miércoles, junio 19, 2013

Adorado infierno para toda la eternidad

Fire Emblem: Awakening


Esperaba en su retorno mucho de la que se ha convertido una de mis franquicias favoritas de Nintendo. No me ha decepcionado. Tras un remake algo tristón de la primera entrega para DS, la saga del Emblema de fuego regresa con todo su grandilocuente esplendor de rol táctico en esta entrega para 3DS.
Este es el cuarto Fire Emblem que reseño en los más de seis años de vida del blog, y creo que en verdad es una saga -que aunque sea de culto- cuenta ya con el suficiente nombre en el mundillo como para que todo el mundo sepa a lo que se enfrenta. Rol táctico por turnos. Extremadamente simple en su premisa inicial, pero con infinitas posibilidades jugables. El juego, sobra decirlo, no es para todos los públicos, pertenece a un género duro como él solo... prima la pausa, el medir cada acción, el observar las estadísticas de tu personaje en relación a las del contrario y el ver como se quedará después tu personaje a merced del rival en el siguiente turno... pues esto es un Fire Emblem... y en un Fire Emblem si un personaje muere... MUERE (vale, se ha introducido una opción para permitir que las muertes no sean tan tajantes si el jugador así lo quiere... pero un seguidor de la franquicia jamás la debería tener siquiera en cuenta, antes la muerte, y nunca mejor dicho). Uno ha de recordar el triángulo básico de armas, ha de tener cuidado con llevar sus unidades voladoras cerca de arqueros, ha de cuidarse de los magos de largo alcance y proteger como oro en paño a sus curanderos y bailarinas... y para completar la diversión ha de intentar subir más o menos de nivel un grupo decente de unidades y no confiar las misiones a uno o dos monstruos (recuerdo a mi Titania de Radiant Dawn... una jinete sobre un pálido caballo... y el infierno la seguía*).


En este Fire Emblem no hay problema para "farmear"... el juego tiene una duración "normal"... pero enemigos aleatorios aparecen ocasionalmente en las pantallas que hemos dejado, y por spotpass recibiremos como 100 batallas más contra personajes clásicos de la serie (algunas de ellas fáciles, pero otras auténticamente infernales gracias al nivel y las habilidades de estos enemigos). Además, de estas batallas podemos conseguir a los grandes personajes de la serie con lo que podemos recuperar a Marth, Roy, Eirika , Lyn o Ike, con lo que los que casi 50 personajes iniciales se amplían en un centenar. Las posibilidades son inmensas... aunque también es justo decir que, si bien para batallas por spotpass o por el factor nostalgia no tendría problemas en volver a reunir a los mercenarios de Grael, creo que lo suyo es pasarse el juego con los personajes originales de este y disfrutar de sus paridas. 
La historia de este Fire Emblem no me ha parecido tan rematadamente épica como la de Radiant Dawn, pero sigue teniendo algún que otro momento realmente bueno (capítulo 8, memorable) y goza de una galería de personajes tremendamente simpáticos y adorables en la mejor tradición de la serie. Es imposible no encariñarse con Lissa o Lucina, así como no reirse con Vaike o Miriel... y cuando entra en escena la segunda generación con sus personalidades ridículamente estereotipadas del manganime es imposible no divertirse con ellos (epicas las conversaciones de Nah con Laurent, el "chuniunbismo" de Owain, lo tsundere de Severa o la doble personalidad de Noire). Tengo que decir aquí también que, cuando hace años leí que el personaje protagonista sería un avatar me llevé las manos a la cabeza... otro caso "Dragon Quest IX" pensé... pero afortunadamente no, el protagonista funciona de sobremanera y verdaderamente consigue que el juego sea más inmersivo con algún que otro buen recurso narrativo como una cámara en primera persona.


Con respecto a las entregas anteriores, además de la interminable sucesión de contenidos descargables (hay algunos DLC que expanden tangencialmente la historia que son de pago, pero todo el contenido por spottpass -enorme- es gratuito), la gran novedad sería la aparición de hijos y los sistemas de apoyo. Ha desaparecido alguna que otra opción, como el "empujar", pero ahora los lazos de nuestros personajes son más fuertes y al colocar dos en casillas adyacentes existe la posibilidad de que se ayuden defensiva u ofensivamente, además podemos agruparlos explicitamente en una misma casilla con lo que podemos utilizar una unidad débil que esté en las últimas para potenciar otra (y así de paso evitar que muera por un despiste de nuestra estrategia en el último turno). Además, cuando las relaciones entre dos personajes de distinto sexo tienen un punto extra de afinidad que básicamente es el matrimonio... y al conseguirlo aparece una pantalla extra en la que, con toda la gloriosa ligereza argumental de la Gran N, el churumbel de la pareja viajara desde el futuro para integrarse en nuestro grupo de héroes. Niños del futuro que son auténticas bestias pardas, pues heredan los atributos y las habilidades de los padres... siendo poco menos que parcas andantes.
Las habilidades extras son determinantes, algunas se limitan a mejor nuestras estadísticas o proporcionarnos la posibilidad de apoyar a nuestros compañeros, pero otras te permiten sobrevivir milagrosamente con 1 de vida a un ataque, ejecutar mortales contraataques o ataques de venganza, o ya en sus niveles más apocalipticos una buena elección de las cinco habilidades a nuestra disposición nos puede permitir atacar primero con un combo de varios ataques críticos que además nos hagan recuperar vida a nosotros. Cultivamos estas habilidades subiendo de nivel y en base a la clase de nuestros personajes... aunque aquí tengo que decir que hay mucha libertad para cambiar de una clase a otra y que eso en cierta manera permite dopar mucho nuestras unidades. Lo considero un punto en contra, pues un servidor siempre ha sido un gran defensor de las clases más cerradas.
No encuentro más defectos al juego, salvo una ligera monotonía de objetivos. Verdaderamente no cambiaría mucho la forma de jugar, pero me gustaría que hubiera alguna misión del tipo "defiende" o "aguanta X turnos"; todas las misiones se basan en atacar y conquistar... apenas hay un par de rescates.


