miércoles, diciembre 18, 2013

Conociendo a Willikins

Snuff

Las sagas clásicas de MundoDisco están agotadas. Al final hasta Vimes, lo mejor de la serie, ha acabado cayendo víctima de la sobrexplotación.
Snuff, cuyo acertado título no he pillado hasta que lo he puesto en Google para buscar imágenes y he recordado la película "Tesis", es una novela extraña. El Pratchett de los años 2000-2010 sustituyo la saturación de novelas de los 90 por la elaboración de unas pocas más trabajadas, pero ahora, con 40 novelas a sus espaldas sencillamente se está quedando sin argumentos. Snuff está protagonizada por Vimes, y eso siempre esta bien... pero es que Sir Samuel Vimes nos ha acostumbrado a la excelencia y esta -después de "¡Voto a bríos!" (ver reseña)- me parece la peor o más desequilibrada novela de la saga de los Guardias.
En esta ocasión Pratchett da al Lord Comandante de la Guarcia de Ankh-Morpork unas merecidas vacaciones y lo lleva a esa campiña inglesa que hemos visto en muchas novelas de Sharpe o en grandes clásicos del cine como "El hombre tranquilo*" (ver reseña) o "Lesbian vampire killers" (ver reseña).
Esta novela tiene principalmente dos defectos. El primero y más grave es que está muy deficientemente estructurada. Tarda demasiado en arrancar, y en su recta final se alarga demasiado (además de meter una supuestamente superlativa escena de acción que a mi en lo particular me aburrió bastante). El segundo es ya más relativo y es concerniente a la trama, que he encontrado demasiado repetitiva en relación a otras obras del autor y carente de la chispa que tenía en ellas. El tema de los trasgos estaría bien... de no ser porque es muy parecido a los orcos que vimos en "El Atlético Invisible" (ver reseña). Luego tenemos un mensaje ya si más original sobre la lucha de clases, la impunidad de los nobles, el papel de las fuerzas de la ley y la obligada independencia y equidad de esta y, en última instancia, el deber de todas la personas para lo que sencillamente esta bien y mal. Aquí Pratchett si se maneja bastante bien, aunque salvo en grandes momentos a la novela parece que le falta un plus que si tienen otras grandes novelas de la saga.
La formación de los nuevos policias rurales esta bien, y Willikins se erige como uno de los personajes más carismáticos de la serie, pero en general a Pratchett se le va un poco de las manos el reparto con demasiados secundarios y un aprovechamiento bastante pobre de los clásicos hombres de la guardia. El contrabando y los paralelismos con Al Capone están bien en ese habitual crisol de referencias que consigue Pratchett, sin embargo la novela se nota demasiado simple, falta de más hilos argumentales que expriman mejor a Vimes y el resto de carismáticos guardias.


*Sí, John Ford y los irlandeses jamás me perdonarían esa generalización, pero no creo que este blog tenga mucha difusión por ámbitos anglosajones**.
** Además, por definición, cualquier entrada de MundoDisco debería llevar comentarios a píe de página***
*** Aunque lo de pie de página no tiene mucho sentido habida cuenta del formato de las entradas del blog, pero, en fin, ya sabéis... 

3 comentarios:

El Tipo de la Brocha dijo...

Pues oye, no recuerdo qué escribí yo sobre este libro, pero creo que tu opinión es la que tengo ahora que ha pasado un tiempo desde que lo leí.

Tengamos también presente la enfermedad del autor. Lo que hace tiene muchísimo valor.

eter dijo...

Sí, es de agradecer el esfuerzo del hombre por seguir sacando libros cuando obviamente no lo necesita y cuando además debe ser bastante duro para él cuando escriba y se quede en blanco o vea que ha perdido parte de la naturalidad con la que antes escribía.

Leticia Alcazar dijo...

Habrá que leerlo!!!