sábado, junio 29, 2013

Así habló Hachiman

Yahari ore no seishun love come wa machigatteiru

Bajo otro de esos kilométricos nombres que se han puesto de moda en las LN japonesas (y por extensión en el anime) se encuentra una serie que se puede encuadrar en ese género ya fuertemente establecido de los clubs extravagantes de instituto.
No obstante, esta serie no es una Haruhi o una Tomodachi... es una serie que, si bien está anclada a ciertos convencionalismos y es obvio que intentara sacar un happy-end, presenta un punto de partida mucho más amargo que el habitual en estas comedias de las que ya en su título se está burlando. Aquí no son los estudiantes los que forman un club para pasarlo bien o cumplir sus ridículos sueños, aquí son obligados por una profesora que quiere evitar que se automarginen de la sociedad mediante ayudas de voluntariado. Así tenemos a Hachiman -THE MAN- un antisocial cínico, y Yukinoshita, una princesa perfecta que no sabe mentir o fingir interés. Uno desde la posición más baja social, y la otra desde la más alta, rechazan formar parte de la alienada masa a la que consideran sus compañeros. El trio protagonista lo completa Yuigahama, una aparente chica normal cuya ingenuidad contrasta con la desconfianza de 8man y cuyo simple deseo de amistad es incomprensible para Yuki-pyon. En torno a ellos aparecen varios secundarios más o menos acertados que representan los tópicos del género pero que muestran más allá de su fachada que también son capaces de pensar (muy interesante aquí el personaje de Hayama, el clásico chico popular, que demuestra no obstante compartir o comprender muchos de los pensamientos de un protagonista que en círculos sociales es su completo opuesto).
Fanservice haberlo haylo, pero parece que el episodio de playa esta puesto casi más por compromiso que por otra cosa... y la chica más atractiva del instituto es un chico. Tenemos también un poco de comedia, pero no demasiado disparatada y diría que la mayoría de los gags vienen de como la profesora o la protagonista desprecian -sin maldad- al protagonista. Pero la serie sorprende por su carga dramática y su constante reflexión sobre la sociedad juvenil, las reglas de comportamiento y las clases y grupos que allí se forman (de hecho en algún momento la serie se pasa en este sentido, pues la saga del campamento con la niña me parece que se hace demasiado pesada).
La serie tiene un enfoque más triste, realista y psicológico. Naturalmente el título de la entraña es una coña y no estamos hablando de una serie cuyo guión firme Nietzsche, pero ciertamente dentro de lo que es el género esta es una serie que sorprende bastante porque, sin dejar de ser una comedia ligera y no apostar por el drama bestia, presenta una reflexión "poco feliz" de las relaciones humanas (en este sentido preferiría que no hubiera una segunda temporada, pues la cabra tira para el monte y es obvio donde acabará esta serie).




13 comentarios:

erGuiri dijo...

Me ha gustado. Espero más temporadas, pues la verdad es que me supo a poco!

eter dijo...

Yo no se si quiero más temporadas o no XD.

Me ha gustado, pero tengo la sensación de que si la continuan se centraran más en el triángulo amoroso y Hachiman comenzará a hacer amigos... y creo que la serie podría perder mucho de su encanto así.

OtakuLogan dijo...

Para mí ha sido una especie de versión barata de Hyouka, con el prota antisocial unido "a la fuerza" a un grupo con el que lidiará con los demás.

Y me ha gustado bastante, ha sido mi serie de la temporada. Creo que es la primera vez en el anime que me caen igual de bien la chica animada y la fría, y los flashbacks de Hachiman molan, xD. Y el prota tiene algo fuera de lo común, una hermana pequeña no odiosa...

Respecto a secuela, bueno, me gustaría ver algo más, pero si va a ser como Oreimo o Tomodachi, que parecen temporadas relleno para completar la anterior, mejor no (no meto a Haruhi, a pesar de todo a mí me gustó la segunda temporada).

Rubén dijo...

La verdad es que su primera mitad me encantó, pero desde que se van de excursión con los niños hasta que acaba... no me gustó tanto, el drama subió de nivel, ya no había comedia y aunque hubo diálogos buenos... no me entretenía como al principio.

Aún así, es una serie bastante decente y tiene algo de original.

Kururin dijo...

No hay huevos a pronunciar ese título del tirón sin trabarse.

nvsmp dijo...

