viernes, junio 28, 2013

Una MgCruzada picante, por favor

Hataraku maou-sama!

Maoyuu Maou Yuusha (ver reseña) fue una decepción. Era una serie con muchas posibilidades, pero se notaba tan recortada y falta de metraje que era imposible de disfrutar más allá de la antológica escena escena del patíbulo. Otra serie de demonios, con un punto de partida relativamente parecido, me daba miedo. Pero he me aquí que estoy reseñando esta Hataraku maou-sama y tengo que decir que me ha gustado bastante.
En la dimensión de Ente Isla, el rey demoníaco se enfrenta a la heroína de la luz en la batalla definitiva por el destino de ese mundo... pero el final del encuentro termina con ambos desterrados en el Japón actual sin apenas poder. El rey demonio, renombrado como Maou Sadao, y acompañado por el más fíel de sus generales, se verá obligado a trabajar como empleado de un MgRonalds. Mientras la heroína -Emilia, ahora Emi- hará lo propio en un centro de atención telefónica, aprovechando siempre cualquier opción para espiar a un rey demonio que esta convencida que intentará recuperar su poder para volver a Ente Isla o que tratará directamente de conquistar este mundo. 
La serie es principalmente una comedia de malentendidos y peleas entre estos dos personajes mientras Ashiya -el lugarteniente- trata de cuadrar las cuentas para llegar a fin de mes y la encantado Chi-chan intenta conquistar a un atolondrado protagonista. De vez en cuando saca sus ramalazos de épica, y desarrolla poco a poco una historia en la que la Iglesia y los poderes clásicos se perfilan como los verdaderos villanos mientras el rey demonio se dibuja como un rebelde con un concepto de justicia bastante decente.
Comedia de enredo motivada por el romance de Chi-chan o las conspiraciones de la Emi ante un pobre Maou bastante más avispado, pero también más centrado de lo que parece, son los ingredientes principales de esta serie. Tiene una buena factura técnica con unos diseños coloridos y una animación más que correcta (espectacular cuando decide mostrar batallas entre ángeles y demonios). El score es correcta, el trabajo de los seiyuus muy bueno, y para colmo la serie tiene un ending precioso a cargo de NANO.ripe. El ritmo de la serie es bastante bueno, más o menos consigue avanzar siempre la trama o la presentación de los personajes, y dosifica bien la comedia con la acción (unicamente podrína como pega alguna escena fácil de fanservice con Chi-chan).
No es uno de esos animes que inventen nada ni en historia ni en narrativa, pero es bastante simpático y divertido. Comedia ligera con un poso -sólo un poso- de seriedad. No es un anime rompedor, pero no por ello deja de ser una serie bastante recomendable.

4 comentarios:

OtakuLogan dijo...

Me encantó mucho su principio, digamos los 4 primeros episodios, pero luego ya pilla una rutina que no me emociona, nuevos enemigos de Ente Isla que no aportan mucho y que terminarán formando parte del grupo. Preferiría que hubieran dejado el otro mundo aparte y se centraran en los protas en Japón.

Usaré las palabras de Homer: "Ha estado bien. Aunque tampoco genial".

Magrat Ajostiernos dijo...

Creo que a mi no me gustó tanto como a ti... entretiene mucho, eso es cierto, y los momentos de comedia son brillantes! Las risas que me he echado...!

Pero también tiene algunos episodios totalmente de relleno y la parte dramática... puf! y claro, es que son solo 13 episodios!!

En fin, que me entretuvo pero tampoco me entusiasmó (quitando a Ashiya y Lucifer, claro jejejje)

:)

Haxer dijo...

A mi me resulto decepcionante claro que al principio genere enormes expectativas y se volvio mis favoritas, pero se estanco con unos detalles y ciertas cosas se me hicieron innecesarias sobretodo el personaje Chiho aargh! Pero lo que realmente necesitaba era mas de maou que buen protagonista si del principio se hubiese centrado en su nueva vida en japon y no meter tanto revoltijo como una historia que poco interesa y supuestas relaciones romanticas. Mi conclusion es que ha estaba bien, pero pudo ser mejor.

eter dijo...

OtakuLogan, creo que a todos nos gusta más la parte laboral... pero creo también que era una parte mucho más dificil de hacer avanzar y que podía haberse estancado demasiado rápido.
No son nada del otro mundo, pero creo que los enemigos sobrenaturales eran necesarios.

Magrat Ajostiernos, a mi Lucifer no me gusta demasiado... y se me hace extraño lo rápido que lo aceptan en el grupo siendo claramente un villano al principio XD

Haxer, a mi Chiho si me gusta, es un personaje sorprendente maduro y me divierte mucho toda su relación desesperadamente triste con el prota... eso si, me parece que se dejaron enchufado el compresor de aire un par de minutos de más cuando la diseñaron.