

A mi el final también me ha parecido algo decepcionante. Habría preferido a Katanashi antes que a Kotori, habría sido "épico" al estilo de esta serie. Eso sí, el porque de que se tuvo que travestir en esta ocasión no tiene precio XD

Iris dijo...

Ví sólo el primer capítulo pero no me animó a seguir. Por lo que comentan quizá deba darle una nueva oportunidad. Saludos!

eter dijo...

Si no te gustó el primero... sinceramente no te recomendaría que siguieras. No es el mejor, no estan ni Yamada ni Inami, pero es un episodio bastante definitorio de lo que es la serie y si no te gusto no estoy seguro de que la serie te fuera a gustar después (aunque bueno, vistos unos episodios siempre se le coge simpatía a los personajes y esas cosas)

LAR dijo...

Pues...me parecia que iba a ser otra mas entre las miles de series vacias y llenas de moe, pero despues de esto tendre que darle una oportunidad. Espero que no me defraude

eter dijo...

No es una serie de moe. De hecho la chica "moe" fue muy dejada de lado en los últimos episodios (y es una pena, porque es un puntazo de personaje)

Raistlin dijo...

Pues me la apunto para echarle un vistazo, que vaya añito flojo que llevamos...

eter dijo...

Para mi gusto es, de lejos, de lo mejor del año.
No esperes grandes cosas, es sencillamente una comedia divertida que se ve muy agradablemente.

Torek dijo...

Me sorprende que no se mencionara el parecido de Satou con cierto cocinero de cierta serie que reseñan cada semana...

1. Son rubios
2. Loa dos fuman
3. Tienen el flequillo que les cubre el ojo izquierdo...
4. Son cocineros xD

eter dijo...

Las similitudes con Sanji son evidentes... pero vamos, creo que es algo anecdótico en el total del anime.

Lohirua dijo...

He estado viendo esta temporada mientras hacía tareas poco complejas, y ha sido muy agradable.

No te voy a mentir, no me gusta este género, y si tuviera que verla de una tirada y con plena atención quizás me aburriría. Pero me alegro de haberle dado al play mientras hacía ejercicio en la cinta de correr. Leí tu reseña, y me llamó la atención.

Ojalá en los canales apropiados de España le dieran oportunidades a series como esta, estoy seguro de que tendrían éxito. Es fácil relajarse con esto, olvidar los problemas, sonreir la enésima vez con la misma broma que llevan haciendo desde el capítulo 1... Aunque en realidad si tuviera que ponerle un pero, vendría por este lado, porque creo que a veces no vendría mal hacer bromas distintas a las de siempre.


Un saludo; buena reseña y buena serie. Ya te comentaré si veo la segunda temporada (menudo festín este verano con tus recomendaciones).

eter dijo...

Bueno, es una adaptación de tiras cómicas, no les puedes pedir mucha profundidad a personajes e historias más allá de un par de rasgos arquetípicos.
Pero... es una serie muy sencilla y amena, muy agradable de ver. La segunda temporada para mi gusto pierde un poco por la ausencia del factor sorpresa, pero sigue siendo también bastante recomendable.