Estos títulos de estas novelas... me los aprendo un año después de conocerlas! jaja.
La verdad hasta ahora no pasé de la mitad... que digo, de los primeros diez minutos del segundo capítulo, pero la pelinaranja y el trap me llaman poderosamente la atención, y si hay algo de comedia que compense, pues le daré una mirada.
Así habló Hachiman.

Krishna Avendaño dijo...

No habrá segunda temporada pronto. La publicación de la LN está apenas un volumen adelantado. Aunque habrá un par de OVAs. El capítulo 13, por ejemplo, es un original escrito por el mismo autor de las LN y que no estaba contemplado en principio.

Qué puedo decir, fue mi favorita de esta temporada. Podría decirse que es una suerte de deconstrucción del género de las comedias románticas de secundaria con un personaje tan memorable como 8man.

Yo no le veo parecido con Hyouka. Oreki no es antisocial, es un perezoso de cojones al que no le molesta la amistad. Hachiman es un apático de las relaciones humanas, un cínico que desprecia las convenciones, un adolescente dañado por su ineptitud social (ver los flashbacks), un crítico de la sociedad que tiene que soportar. Es, además, un héroe oscuro, como lo demostró en el capítulo 12: está dispuesto a ayudar aunque eso lo dañe y lo aparte más de la sociedad.

No me gusta adoptar el papel de snob en el anime, pero lo cierto es que Oregairu es una serie sofisticada, dentro de su simpleza, para entendidos, no para el espectador casual.

OtakuLogan dijo...

Bueno Krishna, no lo comentaba en plan copia, sino en que yo le veo el elemento común de que es una serie sobre un chico apartado, que rehuye del éxito que tanto buscan otros adolescentes a su edad, y que mediante su entrada a un club empieza a desarrollar más empatía, aunque tampoco llegan a evolucionar. Ahí acaba todo parecido, porque los casos de Hyouka y las demandas del club de voluntarios de Yahari poco tienen que ver y los demás personajes, más allá de que las dos chicas de ambas series tengan rasgos en común, no se parecen en nada, pero es la sensación que me dio al poco de empezar la serie.

eter dijo...

OtakuLogan, la hermana del prota es un soplo paródico de aire fresco en estos tiempos de imouto... por no hablar de como con su relación se burlan de todas las series siscom de la actualidad.

Rubén, la parte de los niños para mi gusto es excesiva... se pasan con las paranoias de la serie, pero luego la del festival si me gusta bastante... el discurso que Hachiman le suelta a la pelirroja es para enmarcarlo.

Kururin, ciertamente, no los hay XD

nvsmp, al final se quedan en diminutivos... como Yahari a secas.
El trap es un puntazo, quizás abusen algo de la coña... pero esta simpático.

Krishna Avendaño, a unas OVAs no les hare ascos... la anticipada cita con la pelirroja puede estar bien, y una visita a casa de Yukinoshita con la hermana incordiando tampoco estaría mal.
Desde luego no es una serie "normal", pero creo que también tiene el problema de no querer renunciar a estos descaradamente (la audiencia es la que paga al final)

Raistlin dijo...

A ver si la termino, voy por el 9. Hasta donde he visto, coincido bastante contigo. No es una gran serie que pasará al recuerdo colectivo, pero es bastante decente y tiene una mezcla de comedia y drama bastante bien nivelada, con unos personajes interesantes.

Entretiene, y es lo que le pedía a esta serie, así que para mi, está cumpliendo. Es como Tomodachi, pero en buena xD

eter dijo...

De hecho la saga final para mi gusto es la más inspirada.

pd: Tomodachi es una basura fanservicera, sí, pero lo que hace en la segunda temporada con Rika para mi gusto la redime de cualquier crimen XD

Anónimo dijo...

Pues no me ha gustado del todo si bien no es tan calcado a otros animes de comedias escolares teniendo un tono más "turbio" peca bastante de los problemas de estos, pero sin ningun giro ironico o algo que los haga distintos (algo que me parecio bastante traicionero) si bien watamote era "cruel" y dificil de ver al final de cuentas se sentia mucho más satisfactorio ya que se acerca más a la realidad y deconstruye varias series que dan una imagen tan falsa de los anti-sociales.

eter dijo...

Bueno, Watamote también tiene bastantes trampas y hay un momento en el que fuerza demasiado las cosas.

Esta es más ligera, y si, el tio va teniendo su harem, y en algún momento se hace excesiva en su discurso como en la saga de la niña pequeña. Pero en general es una serie más realista y menos féliz de lo habitual en el género, con comedia y todo eso, pero con un poso bastante interesante en el fondo.