Técnicamente, cumple de sobra. La surreal ausencia de pies de los diseños me parece más anecdótica que otra cosa, y los diseños 3d y los efectos cumplen. Hay una banda sonora decente con algún que otro corte precioso. Las escenas "anime" son escasas pero funcionan, e incluso el cambio de diseño de personajes de Yuusuke Kozaki (diseñadora de la franquicia No More Heroes o el anime Speed Grapher) creo que ha refrescado un poco la serie tras la sobriedad de Mamoru Oshii en el remake.
Particularmente esta saga es una de mis debilidades... no es que recomiende el juego, es que para mi hay pocos productos que puedan ser tan adictivos y divertidos como este... pero es cierto que es un género muy de nicho. Me parece un videojuego maravilloso, pero no deja de ser rol táctico, con todo lo bueno y lo malo de ello.

Ahora, a esperar que la luna llena alumbre esa inimaginable fusión que será la próxima entrega de la franquicia:

¡Quiero ver una Titania vs Titania!

* un grimapunto para el que coja la referencia

9 comentarios:

Battosai dijo...

Yo lo estoy jugando ahora y me encanta ^^

Por cierto, ya he terminado mi periplo por Theatrhythm: Final Fantasy tras más de 260 horas jugadas en 292 días consecutivos. Juegazo.

Bassdrum D. Txema dijo...

Me encantan los juegos de nicho porque son diferentes a lo común y me entusiasma el rol táctico. Yo también soy de los "raritos" como tú que disfrutamos con estas cosas y no estamos todo el día dando patadas en un FIFA o tiros en un Call of Duty.

Estupenda reseña para un título que lo merece.

Este juego -además de ser de un género ideal para jugar en una portátil- no está sujeto al paso del tiempo, ¡¡no envejecen!! y quedan muy bien en una estantería después de jugarlo porque esto da "curriculum".

eter dijo...

Battosai, me has hecho recordar la gran entrada que le dedicaste al FF... lo tenía casi olvidado... ahora, releyendo la entrada y viendo la burrada de horas que le has echado, otro juego más para mi lista de pendientes.

Bassdrum D. Txema, no es algo que haya conseguido transmitir durante la reseña... pero ciertamente "es un juego de portatil". Las batallas no son excesivamente largas, las de Wii recuerdo que podían durar horas (y creo que estos no son juegos para "guardar" y continuar otro día)

Dáin dijo...

Guardo el Path of Radiance como una de las mayores joyas que tengo de GameCube, y me planteé muy seriamente comprarme la Wii solo por la continuación de la historia. Es el tipo de juego clave para los amantes de la estrategia, y ya si consiguen juntarlo con una buena trama y personajes carismáticos crean verdaderas obras de arte. ¡A ver si consigo hacerme con otro!

eter dijo...

Uno de los motivos claves para comprar la Wii U es su consola virtual. NECESITO jugar al Path of Radiance XD

Xesu dijo...

Comprado hoy mismo. Nunca me han ido demasiado los tácticos pero creo que es un buen momento para resarcirme. Todo el mundo habla muy bien y desde luego la demo me ha gustado mucho.

Menudo estrés con 3DS, macho. Es un no parar xD

eter dijo...

A mi me ha encantado el juego a todos los niveles... pero también es cierto que soy muy fan de la franquicia.

pd: yo se la he devuelto hoy a mi hermano XD. Tiene un catalogazo, pero quiero acabar con algunas joyas de Wii y 3ds que aún tengo pendientes.

Miu dijo...

recomiendoas los delcs?

eter dijo...

No puedo opinar de primera mano, lo siento.

El juego ya era muy largo con todo lo descargable gratuito, e intento evitar todo lo que puedo el DLC. Contaba cosas del futuro alternativo y esas cosas, pero no recuerdo haber leído en foros críticas especialmente positivas hacia este contenido.