martes, julio 13, 2010

Raro hasta para Shaft

Arakawa under the bridge

Soy un fan del trabajo de Shinbou Akiyuki y el resto de colgados de Shaft y su particular y necesaria forma de entender la animación, pero eso no quita que en ocasiones se pasen demasiado de rosca. "Arakawa" es, formamente, comedida para lo habitual en estudio, pero argumentalmente es una parida de dimensiones monstruosas.
La cosa va de un joven ejecutivo que tras ser rescatado de una situación peliaguda por una joven pasa a vivir con esta. La chica en cuestión se llama Nino y dice ser de Venus, pero quiere ser su amante y el chico acepta al estar en deuda con ella. La chica vive bajo un puente... junto a una extraña fauna de personajes que sacudiran los conceptos de lógica y normalidad que el protagonista tiene. Así tenemos a un rockero que lleva en una máscara de estrella, un tío que se dedica a seguir líneas blancas, un agente secreto reconvertido a monja y su antigua enemiga convertida en granjera, una niña con aspiraciones de jefa de yakuza, una verdulera con pasión por los colores, un par de niños con cabezas metálicas sacados de un laboratorio... y un tio disfrazado de kappa que es el inevitable alcalde de este variopinto grupo.
Sobra decir que no hay que tomarse en serio este anime. Es un mensaje sobre la tolerancia y la simplicidad de la vida, pero sobre todo un canto al absurdo paródico. La estructura de la serie es la de un 4-koma, un "slice of life" de la surreal vida de estos personajes. Aunque hay algo parecido a una estructura argumental esta es la parte más floja de la serie, los conflictos del prota con su pasado no son lo más acertado de la serie y cuando esta mejor se desenvuelve es cuando presenta como la particular comunidad de "seres" que viven bajo el puente tiene organizadas sus vidas y realiza sus tareas mas cotidianas. No obstante, es una serie bastante irregular, y hay personajes y gags que funcionan sencillamente mejor que otros. Sister, Stella y Maria, por ejemplo, me resultan mucho más divertidos que el Alcalde, Hoshi, la verdulera o la propia pareja protagonista. Es un anime muy exagerado, y su humor es tan absurdo y surreal que en ocasiones puede divertir y en otras no tener demasiada gracia.
Visualmente han optado por algo de simboismo y algún que otro alarde de animación, pero en líneas generales la serie no pretende sobresalir demasiado en este aspecto y no es ninguna maravilla.
¿Entretenida? Para mi gusto si... pero es que a mi me gusta bastante este tipo de humor absurdo (y aún así en ocasiones me supera). Un anime de esos que hay que ver sabiendo muy bien lo que se va a ver.

10 comentarios:

OtakuLogan dijo...

Siendo poco amigo del humor japonés (a saber porque probé con esta...) me ha parecido entretenida. Sin grandes momentos pero tampoco es de esas en la que te lo piensas antes de empezar el episodio.

knil dijo...

La verdad es que es entretenida, aunque en un principio, sobretodo en el primer capítulo, no sabía si me iba a gustar o no, pero me he reído bastante con ella, la verdad :D

eter dijo...

Es que es una serie bastante rara y su humor... es demasiado raro.
A mi me gustaba cuando se ponían Sister, Stella y Maria con sus paranoias de agentes secretos y mafiosos, y me gustaban también las cosas de los hermanos metálicos.

Pero al "secretario" del prota, por ejemplo, no podía verlo.

Pero la serie es entretenida, y yo al menos veré tambien esa segunda temporada que han anunciado.

belldandy18 dijo...

No me llama nada de nada lo bizarro de la historia. Pasando ^^U

eter dijo...

Yo no es un anime que recomiende precisamente por ello.
El argumento es una bizarrada... pero es que luego como se desarrolla es aún más surreal.

Cre que te tiene que gustar mucho este tipo de humor para que esta serie te enganche.

Raistlin dijo...

Empecé a verla, pero al cuarto episodio me cansé, no me acabó de hacer gracia, a pesar de algún que otro puntazo.

Es rara rara, aun para los que gustamos del humor absurdo xD

Vin dijo...

Más que sobre tolerancia, a mí siempre Arakawa me pareció más una comedia con un trasfondo relacionado al concepto del éxito y la riqueza.

Por un lado hay unos que tienen mucho y viven poco, y los colgados del puente son todo lo contrario.

De todos modos, el elenco de personajes es bastante colorido. Es una serie que sin desternillarme de la risa, me ha dejado conforme.

Me ha gustado tu blog, lo agrego a mi lector de feeds. You've got a new reader :3.

eter dijo...

Raistlin, mezcla muchos tipos de humor y hay personajes que hacen más o menos gracia.
También creo que es una serie tan absurda que, a los amantes del género, nos pone los dientes demasiado largos al principio.

Vin, en primer lugar, bienvenido, eres libre de comentar cualquier entrada y siempre agradeceremos tus comentarios y los detalles y matices que aportes a las agradables discusiones que aquí se montan de vez en cuando.
Tiendo demasiado a utilizar ver "cantos de tolerancia", y lo cierto es que en este anime, como comentas, se mostraría más una ensalzación de la simpleza de la vida y de las que son las verdaderas cosas importantes.

Heideo dijo...

Esta es una serie que me llamaba poderosamente la atención. Sí: yo de pequeño era de los que creían que Bobobo era gracioso. A los que no le guste ese tipo de humor, no les va a gustar la serie. Ellos se lo pierden. Me esperaba encontrarme otro Bobobo, y me he encontrado algo mucho mejor.

Tú has dicho que no hay que tomársela en serio, y yo te contesto que claro que no, porque es de humor. Pero no creo que la cosa deba quedarse en eso. Para mí esta serie tiene grandes valores, mostrados más efectivamente que en muchas series que hemos de "tomar en serio".

Detrás de lo obvio de que bajo el puente no existen convenciones sobre el dar y recibir, encontramos
el verdadero amor (Nino es preciosa), la amistad, que consiste en aprender a querer las particularidades de los demás, y una reflexión muy hardcore sobre el locus amoenus...

No sé. A mí me ha gustado más que a ti, me parece. No creo que deba dársele más importancia de la cuenta a los valores que he mencionado, pero es que eso precisamente es lo que hace que para mí no sea una secuencia de chistes absurdos (como lo era Bobobo): que tiene mucho conjunto y personalidad, lo cual es de celebrar en una serie absurda.

Pd: Ya te comentaré la segunda temporada. La veré seguro.

eter dijo...

A mi, como fan del absurdo, me gusta... pero creo que no termina de ser redonda, no termina de cuadrar bien los momentos de puro absurdo con otros en lso que se entrevee más claramente la historia o -más bien- las sensaciones que quieren retratar.